En Querétaro, ‘colectiva’ ha ayudado a 100 mujeres a interrumpir su embarazo (nota de Cecilia Conde en OEM-Informex)

Feministas se manifestaron en septiembre pasado a favor de la despenalización del aborto en Querétaro / Foto: OEM-Informex.

Una colectiva asesora y da seguimiento a quienes buscan interrumpir su embarazo

Cecilia Conde | OEM-Informex

La colectiva de mujeres NO-FCPYS, de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), ha acompañado a 100 mujeres para interrumpir su embarazo en el último año, siguiendo un procedimiento recomendado por la Organización Mundial de la Salud con pastillas mifepristona y misoprostol (éste último de venta libre en farmacias).

Desde el 29 de mayo de 2020, la colectiva anunció su apoyo a mujeres que desearan interrumpir su embarazo de forma segura en casa, conforme a los estándares marcados por la OMS.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Una de sus integrantes, que pidió anonimato, señaló que primero evalúan qué mujeres son candidatas. Después les informan el proceso y les dan seguimiento como si fuera “un acompañamiento entre amigas”.

“Es de forma muy segura, muy efectiva; el procedimiento termina en nueve horas”, dijo.

Agregó que las mujeres que han acompañado no pueden trasladarse a la Ciudad de México, donde es legal este procedimiento, por motivos personales, profesionales o económicos. La mayoría vive en los municipios de Cadereyta de Montes, San Juan del Río y la capital queretana.

Querétaro es una de las entidades más restrictivas en cuanto a las causales por las que se permite el aborto. Sólo lo permite por violación o si es culposo.

Incluso está tipificado como delito en los artículos 136 a 141 del Código Penal del Estado, con penas de entre uno y tres años de prisión para las mujeres y de uno a cinco años de suspensión profesional para los médicos que realizan el procedimiento por causales no permitidas.

“Comete el delito de aborto el que causa la muerte al producto de la concepción hasta antes del nacimiento”, se lee en el artículo 136.

Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que se abrieron por el delito de aborto 24 carpetas de investigación entre enero y agosto de este año, pero ninguna se ha judicializado.

La magistrada Presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Mariela Ponce Villa, señaló que no se ha sentenciado a ninguna mujer por el delito de aborto en el estado por cualquier causal.

“No teníamos ningún caso de alguna mujer procesada o que estuviera purgando alguna sentencia por ese delito”, aseguró.

Una decisión reciente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación impide que alguna mujer pueda ser criminalizada por abortar cuando el caso llegue al Poder Judicial de cualquier estado, pero en el Código Penal de Querétaro continúa tipificado como delito.

Lluvia Cervantes, coordinadora en Querétaro de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), indicó que el sistema de salud estatal también ha negado a víctimas de violación el derecho al aborto, conforme a lo que estipula la NOM-046.

“Sabemos que hay personal de salud que se la rifa y que de manera muy debajo del agua sí hacen las interrupciones, pero no se reportan porque está ahí el peligro, su labor, su trabajo”, indicó.

Esta norma establece que las víctimas de violación tienen derecho al acceso al aborto sin necesidad de presentar una denuncia, y que todas las instituciones de salud pública tienen la obligación de prestar este servicio.

VIAJAN A CDMX

En México hay cuatro estados que ya legalizaron la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas de gestación: Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz.

La capital del país brinda este procedimiento de forma gratuita en los hospitales desde el año 2007. De esa fecha hasta junio de 2021 han viajado a la Ciudad de México 655 mujeres originarias de Querétaro para interrumpir su embarazo.

Esto convierte a la entidad en la octava con más mujeres que han abortado en la capital del país.

Quienes no pueden viajar a la ciudad, tienen la opción del acompañamiento que brinda la colectiva de la UAQ, pero que no deja de ser riesgosa en un estado donde el aborto se sigue criminalizando.

“Las acompañantes no estamos haciendo nada malo, las mujeres no están haciendo nada malo más que decidiendo sobre su cuerpo y hacerlo seguro desde casa. Deberían darnos esa oportunidad sin tener que perseguirnos”, subrayó.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario