Deschamps, García Luna, Lozoya… la agenda que deja pendiente Santiago Nieto (nota de Obed Rosas en SinEmbargo)

Santiago Nieto estaba considerado como uno de los funcionarios más destacados del Gobierno. Foto: Galo Cañas | Cuartoscuro.

Por Obed Rosas

Santiago Nieto Castillo fue el principal brazo en la lucha contra la corrupción del Presidente Andrés Manuel López Obrador, con acciones contra políticos y exfuncionarios como Emilio Lozoya, Carlos Romero Deschamps, Genaro García Luna, Rosario Robles…

–Con información de Dulce Olvera

Ciudad de México, 10 de noviembre (SinEmbargo).– Santiago Nieto Castillo fue el funcionario que más comunicó el combate a la alta corrupción, durante la primera mitad del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, con acciones contra prominentes personajes de la política y los negocios, desde el exdirector de Pemex Emilio Lozoya hasta el líder petrolero Carlos Romero Deschamps y el exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Su rol como principal activo en la lucha contra la corrupción terminó este lunes cuando dejó la Unidad Inteligencia Financiera (UIF), en medio del escándalo por su boda realizada en Guatemala. Ahora al frente de esta dependencia estará un histórico líder de la izquierda, Pablo Gómez, cuya trayectoria se ha desempeñado en gran medida en el Congreso.

“Habrá un punto de tensión y quiebre en la Unidad con la llegada de un nuevo titular porque se genera la pregunta de si seguirá trabajando con la misma intensidad en el combate a la corrupción. Sin embargo, se pondrá a prueba la propia institucionalidad, es decir, si la salida de un titular implica que se paralice, con lo que mostraría un signo de debilidad”, planteó el politólogo y abogado Maximiliano García Guzmán.

García Guzmán indicó que Nieto deja expectativas muy altas en la conducción que ahora habrá de tener la UIF. “Lo que podría esperarse de Pablo Gómez es que se conserve la idea de control que desde el Legislativo se impulsa. Pero llegar a un área tan técnica como la UIF supone un reto importante y de manera muy rápida tiene que darle continuidad a los procesos porque de lo contrario estaría fluyendo más la variable política que la técnica”, aseguró.

“Le queda una vara muy alta y se ve difícil que pueda llenar esos zapatos el economista”, afirmó a su vez ​​Iván Gidi, director de la Organización Nacional Anticorrupción (ONEA). “La preocupación es si realizará un trabajo profesional e independiente o será una oficina que despache en función de los intereses del Presidente. Hay mucho qué atender”.

Gidi explicó que Nieto era uno de los pocos que actuaba con independencia y con eficacia en la actual administración. Para él, el cese fue “un exceso” porque “no hubo una falta grave”.

Nieto Castillo deja tras de sí una serie de casos en los que su unidad participó de manera determinante como la trama de corrupción de Odebrecht, que ha envuelto a políticos del PRI y el PAN, como el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya y el excandidato presidencial panista Ricardo Anaya. También ha participado en las acusaciones contra el otrora líder petrolero Carlos Romero Deschamps y la exsecretaria peñista Rosario Robles.

El exfuncionario, además, ha tenido un papel clave en el combate a las organizaciones del crimen organizado, mediante el congelamiento de sus activos, en particular el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), en el combate al robo de combustible, conocido como huachicol, y en el de las empresas factureras.

Su desempeño, de igual forma, abarcó en las indagatorias de gobernadores acusados de corrupción como el tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca, el exmandatario de Chihuahua César Duarte, o el entorno del morelense Cuauhtémoc Blanco.

Tan sólo durante el año 2020, la Unidad a su cargo presentó 129 denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR); 84 vistas a diversas autoridades penales del fuero común, fiscales, electorales y de responsabilidad administrativa, según los datos que proporcionó en enero de este año.

Carlos Romero Deschamps es señalado de haber edificado una fortuna con dinero proveniente del sindicato petrolero. Foto: Adolfo Vladimir, Cuartoscuro.

LAS DENUNCIAS CONTRA DESCHAMPS

Uno de los principales frentes que abrió la Unidad de Inteligencia Financiera fue contra Carlos Romero Deschamps, un priista con larga trayectoria legislativa que estuvo al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) por 26 de años, un liderazgo desde donde protagonizó una serie de escándalos por los lujos con los que él y su familia vivieron, para lo cual incluso recurrió a esquemas de triangulación de recursos, según las acusaciones.

La UIF ha presentado dos denuncias contra Romero Deschamps y su entorno más cercano ante la Fiscalía General de la República, dependencia que encabeza Alejandro Gertz Manero —quien tuvo distintos roces con Santiago Nieto—, y la cual es la responsable de robustecer el caso contra el líder petrolero.

La evidencia más firme que tiene la Fiscalía en este caso proviene de la UIF, la cual apunta a fraude, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. En septiembre pasado, el diario Milenio informó que esta Unidad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) halló que en los últimos tres años del Gobierno de Enrique Peña Nieto, Romero Deschamps y su familia recibieron más de 300 millones de pesos en depósitos; sin embargo, sólo declararon 88.6 millones de pesos y generaron deducciones por 21.5 millones.

En esta fotografía de mayo de 2011 se ve a Carlos Romero Deschamps y su esposa Blanca Rosa Durán, a su llegada al Museo Soumaya. Foto: Cuartoscuro.

El “clan Romero Deschamps”, refiere el mismo reporte, retiró más de 270 millones de pesos, compró joyas, vendió y adquirió propiedades en México y Estados Unidos. Además, la familia realizó 477 vuelos a siete países, por lo que la Unidad de Santiago Nieto Castillo abrió en ese entonces una investigación colectiva.

El mismo medio indicó cómo los Romero Deschamps hicieron un “imperio de bienes raíces” en Estados Unidos, el cual asciende a más de 130 millones de pesos y que incluye departamentos en algunos de los condominios más exclusivos. Además se acusó a Deschamps de tejer junto a sus familiares una supuesta red para desviar recursos del sindicato de trabajadores de Pemex.

Pese a ello la Fiscalía General, señaló Milenio, mantiene congeladas todas las investigaciones. En respuesta, un vocero de la dependencia dijo en septiembre pasado al diario El País: “las investigaciones están en curso, se siguen allegando de información. Son procesos largos, se ha solicitado información financiera, se han desahogado otras pruebas, todo de acuerdo al cauce legal”.

No obstante, a la fecha se desconoce el estado de esta investigación como ha sucedido con otros casos de alto perfil en los cuales no se ha visto avance alguno por parte de la Fiscalía.

EL LITIGIO ESTRATÉGICO CONTRA GARCÍA LUNA

El pasado 21 de septiembre, la Unidad de Inteligencia Financiera presentó su primera demanda civil en el extranjero y lo hizo contra Genaro García Luna, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Felipe Calderón Hinojosa. Al exfuncionario, mano derecha del expresidente Calderón, se le acusa por presuntas operaciones financieras ilegales.

La denuncia contra García Luna, que tiene el objetivo de recuperar “los activos derivados de un gran esquema ilegal de contratación en el sector de la seguridad y defensa nacional“, se sumó a las acusaciones por narcotráfico que ha presentado la justicia estadounidense, para las cuales la propia UIF aportó información.

La acción judicial se presentó en las cortes de Miami, Florida, donde la UIF identificó “un importante número de empresas y propiedades asociadas a los actos de corrupción política y lavado de dinero”, de quien fuera el artífice de la guerra contra el narcotráfico emprendida por el expresidente Calderón.

García Luna es considerado el artífice de la lucha contra el narcotráfico emprendida por Felipe Calderón. El exfuncionario ahora está preso en EU acusado de narcotráfico. Foto: Cuartoscuro.

La demanda cubre 39 empresas y fideicomisos pertenecientes no sólo a Genaro García Luna, sino a “sus cómplices y/o familiares”, las cuales —se alega— se ubican o cuentan con operaciones en la ciudad de Florida y son dueñas de propiedades adquiridas con dinero derivado de un esquema de contrataciones ilegales.

En el litigio se señala que los demandados son integrantes de un gran grupo de empresas creadas y utilizadas por García Luna y sus co-conspiradores para esconder recursos derivados de actos de corrupción.

En tanto, en México la Unidad de Inteligencia Financiero presentó dos denuncias vinculadas con el caso de García Luna y con Luis Cárdenas Palomino, exencargado de Seguridad Regional de la Policía Federal, mano derecha del exsecretario de Seguridad.

SANTIAGO, LOZOYA Y EL CASO ODEBRECHT

Emilio Lozoya al acudir a la audiencia en el Reclusorio Norte en la que se le dictó prisión preventiva. Foto: Cuartoscuro.

Un parteaguas en la trayectoria de Santiago Nieto fueron las investigación que realizó como Fiscal Electoral, durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, contra Emilio Lozoya Austin en relación al caso Odebrecht, situación que le valió su salida de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE) en medio de una embestida de la administración peñista.

Ese mismo intento de combatir la corrupción en la administración pasada le valió sumarse al Gobierno de López Obrador como titular de la UIF, una de las posiciones clave para aportar elementos a la Fiscalía General en los casos de alto perfil, como ha sido el de la constructora brasileña Odebrecht y sus ligas con el peñismo.

En ese sentido, la Unidad de Inteligencia Financiera ha presentado siete denuncias en contra de Emilio Lozoya por diversos delitos, entre ellos uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa, peculado, las cuales se suman a la acusación central contra el exfuncionario de haber recibido 10.5 millones de dólares de sobornos de Odebrecht para la campaña de Peña Nieto, quien ordenó que parte de esos recursos se destinaron a sobornar a panistas y priistas, un caso emblemático de corrupción que sigue impune.

Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, denunció al expresidente Enrique Peña Nieto y a Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda, por su presunta participación en esta trama de corrupción y por autorizar sobornos. Foto: Cuartoscuro.

Entre los nombres mencionados en esta trama figuran los del expresidente Enrique Peña Nieto, los de Luis Videgaray, Ricardo Anaya y otros integrantes de la ahora oposición. En total, en la denuncia que Lozoya presentó ante la FGR a su regreso a México, como parte de un acuerdo de colaboración, han sido implicados 70 políticos.

Este caso dio un giro en la audiencia de la semana pasada del exdirector de Pemex, cuando la UIF pidió junto a la FGR y Pemex que Lozoya quedara en prisión preventiva, medida que concedió el Juez federal José Artemio Zúñiga.

Precisamente, la UIF dio a conocer que hay varias investigaciones abiertas en contra de Lozoya, las cuales en su momento pudieran ser judicializadas. Por lo mismo se insistió en que existía un riesgo de fuga, ya que ha demostrado tener los recursos necesarios para evadir la justicia.

Rosario Robles es señalada de haber sido omisa en el desvío de recursos durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

EL PAPEL DE LA UIF EN EL CASO DE ROBLES

Al frente de la UIF, Nieto Castillo informó en octubre de 2019 como esta dependencia había presentado dos denuncias contra Rosario Robles, extitular de Sedesol y Sedatu en el Gobierno de Peña Nieto, quien a la fecha permanece en prisión preventiva en el penal de Santa Martha Acatitla. En aquel entonces, indicó que seguirían las investigaciones sobre las posibles irregularidades cometidas durante la gestión de Robles.

Una de esas indagatorias realizadas por la Unidad de Inteligencia, la cual derivó en una nueva orden de captura por delincuencia organizada y lavado de dinero, reveló que Robles ​​llevaba una vida ostentosa como secretaria de Estado durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, según informó el diario Milenio el pasado 19 de octubre.

La UIF, según este reporte, encontró 45 vuelos internacionales de Robles a distintos puntos en Europa, Asia, Sudamérica y Estados Unidos. La mayoría ocurrieron cuando fue secretaria de Estado y fueron a ciudades como Tokio, Seúl, Buenos Aires, Vancouver, Santo Domingo, La Habana, Quito, Houston, Nueva York, Washington y Miami. Los viajes también siguieron después de dejar el Gobierno, ya que se documentó que fue a Madrid, Lima y Houston.

LAS INVESTIGACIONES A LOS GOBERNADORES

El papel de la UIF también ha sido clave en las investigaciones que se han emprendido contra el Gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca, el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, y el entorno cercano del Gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco.

En lo que respecta a Cabeza de Vaca, contra quien la FGR ​​obtuvo una orden de aprehensión por lavado de dinero y delincuencia organizada, la UIF ordenó congelar en mayo pasado 37 cuentas ligadas al mandatario, a quien acusó de haber comprado inmuebles a través de dos empresas fantasma que en otras ocasiones fueron usadas por el Cártel de Sinaloa para lavar dinero. También informó que desde el año 2000, Cabeza de Vaca ingresó en diferentes trabajos en empresas privadas y cargos públicos 35.5 millones de pesos, pero sólo declaró 23.9 millones de pesos. A esto se suman las cuatro denuncias que ha presentado la UIF en su contra.

El papel de la UIF en el caso contra Francisco García Cabeza de Vaca ha sido clave. Foto: Cuartoscuro.

En el caso de César Duarte, la Unidad de Inteligencia Financiera presentó meses antes de que fuera detenido en Estados Unidos dos denuncias que derivaron de información enviada por la Fiscalía General de Justicia de Chihuahua sobre un millonario desvío de recursos en el que se emplearon empresas fachada y prestanombres. Esta acción se sumó al congelamiento de cuentas emprendido por la UIF desde 2019 contra el exmandatario y personas que han sido señaladas como supuestos prestanombres.

Recientemente, en septiembre pasado, Reforma publicó que en junio de 2020, la Unidad de Inteligencia Financiera y la FGR detectaron una red de lavado de dinero y cuentas millonarias en el círculo de Cuauhtémoc Blanco, operaciones de su periodo como Presidente Municipal de Cuernavaca (2016-2018) y sobre la cual el exfutbolista se ha deslindado.

LAS CUENTAS DEL CJNG Y LAS AMENAZAS

El CJNG es una de las organizaciones criminales a las cuales la UIF atacó financieramente durante la gestión de Nieto Castillo. Foto: Cuartoscuro.

Además de las investigaciones, denuncias y congelamiento de cuentas a miembros de la clase política, la otra labor en la que fue determinante la labor de Santiago Nieto al frente de la UIF fue en el combate al crimen organizado, lo cual le ha valido amenazas por parte de organizaciones como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En esta cruzada, la acción más emblemática se dio en junio de 2020 cuando la UIF anunció el “Operativo Agave Azul”, con el que se realizó el bloqueo de cuentas de mil 939 sujetos vinculados al CJNG. La UIF informó que trabajó de manera coordinada con la Administración para el Control de Drogas (DEA). La medida fue reconocida, aunque muchos de los congelamientos fueron combatidos en tribunales.

A eso se sumó que el pasado 6 de octubre, la Unidad ​​bloqueó las cuentas de personas vinculadas al Cártel Jalisco, después de un anuncio del Departamento del Tesoro estadounidense que sancionó a cuatro mexicanos por liderar las operaciones de narcotráfico de esta organización.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/10-11-2021/4057448
Comenta

Deja un comentario