¿Gana o pierde AMLO peleando con Aristegui, Brozo o hasta Pedrito Sola? Autor: José Reyes Doria

Foto: Cuartoscuro.

José Reyes Doria @jos_redo

1.- Pierde, porque se expone al riesgo de que los periodistas descalificados en las mañaneras superen el miedo y asesten respuestas duras. Fue el caso de Brozo, Víctor Trujillo, a quien el presidente López Obrador ha tildado de estar al servicio del régimen neoliberal corrupto. En un arranque inédito, Brozo le respondió a AMLO en el mismo tono, con un coraje que rayó en la insolencia, pero que, bien mirado, ilustra el conocido adagio de que “el que siembra vientos cosecha tempestades”. Con su estilo de confrontar a la prensa y a los periodistas, López Obrador expone la investidura presidencial a invectivas como la de Brozo, dañando el prestigio y la aureola de respeto que tradicionalmente envuelve, en sí, a la Presidencia de la República.

2.- Gana, porque refirma su narrativa ante sus seguidores y simpatizantes. Fortalece la imagen épica del Presidente que se bate contra los tinterillos del régimen corrupto neoliberal, porque desenmascara y humilla a los mercenarios de la prensa. Está seguro que así interiorizarán sus bases las embestidas contra Carmen Aristegui, Carlos Loret y Brozo, entre otros. Además, consigue que no solo sus huestes, sino incluso sus adversarios, entiendan que para el Presidente el proceso transformador no solo es lo más importante, sino lo único. Todo lo demás se debe subordinar a la consolidación de la llamada Cuarta Transformación; cualquier error, abuso o ineficacia, por evidentes que sean, no deben comentarse ni discutirse porque se resta fuerza a la gesta histórica.

3.- Gana, porque precisamente, al apabullar a periodistas o adversarios políticos, quita reflectores al análisis de los malos resultados o atrasos de su gestión; reorienta la discusión pública hacia las confrontaciones con los periodistas mercenarios, sin ideales. De esta forma, los problemas económicos, la inflación, el aumento de la pobreza, los atrasos y encarecimiento de los mega proyectos, los asesinatos de periodistas, la falta de medicamentos, quedan en un lugar secundario porque los periodistas, los medios y las redes sociales se engolosinan con la cruzada moral contra periodistas perversos y políticos venales.

4.- Pierde, porque en casos como el de Carmen Aristegui, la descalificación presidencial proyecta un aire de ingratitud. Recordemos el momento posterior a las elecciones de 2006: ante la campaña de Estado contra AMLO, Carmen era prácticamente la única periodista de importancia que le daba cobertura al candidato López Obrador, se la jugó por y con él. Una estampa: después de la elección, Carmen organizó en su noticiero un debate entre los equipos económicos del gobierno saliente de Vicente Fox y de Felipe Calderón; entonces, de manera solidaria y casi militante, Carmen invitó al secretario de Hacienda del “gobierno legítimo” de AMLO, Mario di Constanzo, si mal no recuerdo. La molestia entre los equipos de Fox y Calderón fue monumental, pero Carmen se mantuvo firme y permitió que el representante del “gobierno legítimo” obradorista debatiera con foxistas y calderonistas. Ese solo hecho, pero hubo muchos más, ¿no bastaría para una gratitud imperecedera de AMLO hacia Carmen?

5.- Pierde, porque al condenar a Carmen y a otros que antes lo apoyaron, el presidente López Obrador genera incertidumbre y angustia entre los suyos, sean periodistas, moneros, legisladores o políticos. Los cercanos e incondicionales pueden comenzar a cuestionarse si más adelante ellos estarán en la situación de Carmen, recibiendo la descalificación presidencial a pesar de la lealtad, la entrega y los servicios demostrados. Los cercanos de hoy podrían comenzar a hacer previsiones para mañana, buscar formas de protegerse. Muchos de los más cercanos a AMLO son leales por convicción, la recompensa que más buscan no es el dinero o el poder, sino la realización del proyecto obradorista y recibir el reconocimiento o el gesto de gratitud del Líder. Al ver que hasta Carmen cayó de la gracia presidencial, la inquietud podría embargarlos en cada decisión o acción importante que, en función de su encargo, deban asumir.

6.- Pierde, porque Pedrito Sola no es un interlocutor decoroso para el Presidente de la República. Ni en términos de comunicación, ni en términos políticos tiene relevancia la palabra de Sola. Sí, es verdad que Pedrito es seguido por legiones de televidentes; sí, es cierto que su mensaje donde dice que reina el caos en México coincide con un endurecimiento en la cobertura presidencial de TV Azteca, pero, aun así, es inconveniente que el titular del Ejecutivo polemice con este personaje. Además, es una especie de harakiri, pues los millones de personas que no sabían del mensaje crítico de Pedrito Sola, lo conocieron por la resonancia del comentario presidencial.

7.- Pierde, porque sus críticas hacia la prensa y los periodistas ha perdido el toque de los primeros meses de su sexenio. Al principio, 2019, 2020, los señalamientos de AMLO hacia la prensa adversaria a su proyecto ayudaron a definir el escenario de la confrontación político ideológica. Incluso, la referencia a la forma en que la prensa porfirista acosó a Madero funcionó bien como una analogía, forzada y todo, útil para caracterizar las posibilidades del momento histórico de 2018. Sin embargo, cada vez es más evidente que López Obrador descalifica a medios y periodistas como reacción a noticias específicas que publican. Ya no es la crítica enfocada en las posiciones políticas de los medios y sus principales periodistas. Ahora son embestidas originadas porque se informa que faltan medicamentos, que asesinan a muchos periodistas, que creció la pobreza, que son cientos de miles de muertos por la pandemia, que su hijo incurrió en un posible conflicto de interés, y muchos otros asuntos específicos. Cada vez es más evidente que los señalamientos contra prensa y periodistas, dejó de ser una batalla ideológica, para convertirse en un reclamo directo porque se informan cosas que contradicen su narrativa.

8.- Finalmente, pierde porque al concentrar cada vez más su atención en lo que dice la prensa y critican los periodistas, podría terminar por creer lo que dicen y perder el control de la agenda mediática y política del país. En el día a día de la prensa, no cabe la idea presidencial de destacar por sobre todas las cosas la información sobre los avances de la llamada Cuarta Transformación, relegando o minimizando las noticias de los errores, abusos, incongruencias o fallas del gobierno. Incluso, los medios y periodistas más vinculados con AMLO, de vez en cuando lanzan críticas y denuncias sobre acciones concretas de su gobierno.

9.- Buena parte del estilo de gobernar de López Obrador se basa en la palabra, en el poder persuasivo de su discurso; como ningún otro Presidente, AMLO embruja con una narrativa consistente que apela más a la lealtad y a la fe que al diálogo y el análisis. Le dio resultado hasta que las cuestiones terrenales del ejercicio del poder, las evidencias, buenas o malas, de la gestión gubernamental, afloran inexorablemente y no todas embonan con el México idílico del proyecto.

10.- Por eso, si AMLO persiste en la pretensión de descalificar lo que dice la prensa, acabará por admitir, a través de la negación, la realidad que ésta dibuja cada día. Tal vez lo mejor sería vislumbrar que llegó el momento de capitalizar lo que ha logrado su gobierno, que no es poco; quizá, como decía Clausewitz, sea hora de continuar su guerra con la prensa por otros medios, por la vía política: comunicando adecuadamente sus logros específicos, para que no se desvanezcan en una guerra infértil con la prensa que magnifica de sus fracasos específicos.

José Reyes Doria
José Reyes Doria

Politólogo por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.
Asesor parlamentario en diversos órganos de gobierno y comisiones de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.
Colaborador en portales informativos. Conferencista sobre temas legislativos y políticos. Consultor en materia de comunicación política, prospectiva y análisis de coyuntura. Contacto: reyes_doriajose@hotmail.com

Mujer protesta en alfombra roja del Festival de Cine de Cannes: “Dejen de violarnos” (nota de Quinto Poder)

La mujer tenía pintada la bandera de ucrania en el pecho y la frase en inglés “dejen de violarnos”, presuntamente en protesta por las agresiones sexuales por parte de soldados rusos contra mujeres ucranianas Una mujer semidesnuda, con los colores de la bandera ucraniana pintada en el pecho, bragas manchadas de rojo y el mensaje en inglés “dejen de violarnos” irrumpió en la alfombra roja […]

En Guanajuato, tres niños de 9 años violan a uno de 6 en la escuela; directora ofrece beca y una despensa a papás para evitar denuncia (nota de Edith Domínguez en PopLab)

Directora pretendió ocultar el abuso sexual ocurrido dentro del plantel; denuncia pública detona cuando MP manda a la mamá a investigar datos de los presuntos responsables Texto y fotos: Edith Domínguez Sin aplicar un solo protocolo para dar vista a otras instancias y garantizar la integridad del alumnado, la directora de la escuela primaria estatal […]

Comenta

📱 Únete al grupo #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Deja un comentario