Cancillería de México descarta que declaraciones de Evo Morales violen reglas sobre asilados

0
313
Foto: Xinhua.

MÉXICO, 14 nov (Xinhua) — La Cancillería mexicana descartó este jueves que los mensajes que el presidente renunciante de Bolivia, Evo Morales, hace desde México violen reglas sobre asilo político, como lo señaló la autoproclamada mandataria interina boliviana, Jeanine Áñez.

   En una tarjeta informativa, la Cancillería respondió a los señalamientos con «consideraciones jurídicas» sobre el derecho a la libertad de expresión, entre ellas los artículos que la garantizan en la Constitución mexicana y la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

   La Convención sobre Asilo Territorial, de la que México es parte desde 1982, dice que no se puede coartar la libertad de expresión de los asilados y que las expresiones públicas que hagan en contra de un Estado o su gobierno no pueden ser motivo de reclamación, expuso la dependencia.

   «Esto significa que la libertad de expresión de los asilados no debe estar sujeta a mayores limitaciones que las que tendría cualquier ciudadano mexicano», agregó la Cancillería mexicana, que en su tarjeta informativa no mencionó directamente a Áñez.

   Más temprano, la autoproclamada presidenta interina de Bolivia reclamó que Morales rompía el protocolo sobre asilo porque desde México hacía declaraciones políticas que incitaban a los bolivianos, según la prensa de ese país sudamericano.

   Morales está en México como asilado político desde el martes luego de que renunció a su cargo el domingo, tras la sugerencia de las fuerzas armadas para que dimitiera en medio de protestas sociales disparadas por los comicios de octubre en los que buscaba su reelección.

   De acuerdo con los medios bolivianos, Áñez adelantó que, ante la «ruptura del protocolo», la canciller que nombró la víspera para su gobierno transitorio haría una presentación diplomática al gobierno mexicano.

   La Cancillería mexicana apuntó que México no es parte del Tratado sobre Asilo y Refugio Político de Montevideo de 1939, al que los «posibles señalamientos» sobre los mensajes de Morales aludían que había violado.

   «Incluso si existiera conflicto alguno entre las disposiciones, que no lo hay, el artículo 1 constitucional obliga a que las normas se interpretan favoreciendo en todo tiempo la protección más alta de las personas», concluyó la dependencia mexicana.

   Tras su llegada a México, Morales dijo que su renuncia era a causa de un golpe de Estado y en una rueda de prensa propuso un diálogo nacional para pacificar a Bolivia con acompañamiento de países amigos, además de que respondió estar dispuesto a regresar a su país si se lo pedían.

   Áñez, una senadora opositora, se autoproclamó presidenta interina el martes para convocar a nuevas elecciones en un plazo de 90 días, aunque lo hizo en una sesión legislativa especial que careció del quórum necesario.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario