El Cártel del Noescafé. Autor: Iván Uranga

Para disfrutar de una buena taza de café,
no hace falta que terminen molidos los campesinos.

Iván Uranga

La empresa más grande del mundo de gestión de inversiones es BlackRock, su presidente es Larry Fink, quien también es el favorito de Joe Biden para ser el próximo Secretario del Tesoro Norteamericano. Entre las grandes inversiones de Black Rock está Nestlé. Recientemente Fink le hizo un llamado a Mark Schneider, director ejecutivo de Nestlé, para que se comporte de forma más ética en la elaboración de sus productos, en tanto que el consumidor es hoy más exigente y Nestlé es la empresa con más demandas en el mundo por esclavismo y malas prácticas. Cabe decir que el dinero que Larry Fink administra pertenece en su mayoría a la familia Rothschild y a George Soros quienes también son dueños de acciones de Bayer-Monsanto administradas por la misma BlackRock.

La definición de cártel dentro de la economía capitalista, es un pacto de no competencia entre las empresas para incrementar las ganancias de los implicados. Esto mismo es lo que están haciendo estas empresas en el mundo y en particular en México; dieciocho días tenía en el poder Andrés Manuel López Obrador cuando anunció la construcción en Veracruz de una planta para procesar 20 mil toneladas de café, que significaría 25% del total del café que maneja la criminal empresa, con lo que se convertirá en una de las procesadoras de café más grandes del mundo. Estamos tan acostumbrados al engaño publicitario, que este megaproyecto suena como un logro de inversión y empleos en México, aunque en la realidad signifique miseria y muerte.

El miserable café que usan para producir su principal producto “Nescafé”, es una variedad de la especie robusta, cuya plántula es proporcionado por su empresa Nature Source Improved Plants (NSIP), resultado de la fusión entre Nature Source Genetics y Agramad, ellos proveen los clones de la planta que usa para sus cafés solubles. Esta compañía es dirigida por el hijo del jefe de oficina de la Presidencia de México, Alfonso Romo, quien fue el que realizó el convenio original con la empresa en 2011. Romo no menciona en su declaración patrimonial ser dueño de esta empresa pero se ha jactado públicamente en varias ocasiones de ser el dueño y de haber mejorado genéticamente, la planta de café para incrementar en un 350% los rendimientos por hectárea. (1)

Lo que no dice el funcionario público y socio de Nestlé de su fabulosa especie transgénica es que en la tierra donde se siembra, la deforesta, la agota y extingue cualquier especie y vida de esa tierra. Y en este momento están ya cometiendo un ecocidio en por los menos 200 mil hectáreas ubicadas en los estados de Oaxaca, Chiapas y Veracruz sembrando esa variedad transgénica bajo un esquema criminal; Romo-funcionario-socio entrega las plantas transgénicas a los campesinos, que reciben 40 mil pesos por cultivar sólo esta especie y un apoyo mensual del programa federal Sembrando Vida, para que Nestlé les compre a 6 pesos cada kilogramo y lo procese en su megaplanta de Veracruz usando el agua, la riqueza y el esfuerzo de los veracruzanos para vender a lo que ellos llaman café a 400 pesos promedio el kilogramo en polvo. Y si te lo venden líquido sus socios en Starbucks, por cada kilogramo obtienen 3 mil pesos.

Nestlé es dueño de la empresa de alimentos transgénicos para bebés Gerber, es dueño de la empresa del peor alimento para mascotas Purina, de la empresa de vitaminas para los humanos Atrium, de la empresa de comida ultraprocesada Stouffer’s y su negocio que le deja más ganancia es el acuerdo firmado en 2018, en donde Nestlé acordó pagar a Starbucks Corp. (SBUX) casi $7.200 millones por los derechos de venta de café de la marca Starbucks en tiendas minoristas fuera de las ubicaciones de Starbucks. Con lo que tienen copado al consumidor por todos lados, con sus productos dañinos para la salud, productos que ahora podemos ver en los estantes de los grandes centros comerciales con por lo menos tres etiquetas negras que denuncian su peligro para el consumo humano, no sólo por la forma en la que los elaboran, ellos usan sólo semillas transgénicas y usan el glifosato de Monsanto en sus cultivos para “mejorar” su producción.

Monsanto tiene sus manos metidas dentro del mismo gabinete; durante los primeros meses del actual gobierno, en la Oficina de la Presidencia fungió como asesor para Romo el exempleado de Monsanto. José Manuel Madero Garza que se suma a su empleado incondicional Víctor Villalobos secretario de Agricultura que ha defendido el cancerígeno glifosato de Monsanto contra viento y marea, defensa que le costó el puesto al exsecretario de Medio Ambiente Víctor Manuel Toledo que antes de irse denunció a la mafia que opera dentro del gabinete para beneficio de los grandes intereses capitalistas contrarios a las necesidades reales del pueblo.

Es muy claro que en México las políticas agrícolas a cargo de Víctor Villalobos y de energía a cargo de Rocío Nahle, no van en el sentido que requiere la protección del planeta y la protección del medio ambiente. La actual secretaria de construcción de refinerías y oficialmente de Energía, Rocío Nahle, fue la responsable de poner y quitar candidatos en el estado de Veracruz durante la campaña política de 2018, ella respondiendo solo a sus intereses personales, fue la que asignó cada candidatura en el estado y es la jefa política de Veracruz actualmente, también es una de las funcionarias acusadas directamente por el Dr. Víctor Manuel Toledo de proteger los intereses neoliberales del Grupo México y Monsanto.

Nestlé en Veracruz

En 2014 Javier Duarte nombró al que se dice fue su joven amante Max Trejo, como representante honorario de Veracruz para Europa e Iberoamérica. Max Trejo o Juan Mactzil Trejo Cervantes como realmente se llama, es un joven oportunista sin escrúpulos, que igual se le puede ver con las juventudes  del PAN, o del PRI y ahora está muy cercano a Morena. A su corta edad tiene un largo historial de estafas y engaños, se autonombró presidente de una empresa fantasma que creó llamada Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ). Fuentes cercanas aseguran que fue quien le abrió Europa a Karime Macías y a Rosario Robles entre otros negros personajes. El acercamiento de Trejo al gobierno de  AMLO, se ejecutó de forma planeada; Andrés Manuel López Obrador durante su campaña aseguró que su gobierno se caracterizaría por el apoyo laboral a los jóvenes; posteriormente la OIJ de Trejo y Nestlé firmarían un acuerdo para emplear a aproximadamente 10 mil jóvenes; una vez ganadas las elecciones, Nestlé, Trejo Cervantes y AMLO tendrían una reunión para promover una planta cafetalera en el estado de Veracruz; inmediatamente después, Nestlé y el Gobierno de México, anuncian una millonaria inversión para “fortalecer el empleo juvenil”; finalmente, al proyecto se le acusaría de estar prepactado con un acuerdo legislativo para favorecer a la transnacional suiza. Se dice que Trejo es uno de los operadores de George Soros por lo que no es extraño que se le viera durante la primera caravana migrante del periodo de AMLO, ofreciendo empleo a los migrantes de pulsera blanca con Nestlé, pagando 5 mil pesos mensuales. En mi artículo “George Soros adopta a AMLO y a México” publicado en esas fechas, doy cuenta de otras relaciones de Soros con Obrador. Max Trejo es a quien se le puede ver abrazando a Romo en la reunión del 18 de diciembre de 2018, de AMLO con Nestlé en Palacio Nacional, para anunciar la megaplanta procesadora de café en Veracruz.

A partir de ese momento comenzó una ruta de terror para los productores de café en México que los ha llevado al total desplazamiento de las intenciones del gobierno de “apoyarlos” porque todos los recursos para este gremio llegan a Nestlé.

El capitalismo esta robustizando el café en el mundo

La especie robusta que se cultiva es un transgénico que incrementa la producción y daña más a la tierra, pero deja mejores ganancias vendiendo el peor café del mundo; desde que Nestlé emprendió su Plan Nescafé en 2010, la producción de café robusta en México creció casi 300 por ciento y pasó de 12 mil toneladas a 45 mil toneladas, pero llegará a las 200 mil toneladas en los próximos años. Existe un grupo de personas “particulares” que se acercan a los productores de café ofreciéndoles 40 mil pesos por hectárea para que produzcan sólo café robusta, el problema es que el único comprador de esa basura es Nestlé. Están destruyendo nuestro futuro por la fuerza del dinero, los entrenan para usar glifosato, diciéndoles que para limpiar su tierra en lugar de pagar 15 jornales, que equivalen a 2 mil pesos usen el herbicida que les cuesta sólo 500 pesos, envenenado el suelo y provocando cáncer al consumidor a decir de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Medio millón de metros cuadrados de Veracruz son usados para construir el monstruo de planta para procesar la basura de café transgénico; Nestlé argumenta que usa los mejores cafés del mundo y no miente, porque compra una pequeña cantidad de nuestros mejores cafés para dar un toque no mayor al 1% para caramelizar su “café” con procesos que le impregnan el olor del buen café en autoclaves a su basura de café con vaporizaciones que potencian y dan el sabor peculiar a su NOescafé.

El despistado –por decir lo menos–, gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, heredó los acuerdos de Javier Duarte, pero fue su gobierno el que promovió en el Congreso del Estado, modificar la ley para facilitar la operación de la criminal Nestlé. Hace unos días acudió a ver los avances de la construcción de la megaplanta de Nestlé y anunció feliz que en un plazo no mayor a 6 meses comenzará su producción, y anunciaron que en otra planta de Nestlé que tienen en Coatepec, invertirán para hacerla la mayor productora de su marca “La Lechera” en el mundo.

Ante la presión de los productores mexicanos de café arábigo de calidad, que son 92% de los productores, el gobierno optó por darles una bonificación de 5 mil pesos al año, dejándoles tres caminos: producir su café y buscar la comercialización por su cuenta, conformándose con la limosna gubernamental; ceder ante la presión de los promotores de Nestlé y aniquilar sus tierras y su salud produciendo el café transgénico con glifosato; o luchar.

Les invito a leer mis artículos anteriores sobre este tema que tenemos dos años advirtiendo del peligro que significa para México.

  1. Nestlé en México y el doble discurso de la cuarta transformación.
  2. Crece repudio contra la esclavista Nestlé en México.
  3. Violan México y Nestlé Declaración Universal de los Derechos Campesinos.
  4. ¿Quiénes ganan con las desgracias de la humanidad? Nestlé y Bayer-Monsanto compraron prisioneras a Hitler para experimentos y mano de obra.

Lo más triste es que nuestro excelente café criollo ya sólo se produce en pequeñas biorresistencias.

Mucho más allá del discurso “moral” insistente del presidente López Obrador, en el que se autonombra ecologista y preocupado por el bienestar de los mexicanos, en la práctica real de sus hechos sigue tomando decisiones que dañan a la tierra, al planeta, rompen el equilibrio ecológico y dañan la vida de los mexicanos de hoy, y de los que nacerán en una tierra envenenada por sus decisiones, que favorecen sólo a los grandes capitales de individuos que teniendo suficiente dinero para vivir un millón de vidas cómodamente, siguen acumulando poder y riquezas en el mundo gracias a mandatarios como el nuestro.

Se requiere una política de desarrollo social que habilite a la población para su autosustentabilidad, y al país de autosuficiencia, que rebase el horizonte neoliberal de las transferencias monetarias como paliativo a la pobreza, porque dar dinero a la larga crea miseria.

Larry Fink se ha convertido en el salvador económico de México y AMLO se refiere a él como su tocayo y amigo muy rico. Es muy intricada la forma en la que Soros se ha apoderado de la economía mexicana a través de BlackRock, Monsanto, Nestlé y los megaproyectos del Tren Maya y el Corredor Interoceánico para el traslado de sus mercancías por el mundo, entre muchas otras empresas y proyectos, y como la gran mayoría de los mexicanos están contentos con la forma de gobernar de AMLO, y si gobernara cualquier otro partido político sería peor, pues no hay mucho que hacer, así que estoy muy tentado a comenzar una novela sobre el tema, sólo como desahogo personal, ya que no puedo cambiar esta mierda en la realidad, por lo menos lo haré a través de la ficción.

La vida es una construcción consciente.

Deja un comentario