Policías estatales viven hacinados, sin privacidad y al aire libre con temperaturas de casi 40 grados en Tuxtepec, Oaxaca

Foto: El Piñero.

Por: Carlos Abad/El Piñero

Tuxtepec, Oaxaca.- En camas improvisadas con rejas de refresco que sirven de base, que apenas sostienen colchones echados a perder, así como maderas podridas y rígidas que hacen imposible conciliar el sueño, junto a casas de campaña levantadas sobre la tierra; así de indignas e inhóspitas son las condiciones en que deben “descansar” más de cien policías estatales adscritos en Tuxtepec, Oaxaca.

Foto: El Piñero.

Hay otros qué prefieren tirar su colchón al suelo debido a la rigidez de las bases, y es imposible que tengan aire acondicionado, pues la mayoría viven en la intemperie, por lo que tienen que aguantar insectos, tales como zancudos que se reproducen mucho en la región y que pueden provocar diversas enfermedades como dengue, zika y chikungunya.

Ninguno de ellos cuenta con privacidad, pues todos viven hacinados, debajo de láminas o plástico improvisado con el cual se cubren de la lluvia, en las madrugadas del frío y en el día de calor que llega hasta los 40 grados o más en Tuxtepec.

Algunos hacen “casita” con sus propios escudos, para evitar que los mosquitos se cuelen por su “vivienda”, que ellos mismos construyen en sus horas de descanso.

Foto: El Piñero.

Hay otros que tienen menos suerte y duermen en sillas de gimnasio, totalmente rígidas, sin colchón y sólo con algunos cobertores que aminoran el impacto de la espalda con el fierro.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de El Piñero. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario