Población con discapacidad enfrenta pobreza y dificultades para ejercer sus derechos sociales: CONEVAL

0
295
Imagen ilustrativa.

La población con alguna discapacidad presenta altos niveles de pobreza y mayores dificultades para ejercer plenamente sus derechos sociales en comparación con otros grupos de población, de acuerdo con los resultados de la medición multidimensional de la pobreza de 2018 realizada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), donde se muestra que el 48.6% de este grupo de población se encontraba en situación de pobreza y el 9.8% en pobreza extrema.

En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el CONEVAL comparte algunos datos sobre el ejercicio de los derechos sociales de este grupo de población. En la metodología multidimensional de la pobreza del Consejo, una persona con discapacidad es aquella que manifiesta tener alguna dificultad para desempeñar sus actividades cotidianas como caminar, moverse, subir o bajar, ver, hablar, oír, vestirse, bañarse o comer, poner atención o alguna limitación mental.

En 2018, el 46.9% de la población con discapacidad presentaba rezago educativo, mientras que en 2010 el 58.5% se encontraba en esa situación. La falta de adaptación de los servicios educativos, tanto en infraestructura como en materiales y personal capacitado, así como insuficientes apoyos para garantizar el acceso a la educación, han generado que parte de esta población no pueda disfrutar con equidad el derecho a la educación frente a las personas sin discapacidad, lo cual amplía las brechas de asistencia a la escuela conforme aumenta el nivel educativo, de acuerdo con el Estudio Diagnóstico del Derecho a la Educación 2018, elaborado por el CONEVAL.

Las personas que padecen alguna condición discapacitante presentan una mayor demanda de asistencia sanitaria y necesidades insatisfechas en este ámbito. Dependiendo del grupo y el contexto, pueden experimentar mayor vulnerabilidad a enfermedades prevenibles, según el Estudio Diagnóstico del Derecho a la Salud de 2018.

En la medición multidimensional de la pobreza de 2018, el 12.4% de las personas con discapacidad no tenían acceso a servicios de salud, mientras que en 2010 el porcentaje de población con esta carencia se ubicaba en 30.2%.

La carencia por acceso a la alimentación en la población con discapacidad pasó del 34.6% en 2010 a 27.8% en 2018, ubicándose como uno de los grupos de población con mayor prevalencia de esta carencia, solo por debajo de la población indígena.

Por otro lado, con base en la medición multidimensional de la pobreza, en 2010 el 49.5% de esta población reportó carencia por acceso a la seguridad social, registrándose una disminución en 2018 al pasar al 41.2%.

Respecto a la carencia de calidad y espacios de la vivienda, el 9.4% de la población con discapacidad presentaba esta carencia en 2018, mientras que en 2010 era de 12.5%. En lo que corresponde a acceso a los servicios básicos en la vivienda, el 22.8% de esta población tenía esta carencia en 2018, mientras que en 2010 fue de 25.1%.

Deja un comentario