Más de 300 personas transgénero han recibido atención en clínica especializada de CDMX (nota de Aabye Vargas en OEM-Informex)

Foto: Alejandro Aguilar/OEM-Informex.

Los pacientes reciben terapias psicológicas y familiares, así como tratamientos hormonales.

Aabye Vargas | OEM-Informex.

Más de 100 pacientes están por iniciar su tratamiento hormonal para cambiar de género, luego de que en octubre pasado se inaugurara la primera clínica especializada para personas transgénero en la alcaldía Miguel Hidalgo.

La médica y encargada de la Dirección de la Unidad de Salud Integral para Personas Trans y el Centro Especializado en Medicina Integrativa (CEMI), Érika Itzel González de la Mora, señaló en entrevista con El Sol de México que en total han atendido a alrededor de 300 personas con terapias psicológicas, tratamientos médicos y hormonales, así como pláticas grupales con pacientes y familiares.

“Son alrededor de 300 los pacientes los que se han acercado. De esta cantidad, llevamos aproximadamente 110 expedientes abiertos para inicio de tratamiento hormonal, e iniciando tratamiento ya van alrededor de 40”, indicó González de la Mora.

Durante el tratamiento de cambio de género el paciente primero debe pasar por una evaluación psicológica y médica que dura aproximadamente un mes, con el fin de que conozca los cambios a los que se someterá y evaluar si inicia o no el tratamiento.

“El tratamiento hormonal no es sólo tomar tu pastilla, son cambios emocionales, físicos, es aprender a enfrentarse a la sociedad y a las preguntas que te puedan hacer, que se pueda entender en tu familia qué estás viviendo. Este apoyo de salud mental es para ver que el paciente que va a entrar a su tratamiento hormonal está preparado y que lo va a llevar bien.

“Si una persona está en proceso depresivo e inició el tratamiento hormonal puedo poner su vida en riesgo, porque puede caer en un intento suicida. Si detectamos depresión, ansiedad o algo que las hormonas no van a ayudar (o agudizar el problema), se le brinda primero la natención hasta que esté estable”, manifestó González de la Mora.

De acuerdo con la especialista, en aproximadamente dos años y medio se logran los cambios; sin embargo, durante el primer año es lo más fuerte, pues comienza el crecimiento de vello o pecho; posteriormente son los más delicados y menos visibles, como el adelgazamiento de cintura.

“Es similar a una adolescencia, empieza a salir el pecho, la cadera, el vello, el reacomodo de grasa, el cambio de voz, etc”, indicó.

SIETE MENORES INICIAN TRATAMIENTO HORMONAL

Actualmente la clínica tiene un total de 22 expedientes abiertos de pacientes entre los 10 y 19 años de edad, de los cuales siete, de entre 15 a 17 años, ya iniciaron su tratamiento hormonal.

González de la Mora aseguró que iniciar el tratamiento en pacientes mayores a 16 años no impide el proceso de crecimiento, pues a esa edad normalmente dicho proceso ya se detuvo y sólo empieza a madurar.

“Justamente se hace esa evaluación. Ya a los 16 o 17 años el proceso de crecimiento ya se detuvo, sólo empieza cierta maduración. Imaginemos que nos llega una infancia trans más joven, de nueve o 10 años, ahí el manejo es diferente, un endocrino pediatra tiene que bloquear la pubertad para posteriormente iniciar con las hormonas sexuales, para no interrumpir su crecimiento; es otro proceso”, mencionó la médica especialista.

En todos los casos, los menores deben de estar acompañados por sus padres o tutores durante la consultas.

“Esta semana fue el primer grupo de padres; pensé que iba a ser poca la afluencia por el tabú o miedo, pero se llenó, las familias ya están acercándose y aquí justo se les da este apoyo de padres, que ayuda mucho, porque escuchas a otros papás que viven lo mismo, no te sientes solo y ves cómo manejarlo”, señaló.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Mujer protesta en alfombra roja del Festival de Cine de Cannes: “Dejen de violarnos” (nota de Quinto Poder)

La mujer tenía pintada la bandera de ucrania en el pecho y la frase en inglés “dejen de violarnos”, presuntamente en protesta por las agresiones sexuales por parte de soldados rusos contra mujeres ucranianas Una mujer semidesnuda, con los colores de la bandera ucraniana pintada en el pecho, bragas manchadas de rojo y el mensaje en inglés “dejen de violarnos” irrumpió en la alfombra roja […]

Comenta

📱 Únete al grupo #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Deja un comentario