Durante su detención, “El Bandido” trató de sobornar policías y amagó con tener contactos en FGR y PGJ

Fotograma de video.

Contenido original de Carlos Jiménez.

Primero le ofreció 50 mil pesos a los policías que lo detuvieron. Luego les dijo que tenía dinero y contactos en la Fiscalía General de la República (FGR) y en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad (PGJCDMX) que lo ayudarían a quedar libre. Al final, los amenazó y les dijo que mandaría a matarlos.

Pero de nada sirvió todo lo que habló. Eduardo Clemente Zaleta, El Bandido de La Unión, terminó desarmado, sometido y detenido por los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Ayer, C4NoticiasMx reveló que elementos de la dependencia que encabeza Omar García Harfuch lo arrestaron con granadas, armas largas y cortas, cocaína, cristal, marihuana.

El Bandido, Bárbara o Cara Puerca, como lo llamaban, era considerado actualmente el encargado de toda la distribución de drogas y las extorsiones en los bares de la Ciudad, para La Unión.

Operaba bajo las órdenes directas de Roberto Moyado Esparza, El Betito y David García Ramírez, El Pistache, presos en el reclusorio Oriente.

De acuerdo con los reportes de las autoridades, al ser arrestado El Bandido aceptó su relación con, al menos tres homicidios. Uno de ellos el de Víctor Alor, El Alor, ocurrido en mayo pasado. Dijo que él lo mandó asesinar porque había traicionado al grupo.

Tiempo atrás, El Alor fue jefe de El Bandido; sin embargo, el sujeto se separó de La Unión y comenzó a distribuir droga por su propia cuenta. Fue entonces que lo ejecutaron.

Otro de los crímenes con los que lo relacionaron fue el de dos hombres hallados en septiembre de 2018, dentro de una camioneta en la Colonia Corpus Christi, en la Alcaldía Álvaro Obregón. A los dos les escribieron en la espalda la leyenda “Chapulines”.

Según las indagatorias, el crimen fue ordenado por El Pistache, y en él participó precisamente El Bandido.

Además de esos asesinatos, también se le relaciona con el de un joven en el after Dussel de La Condesa, registrado en noviembre de 2016. Según él, envió a uno de sus hombres a cometer el homicidio.

SUS ACOMPAÑANTES

Al ser arrestado, El Bandido iba en un Camaro, seguido de un Mercedes Benz. Los agentes lo aprehendieron con Carlos Castillo, Ernesto Vargas, Alejandro Beltrán, María Ramírez e Ilse Barros.

Según dijeron las mujeres, Carlos Castillo las había llevado a un hotel en donde las drogó y las “vendió” con El Bandido. Aseguraron que él las obligó a tener relaciones sexuales amenazándolas de muerte si no accedían.

Este mismo sujeto le dijo a los agentes de la SSC que tenía contactos en la FGR y en la PGJCDMX que lo ayudaban a distribuir drogas.

Las autoridades le seguían la pista a Bandido desde hace poco más de un año. Tras un operativo que realizó la Agencia de Investigación Criminal y que logró escapar.

Los agentes que iban por él y sus cómplices, detonaron una granada aturdidora en un departamento y él cayó por la ventana desde un segundo piso. En su caída se estrelló con un domo y de ahí al piso.

El hombre le dijo a la dueña de la casa donde cayó que lo habían tratado de matar y así logró escapar.

Ayer, todos fueron puestos a disposición del ministerio público de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad.

Con información de https://www.c4noticiasmx.com.mx/ autorizada por Carlos Jiménez.

Deja un comentario