[VIDEO] Represión en Mactumactzá, “una barbaridad”; podría ser antesala de intento por cerrar la escuela: Luis Hernández Navarro (nota de Francisco Félix)

Foto: Red en Solidaridad con Mactumactzá.

Francisco Félix | julioastillero.com

Como una “barbaridad” calificó Luis Hernández Navarro, coordinador de Opinión del diario La Jornada, los hechos de represión y detenciones de normalistas de Mactumactzá, Chiapas. Lo anterior, en entrevista con Julio Hernández para Astillero Informa, donde denunció que el despliegue policiaco en contra de los estudiantes “no es un hecho novedoso”, sino que forma parte de la política de hostigamiento que ha tenido el gobernador morenista Rutilio Escandón, hacia la normal rural.

Hernández Navarro explicó que el origen de la represión está en la demanda de los normalistas de que ya se dé a conocer la convocatoria para la realización del examen de admisión al nuevo curso y que dicho examen sea presencial, en físico, a lo cual se han opuesto de manera terminante las autoridades, que sostienen que el examen tiene que ser virtual, sin importarles que Chiapas sea el estado con “los peores niveles de conectividad” del país y que existan regiones enteras a las que no llega el Internet y miles de muchachos “que en su vida han visto una computadora”.

Por lo anterior, el periodista explicó que la postura del Gobierno implicaría condenar a esos miles de jóvenes de escasos recursos y que viven en comunidades marginadas, a que no puedan entrar a la normal. Al mismo tiempo, dijo, con ello se estarían dando facilidades a jóvenes de familias urbanas, más acomodadas, lo cual “es una paradoja porque Mactumactzá es una escuela de pobres para pobres”, donde generalmente se apuntan entre 1,200 y 1,500 aspirantes para ocupar 150 plazas.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

A partir de lo anterior, Luis Hernández comentó que “esta salvaje represión” responde a una de dos intenciones: cambiar la composición social del estudiantado de Mactumactzá o crear las condiciones para cerrar la escuela. Explicó que esto no es nuevo pues, desde que se abrió en 1931 bajo el nombre de Escuela Normal de Cerro Hueco, ha cerrado en 4 ocasiones. Recordó que la última vez fue en 2003, cuando lo intentó Pablo Salazar Mendiguchía, quien quería crear un instituto politécnico. En esa ocasión, dijo, también metieron a los muchachos a la cárcel y les impusieron penas de 100 años.

El periodista consideró que lo que vemos en Mazctumactzá “es la punta de la madeja” de la incapacidad del gobernador Rutilio Escandón para negociar y confió en que pronto “prive el sentido común y se entienda para qué son las normales rurales”. Consideró que el gobernador de Chiapas “ha mostrado que forma parte de la vieja familia chiapaneca recompuesta” y recordó sus vínculos con políticos del PRI y del Partido Verde. Finalmente, denunció que los paramilitares siguen actuando con impunidad y permanecen las agresiones en contra de defensores de derechos humanos y dirigentes campesinos.

Comenta

Deja un comentario