Instalarán fábrica de cartón en terreno que se convertiría en relleno sanitario en Guanajuato (nota de Alonso Merino Lubetzky en POPLab)

Ilustración: Pinche Einnar/POPLab.

Javier Hinojosa, industrial del estampado, filántropo y promotor de las “ciudades humanas”, es el empresario a quien el Cabildo le vendió sin avalúo La Cintilla, el predio autorizado para terminar con la crisis de basura en los Pueblos del Rincón.

http://www.solysal.com.mx/

Alonso Merino Lubetzky | POPLab.

Hoy en día cada vez que veo una de esas apetecibles botellitas de agua, de la mano de una sugestiva publicidad de chicas esbeltas y vida saludable soy consciente de que, una vez que haya saciado mi sed, esa inocente botellita se integrará a los millones de millones de botellitas en todo el mundo que van a parar a las montañas de basura en los rellenos sanitarios donde se generarán lixiviados tóxicos que tarde o temprano permearán al subsuelo contaminando los acuíferos, o seguirán el siniestro viaje al océano donde se unirán a los colosales parches de basura que crecen día con día” —Javier Hinojosa de León, febrero de 2016.

Javier Hinojosa de León, empresario, filántropo, habitante de los Pueblos del Rincón y expresidente del Consejo del Instituto de Planeación, Estadística y Geografía del Estado de Guanajuato (IPLANEG) escribió cientos de líneas sobre las bondades de la planeación urbana inteligente y el desarrollo sostenible. Ha condenado activamente la corrupción y los apetitos personales; defendió la justicia social y abogó por humanizar las ciudades para hacerlas más habitables.

Cinco años más tarde de finalizada su participación en IPLANEG, el 17 de diciembre de 2020, todo ese discurso se fue literalmente a la basura cuando el Ayuntamiento de Purísima del Rincón autorizó en favor de Hinojosa la enajenación del predio La Cintilla, a precio de compra y sin avalúo, para que pueda reubicar su fábrica de cartón y estampado Best Graphics S.A. de C.V. fuera de la cabecera municipal, cerrando así la posibilidad a sus conciudadanos de tener un sistema integral de disposición final de residuos y elevar su calidad de vida.

La Cintilla era el único terreno y proyecto alternativo que poseían los Pueblos del Rincón para poner fin a la crisis de basura en la que se encuentran, producto de una gestión irregular y fuera de norma de los desechos tanto en Purísima como en San Francisco del Rincón, según la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial del Estado de Guanajuato (PAOT). Fue la fracción del PAN la que aprobó por vía rápida la venta del terreno al mismo precio en el que el municipio lo adquirió hace tres años.

Proyectado como el sitio de disposición final para un Sistema Integral Metropolitano de Gestión de Residuos Sólidos, La Cintilla fue aprobada para su venta a Hinojosa por la actual administración del alcalde Marco Antonio Padilla, luego de que años atrás se invirtieran sumas millonarias de origen municipal, estatal y federal para los estudios técnicos, evaluaciones y trámites del proyecto.

Solo con la información presentada aquí y en su fase de diseño, alrededor de 3 millones de pesos ejercidos entre terreno y estudios diversos que se perdieron; mínimo un millón más autorizado por el Fondo Metropolitano del que se desconoce su destino. Otro tanto en evaluaciones de impacto ambiental y estudios de viabilidad cuyos montos y conceptos de gasto permanecen ocultos.

“No tengo idea qué pasó”, dice el ex alcalde promotor del nuevo relleno

Para Juventino López Ayala, el exalcalde de Purísima que concretó la adquisición del terreno y logró las autorizaciones de las instancias estatales, es lamentable lo ocurrido y no se lo explica. Tanto López Ayala como el actual alcalde son militantes de Acción Nacional.

“El relleno es una prioridad, es una necesidad, urgente. El relleno que tenemos aquí en el pueblo es un tiradero porque realmente no cumple con… desgraciadamente se hizo hace años y nos ha dado servicio durante muchos años, pero ya está prácticamente lleno. Por eso se pensó. ¿Qué pasó? No sé, no tengo idea qué pasó, qué estudios hicieron, por qué no se proyectó, no se terminó, no se culminó ese proyecto, que quedó haciéndose, llevándose a cabo todo. Todos los permisos, el proyecto y todo para llevarlo a cabo. Entonces, no sé realmente en esta administración qué fue lo que pasó”, dijo a POPLab.

Además de los ineficientes mecanismos de confinamiento de desechos, el actual sitio de disposición final en Purísima, ubicado en el camino Guanajal-Guadarraya, sufre múltiples incendios al año. A las pocas horas de iniciado el año 2021, este experimentó nuevamente una quema que duró casi veinticuatro horas, cuando finalmente pudo ser sofocado por elementos de Protección Civil y Bomberos tanto del municipio de Purísima como de San Francisco del Rincón el domingo 03 de enero por la noche.

Incendio en sitio de Guanajal-Guadarraya, enero de 2021. Foto: Cuerpo De Bomberos Purísima Del Rincón Guanajuato A.C.

Karina Padilla, titular de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial en Guanajuato, dijo a POPLab que hasta ahora no tienen evidencia de que Purísima haya cumplido hasta el momento con las recomendaciones, luego de que nuevamente en mayo de 2019 se abriera un expediente para revisar el caso concreto del tiradero en funciones y en agosto de 2020 diera al municipio las mismas recomendaciones que hizo hace cinco años respecto a las deficiencias del sitio.

La Cintilla también serviría para clausurar el actual tiradero municipal como lo recomendó la PAOT desde 2016, ya que además de incumplir desde el inicio con las normas ambientales y ser un foco de incendios, presenta un alto nivel de saturación que daña la salud de los habitantes de Purísima y San Francisco del Rincón, así como al medio ambiente de la Zona Metropolitana de León. Un problema ambiental para toda la región del centro de Guanajuato.

Con la venta de La Cintilla —han dicho los tres ediles que votaron en contra del acuerdo de cabildo durante la sesión ordinaria no. 91, Luz María López Vargas (PRI), Daniel Aranda (PRI) y Rodrigo Cabrera (MORENA)—, se beneficia “mañosamente” a un privado, no se obtienen utilidades para el municipio y se cancela la posibilidad de mejorar urgentemente el confinamiento de desechos que cada día demanda más espacio debido a los desperdicios de la industria local.

“Yo voté en contra porque se me hizo muy apresurada la presentación. La directora de Desarrollo Económico [Analy Ayala Mejía] se me hizo muy precipitada y como queriendo incidir, como si fuera una maravilla. Pero diciendo que le iban a vender ese predio a un industrial, de quien ni siquiera dio el nombre ella. El nombre lo di yo. Cuando hablaron de un industrial que procesa el cartón para las etiquetas y los empaques. Y yo dije ‘es Hinojosa, no es nadie más’”, comentó en entrevista Daniel Aranda, regidor del PRI.

Por lo menos desde el año 2015, la PAOT ha hecho visitas de inspección al sitio en Guanajal-Guadarraya y ha señalado que este no cumple con la NOM 083 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). De acuerdo con registros periodísticos, al menos desde 2014 el relleno sanitario se ha incendiado cada año de forma recurrente, y solo entre 2019 y 2020 hubo alrededor cinco incendios; se suma además, el incendio con el que comenzó 2021. Los incendios son reconocidos como uno de los principales riesgos sanitarios para la población dentro del Programa Municipal de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial (PMDUOET) 2018.

Incendio en sitio de Guanajal-Guadarraya, enero de 2021. Foto: Cuerpo De Bomberos Purísima Del Rincón Guanajuato A.C.

El siniestro de los primeros días de enero fue denunciado en redes sociales mediante video, e incluso transmitido en la televisora oficial de Guanajuato, en el que se aprecia una enorme nube de humo que, de acuerdo con información del director de Ecología municipal Fernando Verdín, incrementó la presencia de partículas PM 2.5 y PM 10 dañinas para la salud. En medios e instituciones se ha difundido la versión de “provocadores” particulares de los incendios y han habido personas detenidas como presuntos culpables.

El hecho es, sin embargo, que el sitio Guanajal-Guadarraya no cuenta con los protocolos básicos de control y manejo de residuos, dejando abierta la posibilidad a siniestros de este tipo provocados o no, además de las profundas afectaciones al aire por sobreexposición de residuos y a acuíferos por lixiviados en contacto directo con la tierra. Purísima genera 50 toneladas diarias de basura industrial y 20 toneladas de basura público-urbana, según la Dirección de Ecología. Acumuladas, las miles de toneladas anuales de desperdicio industrial hacen de Guanajal-Guadarraya una bomba de tiempo que estalla de cuando en cuando. La Cintilla era el paso para salir de la crisis que asfixia a los Pueblos del Rincón.

Inversiones desperdiciadas

A finales de agosto de 2017 es cuando el Ayuntamiento de Purísima aprobó por unanimidad de votos la compra del predio rústico La Cintilla, un terreno de 4 hectáreas (40 mil metros cuadrados) por el valor de 1 millón 320 mil pesos. El terreno —queda asentado en el acta No. 60 de la administración 2015-2018— iba a ser “destinado para un nuevo sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos y de manejo especial tipo B para el municipio de Purísima del Rincón”. Fuentes han confirmado la existencia de estudios desde 2015, cuando Hinojosa era presidente.

Durante esa misma sesión ordinaria de cabildo se aprobaron 276 mil 085 pesos para que el municipio participara en el Fondo de Mejoramiento y Descentralización Ambiental del Estado de Guanajuato (FOAM) con la intención de cofinanciar con el Instituto de Ecología (hoy Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, SMAOT) la “elaboración de un proyecto ejecutivo del nuevo sitio de disposición final” quien pondría el 70% por ciento de la inversión restante sumando un total de 920 mil 283 pesos invertidos.

El proyecto era un hecho y formaba parte de algo más grande: todo un sistema metropolitano de gestión de residuos que estaba siendo financiado por el Fondo para la Zona Metropolitana de León (FIMETRO). 469 mil 258 pesos de un total de 1 millón 598 mil 400 pesos fueron ejercidos por el IPLANEG en “Estudios Técnicos para el Sistema de Manejo Integral de Residuos Sólidos para la Zona Metropolitana de la Ciudad de León”, de acuerdo con un acta de sesión del Subcomité Técnico de Evaluación de Proyectos del Fideicomiso Público Estatal de Administración del FIMETRO en febrero de 2017.

El proyecto incluía la construcción y operación de una Estación de Transferencia Urbana, una Estación de Transferencia Rural —donde se separan primero los residuos útiles de la basura— y un sitio de Disposición Final en La Cintilla. Este sistema hubiese dado servicio a Purísima y a San Francisco, cuyo tiradero municipal tampoco cumple con las normas ambientales.

Existe además una Autorización de Impacto Ambiental con fecha del 17 de septiembre de 2018 expedida por el entonces Instituto de Ecología para llevar a cabo la construcción y operación del sitio en La Cintilla. Sin embargo, pese al gasto realizado en la elaboración de los estudios para presentar la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) MIA-PUR-031-55928/2018, el proyecto no prosperó.

Captura: Autorización de Impacto Ambiental, Instituto de Ecología de Guanajuato, hoy SMAOT.

“Todo en su momento se hicieron los estudios, IPLANEG los revisó. Todo estaba bien, estaba en camino. Estábamos esperando nada más los recursos para empezar a ejecutarlo. Y obviamente el proyecto lo tenía en ese momento Ecología del estado, entonces ahí le estaban dando ellos continuidad y no sé realmente qué fue lo que pasó, lo que detonó que no se llevara a cabo y que se vendiera”, añade el exalcalde de Purísima, José Juventino López.

Según se lee en la autorización de la MIA, el encargado de supervisar el cumplimiento de la norma ambiental del proyecto era el entonces Procurador Ambiental, Juan Pablo Luna Mercado, hoy director del IPLANEG. Ni Luna Mercado, ni María Isabel Ortiz Mantilla, titular de la SMAOT, atendieron la solicitud de entrevista pese a que se entabló comunicación directa con Ortiz y se solicitó cita con sus respectivas áreas de comunicación social.

“Los estudios de impacto y todo fueron ya autorizados y evaluados”, confirmó por su parte Fernando Verdín, Director de Ecología en Purísima, respecto al sitio en La Cintilla.

“Bandeja de plata” para el expresidente de IPLANEG

A poco más de tres años de la adquisición del predio, el Ayuntamiento autorizó la enajenación de La Cintilla en favor de Javier Hinojosa de León el pasado 17 de diciembre por una solicitud del alcalde Marco Antonio Padilla, quien en el oficio M.P.R/S.H.A./O.A. 262-2020 señala que “al no poder utilizarse para los fines de su adquisición, se somete a consideración del cuerpo edilicio, la desafectación del dominio público del inmueble”.

Hasta el momento el acta de la sesión no es pública, pero consta en registros de la prensa que fue la fracción del PAN junto con la regidora del PVEM, así como el alcalde Marco Antonio Padilla Gómez y la síndico Ana Laura Arriaga Quiroz —también de extracción panista— quienes autorizaron la venta del predio en un procedimiento que, a juicio de los regidores de oposición, es incorrecto. POPLab entabló comunicación directa vía mensajería con la síndico Ana Laura Arriaga para agendar una entrevista y esta nunca fue concedida.

“Es una venta casi ya directa, cuando lo correcto es primero la desafectación. O sea, se pone a consideración la desafectación porque se tiene intención de vender, creo que es la forma cómo debería de ser. Ellos ya iban a lo directo. Sí se vota como desafectación, pero para venta. O sea, ya, así como ‘ya tenemos el comprador’. Y eso es parte de lo extraño de todo esto porque suben a la directora de Desarrollo Económico a defender a la empresa”, dijo en entrevista el regidor Rodrigo Cabrera de MORENA.

Javier Hinojosa de León fue presidente del Consejo Directivo del IPLANEG entre 2011 y 2015 y es un conocido industrial del cartón y el estampado en Purísima del Rincón. El predio fue enajenado a Hinojosa por el Ayuntamiento para pretendidamente sacar su fábrica de la mancha urbana y tener más espacio para la creación de 200 empleos y beneficiar al crecimiento de Purísima. Según los tres ediles de oposición, el planteamiento fue que “si no se le autoriza, se va del municipio”.

Javier Hinojosa de León y el exgobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez. Foto: Especial.

Hinojosa compró La Cintilla en el mismo precio en el que lo adquirió la administración 2015-2018: 1 millón 320 mil pesos; tres años después, sin ninguna utilidad para el municipio en una zona cerca del Pueblo Mágico Jalpa de Cánovas.

“Es un doble voto. No se vota nada más la desafectación. Si no que es la desafectación para vendérselo específicamente al ingeniero Javier Hinojosa. Lo correcto era desafectarse y ponerlo a subasta pública, para que se le pueda recuperar con el precio correcto. Yo hice la observación: esto es un regalo”, comenta Cabrera.

Sin embargo, durante la sesión del pleno los promoventes de la venta de La Cintilla “no presentaron ningún dato, ningún documento, que hablara para la toma de decisión. Nada más las palabras de la directora de Desarrollo Económico y por eso no se me hizo bueno votarlo a favor”, agregó Daniel Aranda del PRI.

Justificando el crecimiento de Best Graphics Comercial S.A. de C.V., Hinojosa se beneficiará de La Cintilla con un valor de $33 MXN el metro cuadrado de terreno. La empresa se encuentra actualmente en Privada Emiliano Zapata 202, Zona Centro, 36400, Purísima del Rincón y de acuerdo con una medición geoespacial usando Google Maps, la bodega y terreno actual tienen una dimensión de media hectárea (.500 ha), por lo que resta la pregunta de si Hinojosa hará crecer su empresa ocho veces más ocupando las 4 ha en una zona donde no existe la infraestructura ni el uso de suelo para fines industriales.

La Cintilla es una localidad de granjas de pollo, está incomunicada y no hay industria en la zona, además de que se encuentra a 27 km de la cabecera municipal.

Beneficios de antaño

Hinojosa ha sido beneficiado históricamente por el Ayuntamiento de Purísima. Desde hace veinte años su asociación civil “Nueva Esperanza” A.C. presentada como Centro Comunitario y Escuela de Educación Especial, ha recibido de la administración pública entre 8 mil y 12 mil pesos mensuales de la partida “Ayudas sociales a instituciones sin fines de lucro”, según consta en actas de cabildo de las administraciones 2012-2015 y 2015-2018.

El regidor Rodrigo Cabrea confirma que el recurso para Nueva Esperanza ha seguido autorizándose anualmente durante este gobierno. El mismo empresario purisimense ha dicho que “La Escuelita” Nueva Esperanza fue fundada en el año 2000 por invitación del exalcalde de Purísima y exgobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez.

El negocio de la irregularidad

“El argumento del alcalde es que ese millón y tanto [de la venta] se lo vamos a destinar al relleno actual para darle vida por otros años. Con millón 300 y a pagos, porque no se los van a dar juntos, no se va a lograr hacer nada”, comenta Cabrera.

El actual alcalde de Purísima del Rincón, Marco Antonio Padilla, fue regidor en 2012-2015 e integró la comisión encargada del control de ingreso de residuos, así que desde entonces conoce bien las deficiencias de la gestión de desechos en el municipio.

Además, según señala el regidor Daniel Aranda, “el presidente municipal tiene una intención. Él se dedica al proceso de basura para utilizarla como combustibles y llevarlos a las cementeras. Ese es su trabajo, a eso se dedica, a juntar desechos industriales. Marco Antonio colecta basura industrial, la procesa, la muele y luego la envía como combustible a las cementeras a San Luis, a Monterrey, a lugares donde requieren combustible él manda todo ese proceso”.

El envío de residuos sólidos a cementeras en el municipio fue confirmado por Fernando Verdín, director de Ecología.

“Y él habló el otro día de hacer un centro de eso. Entonces, casi casi creo que él va a querer estar metido haciendo ese proceso de separación de residuos para alargar la vida de ese tiradero, pero el problema es que no puede llevarse a todo el municipio entre las patas, a la altura de como estamos al borde, ya lo tenemos hasta arriba del cuello el agua con ese tiradero”, añadió Aranda.

Foto: Cuerpo De Bomberos Purísima Del Rincón Guanajuato A.C. Incendio en sitio de Guanajal-Guadarraya, enero de 2021.

Guanajal-Guadarraya no cuenta con barrera geológica o natural o un sistema de impermeabilización; no cuenta con un sistema de control del biogás y lixiviados que generan los residuos; tampoco tiene un área de emergencia para recibir residuos durante alguna eventualidad, siniestro o desastre natural; no cumple con los niveles mínimos de compactación de desechos conforme a la norma; no tiene control de dispersión de materiales ligeros, fauna nociva, infiltración pluvial, ni un mecanismo cobertura de residuos después de veinticuatro horas de su depósito.

Según la recomendación PAOT-GTO-SPA-001/2020, el sitio no tiene cerca perimetral, caseta de vigilancia, control de acceso, báscula, agua potable, electricidad, drenaje y vestidores; carece de manuales de operación básicos para el registro de residuos; no tiene programas de remediación y control de impactos ambientales, de monitoreo de biogás, lixiviados y mantos acuíferos.

Por lo menos desde el 13 de diciembre de 2016, la PAOT emitió las recomendaciones PAOT-GTO-996/2016, luego de una visita de inspección el 14 de julio de 2015, cuando el alcalde Marco Antonio Padilla integraba la comisión de residuos. El 23 de marzo de 2017 el cabildo aprobó por unanimidad de votos girar la instrucción de cumplir con las recomendaciones a la dirección de Medio Ambiente y Ecología y a Servicios Públicos Municipales para “implementar mejoras” en el sitio de disposición final.

La PAOT visitó el sitio nuevamente el 14 de junio de 2017 “encontrando que no se cuenta con suficiente evidencia de estar llevando a cabo las medidas correctivas en la recomendación”, según quedó asentada en el acta No. 57 de la sesión ordinaria del 20 de julio de 2017. Al día de hoy las recomendaciones de regularización por incumplimiento persisten y desde entonces señaló que el sitio debería clausurarse.

Como respuesta a una solicitud de información, la SMAOT únicamente entregó una ficha donde se señala que han capacitado y comunicado a las autoridades de Purísima sobre la importancia de operar adecuadamente el sitio en Guanajal-Guadarraya para prevenir incendios. Destaca que la SMAOT atribuye el incendio a la quema de pastizales y no a las malas condiciones en las que se opera el tiradero municipal.

Un fragmento más de Hinojosa de León, abril de 2016:

“Debido al impacto de la Obsolescencia Programada, la vida útil de los productos que fabricamos hoy en día es cada vez más efímera, su paso de la fábrica al basurero es sumamente breve, todo lo que se produce es desechable, desde los miles de millones de vasos, platos, cubiertos, charolas, bolsas, contenedores, popotes, pañales, tapas y botellas que en cuestión de minutos se tornan inservibles hasta los sofisticados artefactos mecánicos y electrónicos que tanto nos sorprenden, todos por igual van a parar a los tiraderos en los que su descomposición tomará cientos de años y, una vez degradados, lejos de servir de alimento para preservar el ciclo eterno de la vida, ensuciarán el cielo, la tierra, los ríos y los mares envenenando cuanto toquen poniendo en riesgo la vida en el planeta y por ende nuestra propia sobrevivencia”.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de POPLab. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://poplab.mx/article/PlaneacionalabasuraventadeterrenodestinadoarellenosanitarioenPurisimabeneficiaaexpresidentedeIPLANEG

Deja un comentario