Se olvidan de la COVID-19 en Valle de Bravo y piden “calaverita” (nota de Arturo Aguilar en OEM-Informex)

Cortesía | Mario G.

Familias enteras pedían dulces sin utilizar cubrebocas, careta, guantes, o respetar la sana distancia entre personas

Arturo Aguilar | OEM-Informex

La noche de brujas sirvió para que los habitantes y visitantes del Pueblo Mágico perdieran el miedo ante el virus SARS-CoV-2 (Covid-19), pues rompieron los protocolos de seguridad sanitaria para pedir “calaverita” y realizar hasta fiestas privadas.

A través de redes sociales, los vecinos que respetaron el confinamiento o se encontraban en la salida de sus jornadas laborales denunciaron una aglomeración que se encontraba en las calles aledañas al centro de este municipio.

Se trataba de una caravana de vehículos y motocicletas cuyos tripulantes iban disfrazados para celebrar una tradición que cada día gana más terreno en el país, la noche de Halloween.

Aunado a esto, familias enteras, niños y jóvenes disfrazados de algún espanto pedían dulces para que no pasará desapercibido este 31 de octubre, sin utilizar cubrebocas, careta, guantes, o respetar la sana distancia entre personas.

De igual forma, en la avenida Fray Gregorio Jiménez de la Cuenca una fiesta privada se realizaba dentro de un jardín.

Incluso, este hecho fue denunciado a través de los chats de seguridad que hay en Valle de Bravo, siendo al parecer ignorado por las autoridades.

Medidas sanitarias a medias

Durante el periodo de la Jornada Nacional de Sana Distancia, del 20 de marzo al 31 de mayo de 2020, el Ayuntamiento del Pueblo Mágico hizo caso omiso a las recomendaciones del sector salud con respecto a las actividades no esenciales.

Las autoridades municipales no acataron la Gaceta publicada por el Gobierno del Estado de México del 22 de abril de 2020, en la que se establecía el cierre de comercios no esenciales por el confinamiento originado por el Covid-19, pues durante los fines de semana estuvieron abriendo los comerciantes de la cabecera municipal.

La razón fue que entre los comerciantes y la Dirección de Gobierno del Ayuntamiento de Valle de Bravo llegaron a un acuerdo para que los comercios no esenciales abrieran solo fines de semana en un horario reducido, con la implementación de medidas sanitarias en los locales y la donación de una despensa alimenticia.

Sin embargo, este acuerdo se estableció fuera de las recomendaciones que hizo el GEM en la Gaceta del Gobierno del Estado Libre y Soberano de México Número 71, Tomo CCIX, publicada el día miércoles 22 de abril de 2020.

En la cual “se ordenó, entre otras cosas, la suspensión inmediata, del 30 de marzo al 30 de mayo de 2020, de las actividades no esenciales, con la finalidad de mitigar la dispersión y transmisión del virus SARS-CoV2 en la comunidad”, Esto con la finalidad de disminuir la carga de enfermedad, sus complicaciones y la muerte por Covid-19 en la población.

Incluso, después de haber terminado oficialmente la Jornada Nacional de Sana Distancia, el Estado de México mantuvo dichas medidas aplicables en todos sus municipios, pues de acuerdo con el semáforo epidemiológico del gobierno federal para el regreso a la nueva normalidad, se mantenía el rojo el cual indica el punto más crítico de la pandemia en la entidad mexiquense.

No obstante, a partir del 5 de junio, los prestadores de servicios turísticos reanudaron sus labores ofertando diversas actividades de esparcimiento a quienes visitaban el pueblo mágico.

Entre los comercios que continuaron abriendo esos días se encontraban papelerías, zapaterías, estéticas, tienda de juguetes, textiles, joyerías, artículos religiosos, ferreterías, y demás por mencionar algunos, lo cual se puede constatar a través de diferentes notas publicadas por este medio de comunicación.

Con respecto a las actividades turísticas se aperturaron los paseos en lancha, cuatrimoto y bicicleta de montaña, siendo ofrecidos en la zona de afluencia turística del Embarcadero Municipal.

¿Cómo han crecido los casos acumulados de Covid-19 desde el 6 de julio?

Desde el pasado 6 de julio, día en el que se reaperturaron las actividades económicas en el Estado de México, hasta este 31 de octubre, las cifras de los casos acumulados de Covid-19 aumentaron en un 100.5%.

Pues de tener 177 casos acumulados, se llegó a 355 la noche de este 31 de octubre de acuerdo con las cifras del mapa interactivo municipal del gobierno federal, colocando a Valle de Bravo como el tercer municipio con más casos acumulados de los 28 que conforman la región Sur mexiquense.

Y a pesar de que el Cabildo de Valle de Bravo aprobó las sanciones económicas para quién no use el cubrebocas en vía pública, parecería ser otro esfuerzo en vano para convencer a la sociedad sobre la contingencia sanitaria, pues está medida entrará en vigor a partir del 16 de noviembre.

1 COMENTARIO

Deja un comentario