La era de la ignorancia. Autor: Iván Uranga

0
3340

Oscurantismo
Autocrítica presidencial
Bellas Artes clerical
Estrategias de manipulación
Las becas y pensión AMLO
La niña de Guatemala
EZLN rebasado
Clase magistral de Alicia Bárcena-ONU-CEPAL.

“Con la era de la información no habrá un lugar
físico para cuestionar a la autoridad y seremos
incapaces de distinguir entre lo verdadero y lo falso
y sin darnos cuenta, caeremos en la oscuridad
hemos comenzado la era de la ignorancia”
Carl Sagan 1995

En el año 200 antes de Cristo en Alejandría, el astrónomo griego Eratóstenes determinó la redondez de la tierra y midió su circunferencia a partir de la observación de las sombras con un increíble margen de error de 1%. Hoy, 2200 años después existen miles de seres humanos que creen que la tierra es plana (aquí un vídeo con más de un millón y medio de visitas que explica su teoría). La información sin filtro cognitivo crea ignorancia. Friedrich Nietzsche dijo: «El elemento esencial en el negro arte del oscurantismo no es que quiera oscurecer la comprensión individual, sino que quiere ennegrecer nuestra imagen del mundo, y oscurecer nuestra idea de la existencia».

Durante el medioevo después de miles de años de conocimiento se optó por dejar a un lado a la ciencia y se decidió vivir de acuerdo a posturas o conductas irrazonables, absurdas o retrógradas y la imposibilidad de cuestionar los dogmas se substituyó por “verdades reveladas” por un ser supremo, así fue que durante mil años la filosofía fue esclava de la fe y el conocimiento científico se detuvo y el oscurantismo trajo ignorancia, hambre, enfermedades y muerte. Pero algo quedó claro para la humanidad aunque el cultivar la ignorancia pueda ser promovido o impuesto desde el poder, el oscurantismo es única y exclusivamente una decisión humana.

El 6 de mayo de este año publiqué el artículo llamado “El recurso del método” (¹) en donde cuestiono la falta de un método científico para elaborar el Plan Nacional de Desarrollo, la nula importancia que se le da a la Ciencia en el contenido de este plan y el desprecio reiterado del presidente a los científicos. Tuve diversas respuestas, muchas de apoyo, comenzaron a salir algunos artículos hablando sobre el tema, me escribieron de la presidencia en donde me dicen que “el Sistema Nacional de Planeación es inexistente y que el PND que se presentó (AMLO) es de carácter indicativo, que de ahí cada región, estado y municipio deberán presentar sus propuestas”, el problema de estas afirmaciones es que son falsas, y lo demuestra el hecho de que el pasado 11 de mayo el Congreso de Unión “detectó” inconsistencias en el PND en cuanto a que “no les cuadran los números (no hay números) y no corresponde a lo que la Ley Nacional de Planeación y la Constitución señalan” y esperan una “autocrítica por parte del Presidente para que lo corrija y se los vuelva a enviar, porque ellos no pueden hacer ninguna modificación, sólo pueden aprobarlo o no”. Pero las respuestas a mi artículo que más me llamaron la atención fueron las de aquellos que por creer que erróneamente la crítica es un ataque a nuestro presidente y no una aportación, por “defenderlo” me contestaron cosas como “la ciencia está sobrevalorada”, “¿para qué sirven los científicos” y el comentario extremo fue: “Dime una sola cosa que los científicos hayan hecho por los mexicanos de a pie, nada, ellos sólo sirven a los conservadores”.

Nunca en la historia de la humanidad ha sido tan fácil fingir que sabemos tanto sin verdaderamente saber nada. Es muy simple, se elige cualquier tema de las redes sociales, se leen los encabezados de los artículos y de cualquier sitio de internet y se vomita una sarta en 280 caracteres o menos sobre la verdad absoluta del tema en cuestión, por lo que ahora todos nuestros cánones culturales son determinados por quien tenga más clicks, más seguidores, o más reacciones en sus memas publicaciones en las redes sociales.

Los medios digitales nos entrenan para ser consumidores de banda ancha más que pensadores, en donde los “lectores” pueden argumentar en contra de este o cualquier otro artículo sin saber; ¿por qué cómo sería posible que el autor sepa que no sabemos? Pero sí sabemos, porque la síntesis, la sintaxis, la hermenéutica y el rango y selección de palabras que se emplean, denotan la formación de quien las escribe, así que esta rebelión de mentes opacas contra la inteligencia no es clandestina.

El poeta y profesor de lengua inglesa Charles Simic (amigo de Octavio Paz) comparte la conclusión de Carl Sagan sobre la era de la ignorancia, por las manifestaciones culturales que ve en su país (EU), donde en algún momento el grueso de la población llegó a creer que Saddam Hussein había sido responsable de los ataques del 11 de septiembre y miles de mentiras más como las que inventan ahora sobre Venezuela. Simic afirma que la estupidez es una de las grandes fuerzas de la historia y comparte que durante sus 40 años como profesor universitario cada nueva generación es más ignorante que la anterior, afirmación que podemos suscribir a partir de nuestra experiencia personal, aclarando que no es que las nuevas generaciones sean menos inteligentes, de hecho puedo ver una evolución en la inteligencia humana en crecimiento paralelo a su ignorancia. No es que sepan menos, sólo es que desconocen más.

La verdad está secuestrada por la popularidad, lo cual es muy conveniente para la clase política y el poder económico, que una y otra vez utiliza la manipulación que Noam Chomsky agrupa y describe en 10 estrategias, en las que someramente podríamos ubicar al gobierno actual de México usándolas:

  • (1)la distracción (fifís vs. chairos), (2)se crea un problema para después ofrecer las soluciones (reformas que no pasan y luego sí), se implementan (3)gradualmente las medidas impopulares (la Guardia Nacional no será militar y sí fue), (4)difieren sobre sus propias medidas mostrando el que existe un beneficio a largo plazo (no me gusta la Termoeléctrica, pero ya está ahí), (5)infantilizan al pueblo con expresiones divertidas (me canso ganso), (6)manipulan las emociones usando las creencias del mismo pueblo (liturgia mañanera) , (7)cultivan la ignorancia (el pueblo es sabio, véase al Presidente de la Comisión de Cultura del Congreso ), promueven (8)públicos complacientes (los youtubers son la verdad), refuerzan la (9)auto-culpabilidad (todo lo que nos hicieron los gobiernos neoliberales que ustedes eligieron), (10)conocer más a las personas que ellas a sí mismas (conozco mejor que nadie a los mexicanos). Por lo que por supuesto el poder político y el económico resiente a todo aquel que muestra la habilidad de pensar de manera seria o autónoma.

Independientemente de cualquiera que sea su filiación o preferencia política sería bastante sano que hiciera un pequeño ejercicio para identificar la manipulación de la que somos objetos no sólo por parte del Estado, también son los medios de “información”, la religión, los “influencers”, los políticos de todas las tendencias y los “algoritmos” en las redes sociales (²) que están diseñados para provocar la confrontación porque es buena para el mercado.

En México es muy visible la transición del poder económico, a partir del triunfo de AMLO los antiguos oligarcas han resentido el cambio de las formas macroeconomías nacionales, en donde a través de la corrupción podían mantener e incrementar sus rangos de ganancias, ahora no es con dinero que se pueden conseguir contratos o tratos “especiales”, a López Obrador no le interesa el dinero, su moneda es la aceptación y el poder por lo que la nueva moneda de la corrupción se llama “amor con amor se paga” y se traduce en que quien quiera tener beneficios deberá ser aprobado por el Presidente y para lograrlo se requiere una conversión para aceptar sin cuestionar lo que el Ejecutivo cree que es lo mejor, y debe acompañarlo sin dudar, a lo que durante varios lustros quiso hacer como presidente, aunque estos sueños estén fuera de toda lógica científica y temporal.

A partir de la investigación científica sabemos muchísimas cosas más que lo que se sabían hace 50 años, por ejemplo sabemos que la explotación del subsuelo bajo la técnica de la fractura hidráulica (fracking) envenena la tierra y los mantos acuíferos, sabemos que la minería a cielo abierto contamina, sabemos que los combustibles fósiles son una de las principales causas de la aniquilación del planeta, sabemos que los agroquímicos y el monocultivo devastan la fertilidad de la tierra, sabemos que los militares no respetan los derechos humanos, sabemos que la educación mediatiza, que el turismo depreda la biodiversidad, que el asistencialismo crea miseria, que el neoliberalismo despoja y que la ignorancia mata.

Pero a pesar de este conocimiento científico en México el gobierno retrograda¹ (¹ que es partidario de ideas o instituciones políticas o sociales propias de tiempos pasados.) sigue practicado el fracking , tolera las minas a cielo abierto, su política de energía se basa en el carbón y el petróleo convirtiéndose en uno de los gobiernos del mundo más contaminantes, invita a empresas extractivistas que basan su producción en monocultivos y agroquímicos como la esclavista Nestlé, y megaproyectos que aniquilan culturas y tierras con campos eólicos, presas, minas, gas y agua. Crea una Guardia Nacional militarizada, no desarrolla un modelo educativo propio y solapa la corrupción y la apatía dominantes en el modelo actual, invierte en un modelo de turismo depredador como el Tren Maya, cuyas vías serán usadas para la extracción de las riquezas naturales al igual que el Tren Transístmico, proyectos iniciados hace 50 años; regala dinero a los jóvenes próximos votantes con las “Becas AMLO” como les llama la gente y a millones de pobladores sin intermediario por lo que la veneración y la gratitud es toda para el Ejecutivo, cuando ya sabemos que crea no sólo la dependencia económica y emocional, también y mucho más grave elimina la actitud ante el esfuerzo que al verse sin ese apoyo económico (como sucedió con Sedesol Prospera y Progresa) crea una cultura de miseria e inutilidad y lo más peligroso es que cultiva la ignorancia como un bien social y hace creer a la masa que con lo que saben son sabios y que bajo su tutela y amparo todo estará bien.

Hace unos días escuché a un pensionado de Pemex despotricar sobre lo malo que es el gobierno actual, expresión motivada porque siendo adulto mayor, no había recibido los 2550 pesos que les prometió dar cada 2 meses, aunque la pensión que le da Pemex es de más de 15 mil pesos mensuales. Hoy escuché a este mismo pensionado diciendo que AMLO debiera gobernar por lo menos 3 periodos de 6 años, porque por fin le llegó su “Pensión AMLO” (como la llaman) y le llegó doble, explico: le llegó la “Pensión AMLO” dentro de su pensión de Pemex, y le llegó además por una tarjeta de Banco Azteca y como el depósito fue retroactivo a enero, en total recibió de nuestros impuestos 15 mil 300 pesos más a lo que ya cobra en Pemex.

“Así que está bien” que: según el Presupuesto de Egresos para 2019 se invierta 350 millones para la promoción del beisbol y que justo en el “Año Internacional de las Lenguas Indígenas se “invierta” sólo 1 millón para el fortalecimiento de las culturas indígenas y 2 millones en el “4to. Festival Internacional de Culturas Originales” y ni aunque juntáramos los presupuestos de los estados etiquetados para la promoción de las lenguas y las culturas originales se llegaría al 50% de lo asignado para la promoción del deporte nacional norteamericano y favorito del Presidente y que no existe ninguna otra asignación especial para ningún otro deporte. También está bien que el Palacio de Bellas Artes se alquile para un evento religioso con las participación del presidente de la Comisión de Cultura del Congreso y el presidente del Senado, o que se quiera “innovar” dando internet a toda la República usando los cables de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en lugar de los satélites, idea que no dudo sea producto del político priista octogenario Manuel Bartlett ahora a cargo de CFE y que por cierto reproducen un error histórico del PRI de los 60tas, cuando se contrató a una empresa francesa y se invirtieron miles de millones de pesos en la red de telecomunicaciones por antenas de microondas, justo en el auge satelital en el mundo, y sólo 6 años más tarde se tuvieron que invertir miles de millones más en tecnología satelital, dejando obsoleta la red de microondas que hoy 50 años después seguimos pagando como parte de la “deuda externa”.

Ahora que por lo menos formalmente ya no tenemos a los criminales priistas y panistas tomando decisiones que sólo convenían a su economía y la de sus familias y aliados, insistir en “invertir” en un concepto de progreso que aunque sea popular y democrático es obsoleto y querer seguir tomando decisiones a voluntad sin método y por fuera de la ley, nos costará recursos y vidas en esta administración; los más de 130 muertos por la explosión en el ducto de Pemex en Tlahuelilpan, Hidalgo, fue por falta de método en la aplicación de la “guerra” que se emprendió contra el huachicol y la insistencia en seguir usando combustibles fósiles. La muerte de más de 16 activistas fue producto de la insistencia del Ejecutivo en seguir con proyectos extractivistas de forma ilegal como lo demuestra el dictamen a favor del juicio de garantías, que fue presentado dos días antes del asesinato del activista Samir Flores, en Huexca, Morelos, contra la Termoeléctrica y el Plan Integral Morelos (PIM) y el primer y segundo tribunales colegiados en materia administrativa dieron la razón a ocho comunidades de Puebla, Morelos y Tlaxcala (PIM) declarando la consulta realizada por AMLO ilegal por lo que no podrá echar a andar la Termoeléctrica (³). Los 8 comunicadores ejecutados aun contando con la protección del estado y los más de 10 mil mexicanos asesinados sólo en lo que va del año, se sumarán a miles más por haber tomado la decisión de dejar la seguridad pública en manos de militares contrario a las recomendaciones de “los especialistas” del mundo que pidieron no se hiciera. Y la muerte de la niña de Guatemala no habría ocurrido si no se hubiera tomado la decisión de recluir a los migrantes en esos nuevos campos de concentración para darle gusto a Donald Trump.

Existe mucha inteligencia en el titular de la presidencia y lo demostró este sábado en donde al grito de ¡Compañera, compañero, escucha, en la hamaca no se lucha! rebasó 40 años de esfuerzo del EZLN en la construcción de sus bases, con su visita a Ocotzingo “se los echó a la bolsa” al otorgar 5 mil pesos mensuales a cada campesino para que sigan haciendo lo que siempre hacen, en el ombligo de las bases zapatistas. Pero la inteligencia no exime a la ignorancia y necesitamos que el gobierno de México dé espacio a la razón y la ciencia, que aunque estas, en la nueva era de la ignorancia no tengan “rating”, ni tantos seguidores o “likes” y no sean tan populares como los youtubers, son fundamentales para construir un México que no merece un “progreso” de hace 50 años.

Hoy en la conferencia mañanera de la Presidencia de la República, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU-CEPAL la bióloga mexicana egresada de la UNAM Alicia Bárcena Ibarra, dio una clase magistral de economía y desarrollo regional, que opacó a Marcelo Ebrard y a AMLO, y demostró cómo debe construirse una verdadera política pública, a tal grado que el Presidente la invitó indirectamente a hacerse cargo del programa de desarrollo regional para México y Centro América que está negociando con Trump.

Esperemos nuevos vientos.

La vida es una construcción consciente.

Iván Uranga

@CompaRevolución

Deja un comentario