Santa Lucía será más barato que el AICM (nota de Juan Luis Ramos en OEM-Informex)

Foto: Cuartoscuro

La Empresa de Participación Estatal Mayoritaria AIFA adelantó a este diario que el TUA para pasajeros nacionales será de $245.30

Juan Luis Ramos | OEM-Informex

La Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) para la nueva terminal Felipe Ángeles será de 245.30 pesos para los vuelos nacionales y de 465.77 pesos para los internacionales, adelantó, a El Sol de México, la empresa que tiene a su cargo la operación.

La cuota fija, que establece cada terminal aérea por derecho de uso, en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) será equivalente a la mitad del impuesto que se cobra en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), informó en entrevista el general brigadier Isidoro Pastor Romándirector general de la Empresa de Participación Estatal Mayoritaria AIFA.

Con esta TUA el nuevo aeropuerto, que se construye en Zumpangoserá más económico tanto para las aerolíneas, que pagaran menos por el impuesto, como para los usuarios, pues en varios aeropuertos significa hasta 60 por ciento del costo del boleto por pasajero.

Además, los servicios aeroportuarios en el AIFA, como son la revisión de pasajeros y equipaje o el uso de plataformas y pasillos telescópicos, serán entre 12 y 15 por ciento más económicos para las aerolíneas en comparación con la terminal de la CdMx, indicó Pastor Román.

“No necesariamente la conclusión de estas cantidades llegó por tomar como plano comparativo el AICM (…) Hicimos una investigación de mercado que consideró desde lo que gasta un usuario en taxi, en gasolina, en alimentos, etcétera, y con todas las conjunciones de factores determinamos hacer un descuento en estos porcentajes”, explicó.

El estudio de mercado, añadió el directivo, se hizo en conjunto con la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de MéxicoAeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y con el propio AICM.

Aclaró que el plan de negocios de un aeropuerto se centra en los ingresos aeroportuarios y complementarios, vinculados a la operación aérea y donde se calcula esta reducción de precios, así como en los comerciales, que tienen que ver con las empresas que operan en la terminal y pagan una renta mensual.

En ese último aspecto, el directivo, dijo que al momento hay 253 empresas que han presentado una carta de intención para operar en el área comercial del AIFA, e incluso 128 ya recorrieron físicamente las instalaciones.

Se trata de negocios de diferentes giros como la venta de alimentos, que ocuparán los locales de comida; de alimentos empaquetados, ventas de aparatos y asesores de telefonía celularartesanías, artículos de importación, deportivos y eléctricos; audio y video, farmacias, joyerías, accesorios, perfumería y cosméticos, souvenirs, boutique y accesorios, agencias de viaje, así como las de conveniencia como los Duty Free.

“En definitiva los espacios serán más baratos (que en el AICM), aunque no puedo dar las cantidades porque van a ser sometidos a concurso”, refirió Pastor Román.

Explicó que los espacios deben ser evaluados por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) y su costo se determinará con base en varios factores; entre estos, por ejemplo, si se encuentran en un área de paso obligado para los usuarios, los hará más caros, o si están alejados, por ende serán más económicos.

Una vez que se determine el costo se anunciará a los interesados y se elaboran las bases para concursar por los espacios. “Aquellas empresas que ofrezcan mejores condiciones para el Estado será a las que les damos el espacio”, refirió.

Esas condiciones se basan en la renta que ofrezcan pagar las firmas, que puede ser fija por metro cuadrado, o bien un porcentaje de la facturación mensual, dependiendo lo que deje mayor ganancia al aeropuerto.

“Lo que puede pasar es que negocios como un Duty Free –que son pocas las empresas que los operan- que paga entre 30 y 35 por ciento de su facturación en el AICM, aquí no sabemos cuánto van a ofrecer (…) Si la renta por metro cuadrado supera los ingresos de la empresa por 15 por ciento les cobramos en ese esquema, pero si es superior la facturación, entonces, la contraprestación es la participación que le ofrecerán al aeropuerto”, explicó.

Ese mismo esquema se aplicará a las empresas de transporte que llegarán al aeropuertos, ya sea las líneas de autobuses, que a la fecha hay cinco que han mostrado su intención de operar en el AIFA, como los concesionarios de taxis, en donde quieren participar todas las firmas que actualmente trabajan en el AICM, además de otras que operan en la zona de Zumpango y sus alrededores.

En cuanto a los autobuses, el directivo explicó que deben cumplir con requisitos y cobertura del AIFA. Señaló que hay una empresa que busca meter camionetas en un esquema para cobrar entre 50 y 150 pesos a usuarios que viajen de la Ciudad de México al AIFA, dependiendo su cercanía.

Pero la idea, dijo, es que al nuevo aeropuerto puedan llega autobuses desde otras localidades como Puebla, Pachuca, Querétaro y Guadalajara, entre otras, esto bajo el propio modelo de negocios de las empresas.

Sobre el tema de taxis deberán contar con el permiso de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) para operar en la terminal aérea, al igual que las apps de transporte como Uber o DiDi.

“Deben cumplir con condiciones muy específicas de contrato para saber qué personas van a transportar a nuestros pasajeros”, dijo Pastor Román

Quienes también están en concurso son cuatro grupos hoteleros internacionales de los que se decidirá cual operará el hotel que se construye a unos metros del edificio terminal.

“El aeropuerto recibirá la instalación y una vez que tengamos la definición de quién ofrece las mejores condiciones con ese grupo haremos la relación contractual. Eso estará listo en febrero para que antes de marzo ya esté designado el operador en función del concurso”, señaló.

Pastor Román dejó en claro que el AIFA tendrá una relación estrecha y coordinada con las empresas, ya que será con ellas la relación contractual, aunque dijo que también habrá comunicación con los sindicatos.

No obstante, subrayó que los espacios serán arrendados a las distintas compañías con condiciones de orden y disciplina, y que ante cualquier incumplimiento de las cláusulas puede ser motivo de recisión de contrato.

LEGISLACIÓN Y ADUANAS

El 14 de diciembre de 2020 se publicó en el Diario Oficial e la Federación (DOF) la constitución de la Empresa de Participación Estatal Mayoritaria denominada Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, S.A. de C.V., agrupada en el sector coordinado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Bajo esa premisa, Pastor Román dijo que la entidad es una empresa de participación estatal mayoritaria, como el propio AICM, Banobras o Bancomext, por lo que se considera una empresa pública que tiene que existir con objetivos económicos y razones de rentabilidad financiera.

“La visión del AIFA es ser empresa que cumpla con objetivos económicos y que se rentable financieramente hablando”, subrayó el directivo.

En ese sentido, el aeropuerto está regido por la Constitución, la Ley de las Entidades Paraestatales y su reglamento, la Ley de Sociedades Mercantiles y la Ley de Aeropuertos. Además, el AIFA está sujeto a la legislación en materia de adquisiciones federales, de presupuesto y de responsabilidad hacendaria.

Dentro del Consejo de Administración de la empresa se encuentran la Secretaría de Hacienda y la SICT, por lo que el aeropuerto estará obligado a realizar reportes financieros trimestrales y de operación cada mes, los cuales serán públicos.

Además, la empresa que opera el AIFA estará sujeta al escrutinio de la Auditoría Superior de la Federación en a Cuenta Pública y al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Pastor Román añadió que el AIFA operará como recinto fiscal autorizado, es decir, que de los ingresos que e obtengan por comercio y carga, cinco por ciento será para la Agencia Nacional de Aduanas y el aeropuerto cobrará una tarifa que se definirá si es por renta de espacio o un porcentaje de la facturación de las empresas.

Este esquema, dijo, fue aprobado esta misma semana por el Presidente de la República y en unos días será publicado en el DOF. “En el caso del AIFA se tiene programado que se instale la aduana 50 del país y va a operar bajo concepto de Recinto Fiscal Autorizado. El órgano desconcentrado de aduanas y el concesionario hacemos una relación contractual en la que nos pagarán por facturación o por el piso, de la misma manera que con las empresas comerciales, lo que sea más conveniente para el aeropuerto”, concluyó.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Ómicron en niños puede generar catarro, moco y dolor de garganta intenso: científicos de la UNAM (nota de Roberto González en OEM-Informex)

Los más pequeños también pueden contagiarse de las variantes de Covid-19, por lo que especialistas te dan algunas recomendaciones Roberto González | OEM-Informex De acuerdo a cómo se ha producido la evolución de la pandemia, se sabe que los niños también pueden contagiarse de Covid-19, aunque en los menores los síntomas son más leves. Científicos […]

Comenta

📱 Únete al grupo #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Deja un comentario