Voto electrónico, consejeros votados, menos pluris. Qué viene en la Reforma Electoral (nota de SinEmbargo)

Una vez realizada la Revocación de Mandato, el Presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que la siguiente parada será presentar una Reforma Electoral, la cual contempla la votación directa de los consejeros del INE y de los magistrados del Tribunal Electoral, así como otras propuesta como establecer el voto electrónico y desaparecer a los diputados plurinominales.

Ciudad de México, 11 de abril (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que ya está en discusión la posibilidad de establecer un sistema de votación mixto de urnas físicas, para lugares incomunicados, y de voto electrónico, como parte de la Reforma Electoral que prometió para después de la consulta de Revocación de Mandato.

Esto, que plantea una revolución en el sistema electoral mexicano —y también una discusión intensa—, podría además disminuir los costos de una democracia criticada por la cantidad de recursos que absorbe cada año. Y también plantea el fin del Instituto Nacional Electoral (INE) como lo conocemos. Lorenzo Córdova Vianello, su consejero presidente desde el 3 de abril de 2014, se iría el próximo año si no hubiera Reforma, pero ella adelantaría su salida.

“Es evidente que ha fracasado todo lo que se ha hecho para que puedan votar nuestros paisanos desde hace 20 años, no se ha podido lograr que haya más participación. Yo creo que una posibilidad que hay que analizar, una opción a analizar es lo del voto electrónico, no sólo para los paisanos y para el extranjero, sino para todo el país”, dijo este día el Presidente.

Una vez realizada la Revocación de Mandato, el Presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que la siguiente parada será presentar una Reforma Electoral. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro.

Y añadió: “donde no haya teléfono, no haya posibilidad de hacerlo, pues a lo mejor ahí sí instalar las casillas o tener el doble sistema, pero en las ciudades y en todos lados desde la casa se vota sin necesidad de ir a la casilla”.

El planteamiento hecho por el Presidente López Obrador es una de las más recientes pistas que ha ido dando sobre la Reforma Electoral que —se prevé— presente en los próximos días.

Se trata de una iniciativa que —a decir del mandatario federal— busca acabar “con los acuerdos cupulares contrarios al interés del pueblo”, y la cual surge a raíz de las diferencias que ha tenido el Gobierno federal con el INE en distintos temas, el más reciente la Revocación de Mandato, que para el oficialismo fue minimizada por el órgano electoral, que no la promocionó como debía.

De parte del INE el argumento ha sido que se trató de un tema de presupuesto, otro de los puntos que ha dado pauta a los reclamos del Presidente López Obrador, que ha pedido a los consejeros electorales ajustar sus salarios a lo dispuesto en la Ley de Austeridad República, la cual estipula que ningún funcionario puede ganar más que el titular del Ejecutivo federal.

¿QUÉ PROPONE LA REFORMA ELECTORAL?

Fue el pasado 29 de marzo cuando Andrés Manuel López Obrador delineó el eje central de su Reforma Electoral. En ese entonces aclaró que la iniciativa será presentada en la Cámara de Diputados y propondrá la elección mediante voto directo de los consejeros electorales y de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Esto es, que no haya consejeros, que no haya magistrados que no tengan vocación democrática. Y también que se garantice el voto libre, secreto, que no haya fraudes electorales”, comentó el titular del Ejecutivo en esa ocasión.

El mandatario indicó que la elección es una parte de su propuesta de Reforma. Lo segundo, dijo el 30 de marzo, tiene que ver con el presupuesto que se le asigna al órgano electoral. “¿Por qué va a costar tanto si nos podemos ahorrar la mitad?, ¿por qué 20 mil millones y no 10 mil?”, cuestionó.

También reiteró que como parte de esta propuesta que hará al Congreso está acabar con los legisladores de representación proporcional, los llamados plurinominales, es decir aquellos que no son votados de manera directa, y que llegan al Congreso mediante el voto obtenido por los partidos a los que pertenecen.

Se trata de un planteamiento que hizo desde la campaña de 2018 y el cual detalló a mediados del año anterior. “​​¿Para qué tantos diputados? ¿Por qué no nada más se quedan los de mayoría? ¿Por qué no se quitan los 200 plurinominales? Pero esto no sólo en la Cámara de Diputados, sino también en la de Senadores. Vamos a reformar la Ley, la Constitución para que haya democracia plena”, dijo al respecto el pasado 15 de junio.

De esta manera, López Obrador busca que de cara al próximo proceso electoral federal, el de 2024, en el que habrá sucesión presidencial y renovación de la Cámara de Diputados y del Senado se eliminen 200 diputados y 32 senadores plurinominales.

Por esas fechas, en octubre de 2021, López Obrador dijo que esta Reforma Electoral tiene que buscar mejores condiciones para que los mexicanos que estén en el extranjero puedan votar.

“Tenemos que buscar la forma de que voten nuestros paisanos. Son 38 millones de mexicanos que están en Estados Unidos, sólo en ese país, tanto de quienes nacieron aquí y se fueron a ese país y sus hijos, que ya nacieron ahí”.

A la par está el planteamiento de contar con un nuevo organismo federal que organice todas las elecciones que se lleven a cabo en el país para así eficientar el gasto. La medida implicaría la desaparición de los Organismos Públicos Locales (OPLES) que se encargan de la organización de los comicios estatales.

“Vamos a analizar la posibilidad de que se federalice el proceso electoral, que sea un órgano federalizado el que lleve a cabo todas las elecciones, precisamente para que no haya doble gasto, porque se tienen los órganos federales y también órganos estatales, hay duplicidad. Podría tenerse, si hay una reforma constitucional, un solo órgano electoral federalizado”, dijo López Obrador el pasado 30 de marzo en su conferencia matutina.

A todos estos elementos que ha ido esbozando el Presidente, se suma el de disminuir el porcentaje requerido en una consulta y en una Revocación de Mandato para que su resultado sea vinculatorio.

Tal y como está establecido en la Ley en ambos casos se requiere la participación de al menos el 40 por ciento de los electores inscritos en la Lista Nominal para que su resultado tenga efecto. López Obrador dijo este lunes que lo idóneo sería reducir este número a la mitad.

“Con la reforma que vamos a presentar, con la Reforma Electoral, se van a considerar algunos aspectos para facilitar el que pueda ser vinculatoria. Pensamos que es muy alto lo del 40 por ciento de participación; ahora participó mucha gente, pero no pasó del 18 por ciento, 17, casi 18 por ciento. Entonces, sí podría reducirse a que no sea el 40, a que sea el 30 y, si se puede, el 20, eso sería lo mejor”, dijo el Presidente.

Expresó que en caso de que no sea posible reducir el porcentaje de participación para que sea vinculatoria la consulta, dijo que quedaría también a la voluntad del Presidente, sea hombre o sea mujer:

“Yo dije que no importaba si no votaba el 40 por ciento de los ciudadanos, que si perdía me iba, porque también, aunque se trate de 18 del 10, si se pierde ¿cómo se gobierna? ya es muy difícil, no se puede gobernar sin el respaldo de los ciudadanos”.

Lo cierto es que el planteamiento de una Reforma Electoral ha ​​provocado el rechazo por parte de los consejeros del Instituto Electoral, Lorenzo Córdova Vianello y Ciro Murayama, en especial en el tema de la desaparición de los plurinominales.

Para el Consejero presidente, Lorenzo Córdova, el sistema electoral actual funciona “muy bien” y para proponer una Reforma Electoral se debe partir de un diagnóstico serio. En tanto, el Consejero Ciro Murayama fue más allá y dijo que la idea de desaparecer a los plurinominales no es original ya que —dijo— se le ocurrió hace un siglo, en 1922, al dictador Benito Mussolini en Italia.

Pero para el Presidente todos estos cambios buscan afianzar la democracia participativa. López Obrador ha dicho que existe una confrontación política porque se está haciendo una transformación en el país y su Gobierno se encuentra enfrentando un régimen, al que consideró como neoliberal, que duró 36 años, “un régimen de corrupción, de injusticias y privilegios, que caló porque no fue nada más el saqueo del país, como nunca en la historia de México, nunca se había sacado tanto a México como en el periodo neoliberal”.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo clic aquí: Siguiente parada: el INE – Voto electrónico, consejeros votados, menos pluris. Qué viene en la Reforma Electoral – SinEmbargo MX
Comenta

📱 Únete al grupo #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Deja un comentario