Pemex recupera su poder monopólico en los combustibles: Cofece (nota de Jacob Sánchez en OEM-Informex)

Foto: Cuartoscuro.

Petróleos Mexicanos podrá aplicar medidas discrecionales para perjudicar a sus competidores, sin regulaciones que limiten su poder dominante

Jacob Sánchez | OEM-Informex

Petróleos Mexicanos (Pemex) recuperó su poder monopólico en la venta de combustibles y podrá aplicar medidas discrecionales para perjudicar a sus competidores, sin regulaciones que limiten su poder dominante.

Esto, tras la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) de la reforma al artículo décimo tercero de la Ley de Hidrocarburos, que elimina la facultad de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para establecer regulaciones asimétricas, que permitieran un balance entre Pemex y las empresas privadas que participan en la venta de hidrocarburos petrolíferos y petroquímicos.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

“Al haberse logrado una mayor participación de agentes económicos que propicien el desarrollo eficiente y competitivo de los mercados, se deja sin efectos la facultad otorgada a la Comisión Reguladora de Energía para sujetar a principios de regulación asimétrica las ventas de primera mano de Hidrocarburos, Petrolíferos o Petroquímicos, así como la comercialización que realicen personas controladas por Petróleos Mexicanos o sus organismos subsidiarios”, se lee en el DOF.

De acuerdo con especialistas y propios legisladores federales, estas medidas permitirán que Pemex sea opaco en los descuentos y precios que ofrece en el mercado como el principal proveedor de combustibles en el país, por lo que alertaron de posibles descuentos para favorecer a sus filiales e incluso negar la venta de combustibles a sus competidores.

Desde 2014, con las reformas energéticas del sexenio de Enrique Peña Nieto, se establecieron estas regulaciones asimétricas para que la CRE obligará a Pemex a publicar sus precios de forma anticipada, para establecer un límite en sus precios, así como para permitir que más empresas privadas pudieran participar en la venta de combustibles y nivelar la competencia.

La CRE, estableció que no se podían revertir estas regulaciones a Pemex, en tanto no se lograra una participación de al menos el 30 por ciento por empresas privadas en la venta de gasolinas y diésel, en conjunto.

Sin embargo, la propia CRE reconoció, en noviembre de 2019, que había cuatro mil 670 estaciones de servicio con imagen comercial distinta a la de Pemex, lo que demostraba una mayor cantidad de participantes, por lo que se justificó la reforma al sector hidrocarburos.

La titular de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Alejandra Palacios Prieto, advirtió desde su presentación en el Congreso federal que aunque hay diversos permisos y operan estaciones de servicio de diversas marcas distintas a Pemex, la paraestatal mexicana se mantiene como el principal oferente del mercado mayorista, al suministrar, en todo 2020, el 83 por ciento del mercado nacional de gasolinas y 73 por ciento del diésel, lejos de la meta inicial.

“En México no se observa competencia intensa del mercado mayorista, medido en lo que realmente cuenta, que es el volumen del producto vendido”, contrastó.

La titular del organismo antimonopolios advirtió que la Cofece podrá iniciar investigaciones contra Pemex “por abuso de dominancia”.

Expertos consultados por OEM-Informex advirtieron que si la Cofece investiga actos monopólicos, podría dividir a Pemex en varias empresas para revertir el monopolio y emparejar el mercado que obtendrá con estas reformas a la Ley de Hidrocarburos.

Explicaron que lo mismo ocurrió con Standard Oil, una empresa estadounidense que dirigía John Rockefeller, y a la cual se le obligó a desmembrarse, luego de que se acreditara su carácter de monopólica y una serie de abusos que incluso llevó a la quiebra a muchas empresas en el vecino país.

Esta disolución provocó el nacimiento de nuevas empresas que hoy son líderes en el mercado internacional como Chevron, Exxon, Mobil, BP, entre otras.

Con su entrada en vigor también se estableció un plazo de 30 días naturales para que la CRE deje sin efectos “los acuerdos, disposiciones administrativas de carácter general, resoluciones y lineamientos relacionados con la imposición de principios de regulación asimétrica a Petróleos Mexicanos y sus organismos subsidiarios, bajo la atribución concedida por la disposición transitoria que se reforma en el presente Decreto”.

Esta reforma se suma a otra presentada en el sector hidrocarburos, mediante la cual se permitía cancelar y revocar permisos en toda la cadena de valor del sector hidrocarburos y la cual se encuentra suspendida de forma definitiva por un juez federal, al considerar que vulnera la libre competencia y concurrencia en el país.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario