Puebla: mandan a la calle féretro con cadáver; dueño del lugar impidió velación por temor a la COVID-19 (nota de Bruno Flores en OEM-Informex)

Foto: Cortesía.

La occisa murió en una banca tras un largo padecimiento de cáncer

Bruno Flores | OEM-Informex

Luego de que en redes sociales trascendiera la presencia de un ataúd con el cuerpo de una mujer en plena vía pública, se supo que el propietario de la vivienda, fue quien pidió sacar el féretro ante el temor de que la víctima estuviera contagiada de COVID-19, sin embargo, Gisela N, murió tras un largo padecimiento de cáncer.

La fuente consultada indicó que Gisela N, de 41 años de edad, originaria de la Ciudad de México, era conocida por vecinos de la junta auxiliar Ignacio Zaragoza como “La Payasita”, oficio que ejercía por momentos, sin embargo, presuntamente también era adicta a las drogas y el alcohol.

Habitantes de la zona señalaron que la hoy occisa padecía cáncer de mama en estado avanzado, por lo que incluso presentaba un severo cuadro de desnutrición y pérdida del cabello.

Anuncio

Cabe recordar que “La Payasita” fue hallada sin vida en una de las bancas ubicadas a la altura del campo de tiro de la 25 Zona Militar, hasta donde llegó la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla para realizar el levantamiento de cadáver. Los conocidos y la madrina de Gisela, que presenciaron las diligencias, solicitaron a las autoridades que les entregaran el cuerpo para poder sepultarla.

Fue así como contrataron los servicios funerarios de una empresa y llevaron el ataúd de la víctima hasta el domicilio de un vecino, sin embargo, la vivienda es rentada, por lo que el propietario no permitió que se continuara con la velación ante el temor de que la causa del deceso de Gisela fuera por COVID-19.

Por lo anterior, el féretro fue llevado a la calle, dónde permaneció por alrededor de una hora y media, mientras organizaban el traslado del cuerpo a otro lugar. Poco después el ataúd fue trasladado a otro domicilio en la colonia Castillotla, donde “La Payasita” fue despedida entre lágrimas por sus amigos para posteriormente partir al panteón, donde descansarán sus restos.

Deja un comentario