Dulce duró 56 días desaparecida tras detención; SSP leonesa en la mira por maltrato a niñez (nota de Melissa Esquivias en POPLab)

Ilustración: Juan José Plascencia | POPLab.

Colectivo y mamá de la niña Dulce Melissa activaron a autoridades con denuncia en medios tras mínimas pesquisas de FGE; obligan a alcaldesa a abrir investigación contra policías y Juzgado Cívico

Melissa Esquivias | POPLab

Un mensaje anónimo en la página del colectivo Madres Guerreras de León llevó a la localización de Dulce Melissa, quien a sus 12 años estuvo desaparecida durante 56 días y era buscada por su madre, Reina. Había sido vista por última vez la noche del 16 de octubre cerca de su domicilio en Cumbres de la Gloria, donde fue detenida por la Policía Municipal, en un proceso plagado de irregularidades, violaciones de derechos y omisiones por parte de la Secretaría de Seguridad Pública y del Juzgado Cívico de León.

Luego de la intervención de agentes de la Fiscalía estatal y policía municipal empujada por el grito de auxilio que hizo público la madre de la niña a través de medios, Dulce fue localizada en una casa habitación en la zona de Las Joyas. Así pudo volver a casa.

Este sábado, momentos antes de la localización de Dulce Melissa, el comisionado de Prevención y Atención Ciudadana de Seguridad Pública, Víctor Aguirre Armenta, informó que desde el área que encabeza se solicitó la separación del cargo de entre 4 y 5 policías involucrados en la detención y cerca de 10 trabajadores del Juzgado Cívico.

“No se cumplieron los protocolos y aunado a eso no existió sensibilidad por parte de los elementos de policía municipal que participaron en la detención, tampoco por el área de jueces cívicos y mucho menos tampoco se operaron los protocolos que existen para los menores en puestos a disposición (…) Nunca debió haber estado detenida”, advirtió el Comisionado.

La noche del 16 de octubre, según la versión de una vecina, las dos adolescentes fueron interceptadas por elementos de Seguridad Pública, pues presuntamente la acompañante de Dulce portaba un arma blanca. Ambas fueron subidas a la patrulla mientras el niño de 6 años quedó solo en la calle. Minutos más tarde, Reina y su pareja salieron a buscar a sus hijos y se percataron que el más pequeño estaba resguardado por una mujer que les relató lo ocurrido.

Las horas transcurrieron sin que ninguna autoridad notificara a Reina del paradero de su hija. La mañana del 17 de octubre Dulce Melissa fue localizada por su madre en Cepol Poniente, donde le solicitaron el pago de una multa para su liberación. Al no contar con efectivo, Reina se desplazó para realizar unas ventas y conseguir el dinero. Cuando volvió, personal del Juzgado Cívico le informó que hija había sido liberada.

“¿Por qué la dejaron salir si tiene 12 años? Según dicen que me la tuvieron que llevar a mi casa y hablarme por teléfono (al momento de la detención)”, señaló Reina.

Una denuncia por desaparición fue presentada por Reina en el Ministerio Público el 18 de octubre, misma que derivó en la publicación de una ficha de alerta Amber un día más tarde. A casi dos meses del último avistamiento de Dulce Melissa, la Fiscalía General del Estado se limitó a circular el rostro y datos de la adolescente una sola vez, aunque las fichas de búsqueda se difunden constantemente en las redes sociales de la Alerta.

En el mismo periodo, Reina vivió en carne propia el desentendimiento de la Fiscalía ante la desaparición. De la investigación no hubo un solo avance, pese a que en el Juzgado Cívico dijeron contar con un video en el que se observa a Dulce saliendo de la detención.

“Veo que hay muchas cosas que no van, porque según hay un video y no me lo han enseñado, en Cepol, de cuando salió. Mi hija ya va para dos meses y me dicen lo mismo y lo mismo. Haga de cuenta que yo soy la que estoy investigando, alguien me dice dónde la vio y yo voy y la les digo a ellos”, declaró en entrevista el pasado jueves, previo a la localización de Dulce.

Durante dos meses Reina no tuvo conocimiento de ninguna diligencia de la Fiscalía estatal, pese a que la Secretaría de Seguridad anunció que desde el 21 de octubre hicieron entrega de videograbaciones de las cámaras de seguridad.

Autoridades pasmadas
La difusión de la noticia del arresto y desaparición de una niña de 12 años provocó la respuesta tardía de la Secretaría de Seguridad, Prevención y Protección Ciudadana, dependencia responsable de la detención de Dulce Melissa. En un escueto boletín difundido el 9 de diciembre luego de la denuncia pública, la Secretaría informó tener conocimiento de la “no localización” de la adolescente, a quien se le “impuso una sanción de 12 horas de arresto” sin explicar por qué fue dejada en libertad sin la presencia de un tutor.

“Estuvo en el Juzgado Cívico de las 01:19 horas a las 13:47 horas del día mencionado (16 de octubre). La joven cumplió con el arresto y se retiró de la Delegación Poniente. La Secretaría colabora con la búsqueda de la menor y ya puso a disposición de la Fiscalía General del Estado videos de la estancia y salida de la adolescente de las instalaciones de la Delegación Poniente”, explica el boletín.

A la par del comunicado, la alcaldesa Alejandra Gutiérrez Campos se pronunció por el caso y reiteró estar coadyuvando para la investigación y localización de Dulce Melissa. La primera edil informó que ya existe una investigación oficiosa en la Contraloría Municipal (CM/DCS/112/2021.D3) por el proceder del personal del Juzgado Cívico en el protocolo de custodia. Además de otra investigación en la Secretaría Técnica de Honor y Justicia por el actuar de los elementos de seguridad pública, con el número de expediente 303/21-POL.

“Internamente estamos siguiendo la parte legal en caso de que hubiera una responsabilidad se estará sancionando, pero ahorita están en la etapa de investigación. Lo más importante es encontrarla, coadyuvar y también es que si tenemos que mejorar los protocolos lo vamos a hacer”, declaró Gutiérrez Campos este jueves.

El procurador Vicente Esqueda y la alcaldesa Alejandra Gutiérrez durante firma de convenio de colaboración Foto: Especial.

El viernes 10, luego de firmar un convenio de colaboración con la administración municipal de León para la capacitación de servidores públicos, el procurador de los Derechos Humanos Vicente Esqueda Méndez informó que hasta ese momento el organismo no había abierto una queja de oficio por las presuntas irregularidades que habría cometido personal del Juzgado Cívico con el proceso de Dulce Melissa. No obstante, el procurador respondió ante el cuestionamiento de los medios que el personal del Juzgado Cívico fue omiso en el proceso.

“Se tiene que poner a disposición de un área especial, no sigue el mismo trámite de Juez cívico, hay un área especializada que tiene que recibir y atender al menor y contactar a los padres de familia”, declaró Esqueda Méndez.

Según la Ley General de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, en su artículo 87 fracción, las autoridades federales, entidades federativas y municipales que intervengan en procesos en los que niñas, niños y adolescentes estén el el contexto de la comisión de un delito tienen esta obligación: “se notificará de inmediato a quienes ejerzan la patria potestad, tutela o guarda y custodia, así como a la Procuraduría de Protección competente”.

Otro apartado del artículo 85 enuncia que “niñas o niños, en ningún caso podrán ser detenidos, retenidos o privados de su libertad por la supuesta comisión o participación en un hecho que la ley señale como delito”.

Un discurso que revictimiza

Durante el apartado de asuntos generales en la Comisión de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes -que se celebró este viernes-, la regidora morenista Gabriela Echeverría solicitó la intervención del DIF municipal en el caso de Dulce Melissa y proporcionar apoyo y asesoría a la mamá de la niña. Pero la solicitud se transformó en un debate en el que las regidoras de Acción Nacional, Ofelia Calleja Villalobos y Luz Graciela Rodríguez cuestionaron el actuar de la familia de la víctima: “Le avisaron a la mamá que podía ir por la niña y la mamá nunca llegó”.

“A mí lo que me llamó mucho la atención, enfocandome en la parte que nos corresponde de DIF es la familia, porque ahí se argumenta que nadie de la familia llegó por ella, ¿dónde estaba la familia?, porque dicen que no llegó nadie de la familia por ella y esa es mi preocupación, más allá de todo el proceso que siguió y todo, digo qué pasa con la familia, no fue por ella, no estuvo ahí”, cuestionó Luz Graciela Rodríguez, vocal de la comisión.

El debate de las regidoras de mayoría se centró en la atención de la familia, aunque momentos antes se advirtió que Seguridad Pública debió reintegrar a Dulce Melissa con sus redes familiares, o en caso de haber estado involucrada en un hecho delictivo, canalizar a la Fiscalía, donde se solicita “inmediata” asistencia del DIF.

“Es una niña, ¿quién la está protegiendo en ese momento y la deja ir sin un familiar?”, cuestionó Gabriela Echeverría.

Autoridad debe explicaciones muy serias: Redim

“El hecho que haya estado casi dos meses desaparecida fue por lo menos omisa en seguir los protocolos de búsqueda de niñas, niños y adolescentes que se construyó desde el año pasado y está publicado en el Diario Oficial de la Federación desde mayo de este año”, declaró en entrevista para POPLab Tania Ramírez, directora de la Red por los Derechos de la Infancia en México.

Luego de conocer el caso de Dulce Melissa a través de noticias que circularon en los medios locales, la representante de Redim hizo un llamado a las autoridades municipales para “recordar” su papel fundamental en la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes: “Esa niña es titular de derechos y la acción que debe prevalecer para protegerlos es la acción del Estado”.

Tania Ramírez manifestó su preocupación por la detención y posterior desaparición de Dulce Melissa, y advirtió que si desde la versión oficial de las autoridades, donde se refirió de manera “incorrecta” a la víctima como una “joven”, en la práctica y en los hechos las irregularidades pudieron ser desmesuradas.

“El nombrar a la niña como una joven es una imprecisión absoluta y puede ser una estrategia por parte de las autoridades para deslindarse de responsabilidades, una niña de 12 años es una niña, no es una joven”.

Según Ramírez, las omisiones en dos aspectos fundamentales del Protocolo de Búsqueda de NNA versan en que las autoridades que procesaron a las víctimas debieron presumir la minoría de edad y con base en ello dar el tratamiento adecuado a los casos. Además, en el caso de NNA “nunca se puede dar por sentada una no localización, lo que se presupone es que hay un delito”, destacó.

“La autoridad deberá investigar cuáles fueron los delitos a los que esta niña pudo haber estado expuesta durante casi dos meses (…) No por el hecho de recuperar la libertad quiere decir que esté en buenas condiciones, hay que ver cuáles serán los siguientes movimientos”, señaló.

Finalmente, Tania Ramírez aseguró que tanto la alcaldesa Alejandra Gutiérrez como el secretario de Seguridad Mario Bravo Arrona deberán dar “explicaciones muy serias” y de manera pública por la desatención y omisiones en el caso de Dulce Melissa. “Hay un grave rezago en términos del conocimiento y cumplimiento de los protocolos”, concluyó.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de POPLab. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://poplab.mx/article/Dulceduro56diasdesaparecidatrasdetencionSSPleonesaenlamirapormaltratoaniez

El lenguaje incluyente busca generar una realidad diferente: Arturo Zaldívar se pronuncia sobre el lenguaje no binario (nota de Jaime Tzompantzi en Quinto Poder)

El ministro Arturo Zaldívar dio su opinión sobre el lenguaje inclusivo y no binario a través de un video en redes sociales. Jaime Tzompantzi TENDENCIAS·28/9/2022 · 20:54 hs Una polémica de los últimos años es el lenguaje incluyente. Mientras que muchos adultos consideras que es una forma de deformar el lenguaje, para otras personas es […]

Comenta

Deja un comentario