¿Qué dice la iniciativa del Presidente sobre el “oro blanco”? ¿Es su nacionalización? (nota de Guadalupe Fuentes López en SinEmbargo)

Por Guadalupe Fuentes López

La Reforma Eléctrica enviada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador plantea que el Estado sea el único actor autorizado para extraer litio, llamado también el “oro blanco” porque puede ser utilizado para fabricar baterías para autos eléctricos, en la industria aéreo-espacial, del aluminio, vidrio, grasas y lubricantes, así como en la farmacéutica.

Ciudad de México, 4 de octubre (SinEmbargo).– Conocido como el “oro blanco” por ser el mineral del futuro, el litio es una de las piezas clave dentro de la iniciativa de reforma constitucional eléctrica enviada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador a la Cámara de Diputados y que en esencia plantea que el Estado será el único actor autorizado para extraer este mineral del subsuelo del país.

“Las concesiones mineras ya otorgadas por el Estado Mexicano y por las cuales ya se está explorando y/o explotando oro, plata, cobre y otros minerales se conservan en los términos que fueron otorgadas. Sin embargo, éstas concesiones no amparan la explotación y producción del litio.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

“A las concesiones mineras ya otorgadas por el Estado Mexicano y en las que a la fecha existen antecedentes de exploración de litio debidamente avalados por la Secretaría de Ecónoma, no les será aplicada la restricción referida en el párrafo anterior”, se lee en el artículo sexto transitorio de la reforma, la cual también prevé fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con el 54 por ciento de participación del mercado y el 46 por ciento a la iniciativa privada.

La propuesta del Ejecutivo federal, que fue cuestionada por empresarios, algunos académicos y la oposición política, plasmó en papel lo que el Gobierno venía discutiendo desde 2019 en torno a cómo aprovechar las reservas de litio en México y prácticamente da al Estado el monopolio sobre la explotación de este mineral.

La decisión de concentrar la explotación de litio en manos del Estado podría ser tan relevante como lo fue la nacionalización de la industria petrolera con Lázaro Cárdenas, planteó Rocío Nahle García, secretaria de Energía, en entrevista para el programa “Los Periodistas”, conducido por Alejandro Páez y Álvaro Delgado, el pasado 1 de octubre.

“Es un mineral estratégico que nosotros y las siguientes generaciones tendremos que darle un buen uso”, dijo la funcionaria.

Nahle García explicó que la Reforma Eléctrica propone no dar concesiones para la explotación del litio, pero seguirán vigentes los permisos que ya se entregaron una vez que sean acreditados. “No va a haber concesiones, lo dice claramente la reforma, no va a haber concesiones para la explotación y aquellas empresas que ya estaban en ello, que nada más se han identificado ocho a través de la Secretaria de Economía, donde tiene la Dirección de Minas, que demuestren que ya tienen una inversión en la explotación y un avance, se respetará, hasta ahorita de esas ocho tenemos detectada solo una”, agregó. La Secretaria también insistió en que la iniciativa “conviene a todos los mexicanos”.

¿QUÉ ES EL LITIO?

Pero, ¿qué es el litio y por qué el Gobierno quiere tener su exclusividad en su explotación?, ¿cuántos yacimientos hay en México?

El boom de este tercer elemento de la tabla periódica se dio por el desarrollo de las baterías, por lo que John B. Goodenough, Stanley Whittingham y Akira Yoshino se hicieron merecedores del Premio Nobel de Química 2019, señaló Plinio Sosa Fernández, experto de la Facultad de Química de la UNAM, en un comunicado difundido por la universidad en diciembre de 2019.

Estas baterías, agregó el profesor de la UNAM, “son usadas en todo el mundo para teléfonos celulares, equipos electrónicos de trabajo, para los autos eléctricos y dispositivos recargables, celdas solares o para la generación de energía eólica”.

Pero además de baterías de litio para autos eléctricos que reducen emisión de gases contaminantes, el litio también puede usarse en la industria aéreo-espacial, del aluminio, vidrio y cerámica, sistemas de aire acondicionado, grasas y lubricantes, así como en la farmacéutica.

“La incorporación de litio metálico y algunos compuestos se utilizan como catalizadores en la producción de analgésicos, agentes anticolesterol, antihistamínico, anticonceptivos, inductores del sueño, algunos tipos de esteroides, tranquilizantes, vitamina A y otros productos. El carbonato de litio, grado farmacológico, es utilizado en el tratamiento de la psicosis maníaca depresiva”, detalla el Perfil del Litio 2018 hecho por la Secretaría de Economía en el sexenio pasado.

¿CUÁNTO LITIO TIENE MÉXICO?

Las principales reservas de litio están en el triángulo que forman Bolivia, Argentina y Chile, pero en 2009 se anunció que en Zacatecas y San Luis Potosí fue descubierto uno de los mayores yacimientos de litio y potasio del mundo, lo que colocó a México como uno de los 11 principales países en extraerlos, refirió la UNAM en un comunicado de 2019.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, actualmente México importa litio principalmente de Chile, Eslovenia y Estados Unidos. Pero la intención del Gobierno mexicano es convertirse en uno de los principales productores de este mineral.

En agosto de 2019, Mining Technology publicó una lista de los 10 proyectos mineros de litio más importantes del mundo y colocó al de Sonora en primer lugar.

Este proyecto de litio es desarrollando en conjunto por Bacanora Minerals (con 77.5 por ciento de participación) y Ganfeng Lithium (con el 22.5 por ciento).

Mining Technology estima que la mina tiene reservas probadas de alrededor de 243 millones 800 toneladas de litio, por lo que su vida útil es de 19 años.

Bacanora pretende invertir con sus socios 800 millones de dólares en los próximos tres años y hasta dos mil millones de dólares en los siguientes 10”, dijo en una entrevista el vocero de la empresa y aclaró que Bacanora no ha vendido su concesión de litio. “Sólo ha atraído dos inversionistas al proyecto, uno japonés y otro chino”.

Hasta el momento la empresa ha invertido 40 millones de dólares en estudios de viabilidad y los trabajos siguen.

“Explorar litio no es fácil, la tecnología que tenemos es sofisticada porque se tiene que separar el litio de la arcilla”, mencionó el vocero de Bacanora. “El tema no es si es grande o chico el proyecto, el tema es si el costo de extraerlo es menos que el ingreso que vas a recibir”.

En 2020 más del 30 por ciento de la producción del litio se puso en pausa por la baja en los precios. Actualmente cada tonelada de este mineral cuesta alrededor de 7.5 millones de dólares, cuando hace tres años estaba en 15 millones de dólares, explicó el vocero de Bacanora.

¿QUÉ EMPRESAS EXPLORAN EN EL PAÍS?

México explora desde 2015 yacimientos de litio en Sonora, Jalisco y Puebla a través del Servicio Geológico Mexicano (SGM). Pero también empresas de Canadá, Reino Unido, España y Australia exploran por su cuenta litio-potasio y carbonato de litio en Sonora, San Luis Potosí, Zacatecas, Coahuila y Baja California, reporta la Dirección General de Desarrollo Minero de la Subsecretaría de Minería. El proyecto de la estadounidense Pan American Lithium en Baja California se postergó.

De los 31 proyectos registrados, la canadiense OrganiMax Nutrient Corp tiene 15 por concesiones de salares de potasio y litio que comprenden más de 424 mil hectáreas en Zacatecas, San Luis Potosí y Coahuila, expone en su página.

El proyecto en Bacadéhuachi, Sonora, de la canadiense Bacanora Minerals —con asesoría de la china Gangef—, es el más avanzado y prometedor. Con una inversión de 420 millones de dólares, con minería a cielo abierto estima producir a partir de 2021 alrededor de 17 mil 500 toneladas anuales de carbonato de litio, y en una segunda fase, 35 mil toneladas al año, de acuerdo con el reporte técnico de viabilidad publicado por Bacanora.

Pero de estos 31 proyectos de 10 compañías de capital extranjero en territorio nacional, sólo los de tres empresas están en exploración, reveló un informe de las organizaciones GeoComunes, MiningWatch Canadá y REMA. Las activas son las canadienses Organimax y One World Lithium, y la británica Bacanora Lithium. El resto está sin actividad y un proyecto, el de la canadiense ZEOX, abandonado.

La firma Organimax, que tiene 15 proyectos en Coahuila, Zacatecas y San Luis Potosí con siete concesiones a lo largo de más de 325 mil hectáreas, no distingue para sus accionistas en la bolsa de Toronto-Ventura la diferencia entre las concesiones “en trámite y las vigentes”, lo cual crea una falsa idea del tamaño del proyecto a los posibles inversores al plantear un área de exploración mucho mayor de la existente. Sólo ha realizado análisis en tres de sus 15 proyectos. Tiene apenas 2.5 millones de dólares en bienes y activos, y maniobra con pérdidas operativas todos los años.

En la misma zona existen también cuatro concesiones vigentes de 10.5 mil hectáreas de la empresa australiana Zenith Minerals y dos concesiones de la empresa británica Alien Minerals. Sin embargo, los proyectos de ambas empresas no tienen actividades por el momento y se encuentra muy poca información por parte de estas empresas con respecto al avance de estas actividades.

Otro proyecto de extracción de litio en fase avanzada es del Salar del Diablo de la empresa canadiense One World Lithium, una empresa minera junior canadiense. Vende acciones en la bolsa de Acciones Canadiense, de poca relevancia comercial; y tiene una deuda acumulada de 18 millones de dólares canadienses.

El estudio también alerta que una porción significativa de los proyectos de exploración en México son de depósitos de lodo, lo que requiere de tecnologías adecuadas de extracción con altos costos.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/04-10-2021/4036735
Comenta

Deja un comentario