Fuga de Cerebros | Muerta la Iniciativa Mérida, inicia el Entendimiento Bicentenario

Foto: Twitter.

Por Vanessa Zamora, Fernanda Rayón, Sebastián Isla y Pavel Castillo[1]

El pasado 8 de octubre los gobiernos de México y Estados Unidos se reunieron en la primera edición del Diálogo de Alto Nivel de Seguridad (DANS), donde se tocaron temas cruciales para el porvenir de la Seguridad Nacional de ambos países. Después de catorce años, la Iniciativa Mérida llegó a su fin y se acordó la estrategia “Entendimiento Bicentenario sobre Seguridad, Salud Pública y Comunidades Seguras”. En pocas palabras, una nueva alianza para la cooperación bilateral en materia de seguridad, principalmente para combatir el crimen organizado y la reconfiguración que ha tenido en los últimos años.

La Iniciativa Mérida (2007) fue el programa de cooperación en materia de seguridad entre las administraciones de Felipe Calderón y George W. Bush para fortalecer las capacidades institucionales de México y Estados Unidos respectivamente, ante el crimen organizado[2]. El antecedente directo de este acuerdo fue el Plan Colombia entre EUA y Colombia que entró en vigor en 1999 bajo los mismos objetivos.

Así, la Iniciativa Mérida abordó temas de financiamiento, entrenamiento y administración para las agencias de seguridad mexicanas. También, para facilitar la compra masiva de equipo y armamento, incrementar la capacitación y colaboración técnica por parte de Estados Unidos. Sin embargo, la concepción inicial que tuvieron tanto México como Estados Unidos fue distinta.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

El gobierno mexicano sabía que no podía contrarrestar el problema de inseguridad que se estaba presentando en el país pues es un fenómeno que va más allá del combate frontal. No obstante, le interesó incrementar la colaboración bilateral e iniciar un proceso de asistencia “técnica y capacitación policial orientado a la parte operativa”[3]. Por el otro lado, Estados Unidos fijó claramente las métricas y objetivos de la guerra contra las drogas según su propia agenda de seguridad: destrucción de cultivos ilícitos, captura de líderes, reducción del tráfico desde la frontera y la vigilancia continua de la frontera sur. Todo, basado en la conocida “kingpin strategy”.

En diversas ocasiones, el gobierno estadounidense celebró los triunfos de la Iniciativa Mérida; sin embargo, ésta ha sido cuestionada tanto por sus métodos como sus resultados. México vivió una escalada de violencia que persiste hasta nuestros días y en Estados Unidos, tanto el consumo como las muertes por sobredosis, se incrementaron sin precedentes.

Según datos del Banco Mundial, en el año 2007 cuando se firmó la Iniciativa Mérida, México tenía una tasa de 8,1 homicidios por cada 100 mil habitantes. Once años después, ésta se triplicó. En el 2018, en México ocurrían 27,07 homicidios por cada 100 mil habitantes. Asimismo, los datos de los Centros de Control y la Prevención de Enfermedades de EUA, muestran que para el año 2015, es decir, ocho años después del inicio de la Iniciativa Mérida, se registraron 52,623 más muertes por sobredosis.[4]

La Iniciativa Mérida también tuvo fallas de implementación. En el informe de 2010 de la Oficina de Rendición de Cuentas de los EUA (U.S Government Accountability Office-GAO) se indicaron constantes retrasos en la entrega de equipo y capacitación. Los problemas señalados fueron el número insuficiente de personal para administrar el programa siendo sólo de 19 a 69 de 2008 a 2010. También, los cambios en el gobierno en México con reestructuraciones en los mandos medios o altos y rotaciones policiales constantes dificultaron la profesionalización de los cuerpos policiacos. [5]

Por último, La Iniciativa tampoco contó con maneras claras para juzgar el desempeño y su eficacia. Según la GAO, ni siquiera los documentos estratégicos del acuerdo se contaban con métricas para facilitar la rendición de cuentas y no incluían medidas de desempeño que indicaran el progreso obtenido para lograr los objetivos. Por ello, la Iniciativa Mérida no sólo es juzgada como un fracaso desde el lado mexicano, también, desde la perspectiva estadounidense.[6]

¿Una nueva estrategia? Entendimiento Bicentenario

Bajo este contexto, en el Diálogo de Alto Nivel de Seguridad (DANS) entre México y Estados Unidos ocurrido hace unos días, los funcionarios se concentraron en resolver la mayoría de estos problemas. De acuerdo con una declaración del senador Ricardo Monreal Ávila, el nuevo Entendimiento Bicentenario incrementará su visión en materia de seguridad para incluir en la agenda contra el combate al crimen organizado, el tráfico de armas, la salud pública y la migración entre otros temas. Ambos países parecen comprometidos a seguir un plan común definido en tres ejes: desmantelamiento de las redes criminales transnacionales; inversión en salud pública para combatir el consumo de drogas; y prevención de la delincuencia transfronteriza, disminuyendo la trata de personas y el tráfico de armas.[7]

Un punto que ha sido objeto de crítica respecto al nuevo Entendimiento Bicentenario, es cómo funcionará la operación del día a día y si su aplicación implicaría más intervención de las agencias estadounidenses en nuestro país. Tampoco queda claro aún el nivel en el diálogo interinstitucional: ¿Qué instituciones estarían consideradas para el cumplimiento de estas tareas? ¿Cómo será la repartición de labores entre ambos Estados?, ¿Cómo se aterrizan los objetivos a un nivel accionable a diferencia de la Iniciativa Mérida? Se espera que la mayoría de estas preguntas queden resueltas en las próximas semanas cuando se presente el plan formal en donde se especifique las acciones de ambos gobiernos para los próximos tres años.

Al parecer, este nuevo modelo trae consigo nuevos retos tanto para México como para Estados Unidos. El mayor, es que el Entendimiento Bicentenario realmente cumpla con su función de reducir la violencia, los homicidios, el tráfico de drogas, armas, la migración, entre otros problemas de Seguridad Nacional.

Por otro lado, este nuevo acuerdo es el primer paso para volver a poner sobre la mesa la cooperación bilateral de seguridad. Es una oportunidad de generar un nuevo diálogo después de los desacuerdos entre la DEA y el gobierno mexicano a partir de la detención del General Salvador Cienfuegos en Estados Unidos.

El Entendimiento Bicentenario buscará nivelar e igualar las prioridades de ambos países en materia de seguridad, por lo que será indispensable para ambos gobiernos brindar transparencia y certeza en diciembre, fecha estimada para que se den a conocer los planes de trabajo y propuesta del trabajo en conjunto, sobre la destinación de recursos económicos y las acciones que llevará a cabo cada nación.

Esperemos que al final, el Acuerdo Bicentenario no sólo se trate de un cambio de nombre de la ineficaz Iniciativa Mérida porque significaría mantener una lucha frontal que ha marcado con tragedia a generaciones en México: desde 2006, tenemos más de medio millón de homicidios y cerca de 97 mil personas desaparecidas. No debemos permitir que vuelva a ocurrir.


[1] Egresados de la Licenciatura en Inteligencia Estratégica de la Universidad Anáhuac. Contacto: Vanessa Zamora @zamora_gvan, Fernanda Rayón @fernanda_rayon, Sebastián Isla @sebastian_isla y Pavel Castillo @castillo_fpav.

[2] Alcocer, M. (2016). Profesionalización y capacitación de elementos de la policía federal en el marco de la iniciativa Mérida (2009-2012) en el contexto de la reforma policial en México.- estándares, mejores prácticas y rendición de cuentas en la democracia. [Tesis doctoral, Universidad Complutense de Madrid]. p. 233.

[3] Ibid, p.236.

[4]  Homicidios intencionales (por cada 100.000 habitantes) – Mexico | Data. (s. f.). Banco Mundial. Recuperado 17 de octubre de 2021, de https://datos.bancomundial.org/indicador/VC.IHR.PSRC.P5?locations=MX

[5]  Alcocer, M. (2016) op cit, p. 238.

[6]  Ibid, p. 239

[7]  Titular de SRE presenta ante senadores “Entendimiento Bicentenario” entre México y EUA. (2021, 12 de octubre). Canal del Congreso (website). Recuperado el 18 de octubre de 2021, de https://www.canaldelcongreso.gob.mx/noticias/14644/Titular_de_SRE_presenta_ante_senadores_Entendimiento_Bicentenario_entre_Mxic_y_EUA

AMLO y Diego Sinhue destacan avances en materia de seguridad en Guanajuato (nota de Quinto Poder)

El presidente Andrés Manuel López Obrador acudió a Irapuato, Guanajuato, donde autoridades federales y locales llevaron a cabo la reunión de seguridad. Tanto el presidente como el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo destacaron avances en materia de seguridad en el estado.  Quinto Poder. Durante la conferencia matutina de este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el […]

Comenta

Deja un comentario