“México va a toda velocidad a la pobreza”, afirma Enrique de la Madrid (entrevista de Rafael Ramírez en OEM-Informex)

De la Madrid es militante del Revolucionario Institucional desde los 18 años. Fotos: Roberto Hernández/OEM-Informex.

El hijo del expresidente Miguel de la Madrid Hurtado, afirmó en entrevista con El Sol de México que él puede ser el presidente que logre “salvar a México”.

Rafael Ramírez | OEM-Informex.

“¿Queremos un Gobierno que va a crear más pobres, más violencia? ¿Un sistema de salud más deteriorado y los mexicanos más enojados?”, cuestionó Enrique de la Madrid, quien aspira a ser el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de una coalición opositora para la elección de 2024.

El exsecretario de Turismo de la administración de Enrique Peña e hijo del expresidente Miguel de la Madrid Hurtado, afirmó en entrevista con OEM-Informex que él puede ser el presidente que logre “salvar a México” que va, dice, “a toda velocidad la pobreza; un país tremendamente violento y fuera de control, un país con un sistema de salud destrozado y un país polarizado”.

Reconoció que los gobiernos en los que ha participado han cometido errores, pero pide, haciendo una analogía con el futbol, que se tome en cuenta su desempeño en la cancha y no al equipo al que ha pertenecido desde los 18 años, cuando su padre fue candidato presidencial del PRI.

“Yo lo que pediría es que en mi caso me valoren eso a mí, no la pertenencia al equipo, porque todos formamos parte de un equipo. Y si nosotros en México seguimos con el mundo de las etiquetas, entonces no nos vemos ni nos pensamos, ni nos oímos. Es como si a mí me dijeran en el fútbol ‘oye, pues es que no, en el Toluca son todos terribles, no mira esos del Pachuca, no, no, no”, a ver, los jugadores, los individuos qué aportan, ¿qué es lo que ahí nos une?, ¡es el futbol!; lo que aquí nos debería de unir (en la política) es el amor a México”.

Resaltó que ser hijo de un expresidente y miembro de un gobierno polémico que le quedó a deber a los ciudadanos, no debe ser obstáculo para que se le impida ser candidato presidencial, sino por el contrario, sostiene que gracias a eso ha podido demostrar que es un funcionario que da resultados y qué ha podido conocer la diversidad del país. “Daré y doy como constancia los resultados y la honorabilidad con la que ello me conduce en cada una de las áreas y esa si no me la pueden cuestionar”.

El también exdiputado federal expresó que su deseo es ser candidato presidencial de la oposición para no polarizar más al país y para ello adelantó que va a tomar la iniciativa de unir a los partidos políticos (PAN, PRI y PRD) en un gobierno de coalición, aunque sus dirigencias no se pongan de acuerdo.

A pregunta expresa sobre si incluiría a la senadora Lilly Téllez en su gabinete, De la Madrid sólo dijo que en un gobierno de coalición debe incluir a personajes que “están en el juego”.

Enrique de la Madrid quiere ser Presidente. ¿Por qué?

Bueno por dos razones principales: una, porque sé en el país que podríamos llegar a ser. Yo estoy convencido desde hace muchos años, desde que escribí un libro que se llama México en la generación del desarrollo. Nunca tan cerca como hoy (2015), que yo veo que este país tiene condiciones para llegar a ser un país desarrollado en esta generación, o sea, en los próximos 20 años, ¡pero a partir de ya!, entonces, tengo muy claro el país que podemos llegar a ser y también en cómo lograrlo.

Y, la otra, tengo muy claro, también, en el país que podemos lograr y por el que vamos, incluso, irónicamente, con la aceptación hasta el día de hoy de la mayoría de los mexicanos ¿no? Haz de cuenta que vamos al abismo y la mayoría de los mexicanos son felices. Cómo si fueran al Nirvana, nada más que no saben que es al abismo.

Entonces por las dos razones, porque sé a dónde podemos ir para llegar a ser, pero para también evitar a toda costa el que vayamos a dar a lo que se ve que vamos, pero vamos muy rápido, ¿no? Un país cada vez más pobre. O sea, que nos alejamos del bienestar y vamos a toda velocidad la pobreza. Un país tremendamente violento y fuera de control y un país con un sistema de salud destrozado. Y un país polarizado. Entonces ese es el México que yo creo que no nos merecemos.

Pero es el México al que vamos a toda velocidad y además con muchos mexicanos, muy contentos de que vamos a ir a toda velocidad. Pero como yo no estoy de acuerdo, entonces por eso es que yo quiero intervenir para trabajar, para evitar el que no quiero y para trabajar para el que sí quiero para todos los mexicanos, porque este puede ser un mucho mejor país para todos los mexicanos.

Es evidente que tiene una militancia política importante, de cepa, y un origen familiar también relevante. ¿Pueden ser un plus o un contra en tu persona como aspirante a la Presidencia de la República?

Yo tengo una membresía con un partido político, que en mi caso fue natural desde que tenía 18 años. Porque, a mis 18 años, mi papá fue candidato a la Presidencia de la República por el PRI, entonces, prácticamente, pues nos suscribimos o nos suscribieron al PRI.

Es una cosa que yo viví desde el primer momento… Eso a mí me permitió desde muy joven, pues acompañar a mi papá en una campaña conociendo todo el país, desde muy joven escuchando los reclamos de los campesinos, de los obreros, de las clases populares, pero también escuchando al mundo de la cultura, viajando por el país prácticamente nueve meses, que era lo que duraba las campañas en ese entonces.

Después también yo fui diputado por el PRI, lo cual me dio una gran experiencia, porque ser legislador a mí me permitió darme cuenta que si te focalizas en los temas, puedes tener una muy buena relación con miembros de otros partidos políticos, que fue mi caso, yo desarrollé amistad con miembros en su momento del PAN y con miembros, sobre todo, en su momento también del PRD, porque, cuando te enfocas en servir a México, te quitas las camisetas.

Fui director de la Financiera Rural en un gobierno panista (de 2006 a 2010 con Felipe Calderón). No renuncié a mi militancia, pero trabajé en un Gobierno panista, lo cual también acredita que, cuando te enfocas en el país, lo que importan son los temas, no el color de tu camiseta. Y por último, trabajé como Secretario de Turismo en un gobierno priista.

A mí lo que me gusta es el servicio público y servir a mi país y al final del día, los que estamos en estas actividades, la mayoría de ellos, hemos pertenecido a un equipo, sí, pero lo que a mí me gusta es servir a mi país. Entonces, lo que debemos de enfocarnos, hoy en día, es en las personas, es como el fútbol: si a ti te gusta el fútbol, lo más probable es que tengas que pertenecer o seguir a un equipo. Pero lo que de repente, lo que nos une, a los de un equipo y, a veces, incluso, a los del equipo contrario, es el querer servir a México y ese soy yo.

Hablabas de incluir a ciertos personajes de la oposición a un gabinete, a la senadora Lilly Téllez ¿A quién más?

Bueno, es que lo que yo dije, porque la pregunta es… Porque eso es un gobierno de coalición. Un gobierno de coalición es que a alguien le tocará encabezar la Presidencia pero a otro partido, la Secretaría de Gobernación y quizá a otro Economía y quizá a otro Hacienda. Todo cuidando algo, que sí haya una visión consistente para que no sea, digamos, un tutifruti. ¿No? Tiene que ser una visión consistente.

Pero también seamos realistas… Pues también tienen que ser algunas de las personalidades que están en el juego, algunas, y otras tendrían que ser personas que no están en el juego pero, como te dije, que cómo son mexicanos y mexicanas honorables, capaces, con experiencia pues suman a aportar.

En un gabinete hay como 18 personas de secretarios, pero cargos públicos, que nombra un presidente de la República, son más de 1500. Entonces yo creo que es evidente que quienes aspiran a competir y no ganaran pues pueden formar parte del gabinete, de este gabinete.

Pero pues nombres van a ser los que estén en el momento en el juego y luego los mexicanos que tengamos que ir a buscar, porque habrá unos que les digamos vente, anímate, ´no, yo no quiero ser político, porque mira como los critican y mira como…´, sí, pero México te necesita, y no vas a ser político, vas a ser secretario de algo o director de algo, porque ahorita ¿sabes qué?, ahorita es cuando México te necesita, así va a ser.

Quedan muy lastimadas las figuras cuando sirven en la Función Pública, se les asocia con un gobierno que no cumplió las expectativas. ¿Tú, cómo consideras que estás después de haber sido miembro de un gabinete que no cumplió las expectativas en el sexenio pasado?

Tú te haces responsable de la función que te encargaron y pues en la que a mí me encargaron llevamos a México al sexto lugar del país más visto del mundo. Dejamos a un sector creciendo muy bien y una buena fuente puede ser que platiques con el sector a ver qué opinan de cómo fui.

Pero lo mismo pregunta de cuando estuve en Banco Nacional de Comercio Exterior, lo mismo pregunta cómo me ven en el sector agropecuario que participe en la Financiera Rural. Entonces otra vez: ¡Que a mí no me hagan responsable de lo que en su momento no dirigí yo! Pero si me quieren hacer responsable, entonces que me pongan para dirigir al país y de eso me hago responsable.

Hay quien desde dentro del PRI dicen que el candidato que reste votos a la izquierda y sume a la derecha puede ser el idóneo de la coalición opositora para ganar la presidencia, ¿tú puedes ser ese candidato?

A ver, yo no creo que al país le convenga polarizar entre personas. Creo que al país no le conviene que nos peleemos entre personas que nos denigremos, que nos ofendamos en eso. Yo no lo creo. Lo que sí creo es que vamos a acabar teniendo básicamente dos opciones políticas y en ese sentido, si vamos a estar polarizados, o sea, son dos polos.

En un polo va a ser el Gobierno actual que te va a seguir prometiendo el cielo, pero estaremos muy cerca del infierno, claro, si nos va a seguir diciendo por ahí del año seis que va a obtener un sistema de salud como el de Dinamarca y nos va a seguir diciendo que tiene una economía que va a crecer al seis por ciento, que nada más le faltó tiempo, que seis años fueron insuficientes.

Pero en realidad, de aquí a dos años, al final de este Gobierno, cuando estemos en las elecciones en el fondo, la propuesta de ellos es: más Estado, más empresas paraestatales, perdedoras de dinero, derrochadoras de dinero, la defensa a ultranza de obras faraónicas que no sirvieron de nada. Va a ser el desprecio a la iniciativa privada nacional y extranjera, o sea, un gobierno populista estatista en lo económico y en lo político, que es la parte más peligrosa, tenderemos un gobierno autoritario y alrededor de él, una sola figura.

Ese va a ser un polo y ahí va a haber un grupo de mexicanos que se van a formar porque confunden simpatía con conveniencia. Todavía hay mexicanos que se confunden entre me cae bien y me conviene.

Del otro lado, vamos a hacer una propuesta donde diremos que necesitamos volver a darle dinamismo a nuestra economía, porque sin una economía que crezca no hay empleo y sin empleo no hay bienestar para tu familia, para tus hijos, no hay opción.

Seremos un Gobierno que aliente la inversión privada nacional y extranjera, pero que le exija a cambio empleos mejor pagados, o sea, no será un Gobierno alfombrita de los empresarios, pero va a ser un Gobierno que trabaje con los empresarios en beneficio de los mexicanos, y ahí sí, podemos decirles qué necesitas, cómo te ayudo, cómo te incentivo, qué regulaciones absurdas quitamos, qué leyes no funcionan.

Porque el objetivo es darle empleo digno a los mexicanos y, en lo político, lograr una democracia que respete las libertades. Entonces sí, sí, nos vamos a polarizar. Pero de mi lado no va a haber ofensas a ninguna de las otras personas, como me dijo alguien, duro con las ideas, suave con las personas. Entonces sí, sí vamos a acabar con dos opciones, dos caminos muy diferentes.

Para finalizar, Enrique de la Madrid Cordero añadió que hubo insuficiencias en los gobiernos del PRI y en muchos casos abusos por algunos de sus miembros que lamentablemente mancharon al conjunto, pero también este Gobierno ha demostrado insuficiencias y aun así tienen al 55 por ciento de los mexicanos felices y aplaudiendo. “Entonces, un poquito más de consistencia, ¿no?”

“Si les molestaba la ineptitud del pasado, les tendría que molestar la ineptitud del presente. Si les molestaba la corrupción del pasado les tendría que molestar la corrupción del presente y si no, no son consistentes. Entonces, yo creo que lo que hay que hacer es enfocarnos en las personas, en si son personas que dan o no resultados, si son personas o no que han sido honorables y sobre todo, si se les nota que tienen cómo ayudarle a cada uno a vivir mejor. Porque la elección no es un concurso de simpatía. Lo que debería un mexicano decidir al final del día es ´con quién creo que me va a ir mejor a mí y a mi familia´”.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Primeros 25 autobuses eléctricos fabricados en China llegan a Ciudad de México para reforzar la movilidad (nota de Edna Alcántara en Xinhua)

Edna Alcántara | Xinhua. MÉXICO, 3 dic (Xinhua) — Veinticinco autobuses eléctricos fabricados en China llegaron este viernes por vía marítima a México para reforzar la movilidad de manera inteligente y sostenible en Ciudad de México, informaron las autoridades de la capital del país. Estos autobuses articulados forman parte de un pedido de 50 unidades […]

Comenta

Deja un comentario