Confirman ocho muertos en represión policial y militar contra campesinos en Bolivia

0
1512
Foto: Xinhua.

LA PAZ, 16 nov (Xinhua) — Al menos ocho muertos dejó la jornada violenta del viernes en la región de Sacaba, en el departamento boliviano de Cochabamba (centro), producto de la represión militar y policial contra manifestantes, informó hoy el defensor del Pueblo de ese departamento, Nelson Cox.

   «Tenemos ocho muertos confirmados; estamos altamente preocupados por el número de personas muertas. Además, se tiene 132 heridos, entre mujeres y hombres que, por las referencias indagadas, son en su mayoría por impacto de bala», explicó el defensor a Xinhua vía telefónica.

   Cox condenó desde la Defensoría del Pueblo la acción beligerante con la que actuaron policías y militares, no sólo para persuadir sino por el acto de «represión violenta» que se vivió en Sacaba.

   El viernes se registró una jornada violenta por un choque entre campesinos productores de hoja de coca, afines a Evo Morales, quien renunció a la Presidencia de Bolivia, y las autoridades que usaron la fuerza para reprimirlos.

   «Estamos pidiendo los informes técnicos para que se justifique el uso de armas de fuego, porque los heridos y muertos en su mayoría son por impacto de bala (…), esa movilización merecía una protección del Estado en la lógica de los estándares internacionales de derechos humanos y no una represión conjunta de militares y policías», enfatizó Cox.

   De igual forma, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó a través de Twitter el uso desproporcionado de la fuerza en las manifestaciones, y llamó a excluir las armas para controlar las protestas.

   «CIDH condena el uso desproporcionado de la fuerza policial y militar en Cochabamba (…) Las armas de fuego deben estar excluidas de los dispositivos utilizados para el control de las protestas sociales», escribió en una publicación que acompañó con imágenes de las personas fallecidas.

   El organismo recordó al Estado boliviano su «obligación de asegurar el derecho a la vida e integridad física de quienes protestan pacíficamente», y expresó su preocupación por el accionar de las fuerzas armadas en las operaciones que han llevado a cabo esta semana.

   Desde el martes, comenzaron movilizaciones de los afines a Morales en varias regiones bolivianas en demanda de la renuncia de Jeanine Áñez, líder del gobierno interino apoyada por la oposición, por considerarla inconstitucional, y la exigencia de retorno de Morales y el respeto a la wiphala, símbolo andino incluido en la Constitución.

   Andrés Flores, director del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), dio a conocer el miércoles que en los últimos 23 días de conflicto, 10 personas perdieron la vida, de las cuales ocho fueron por proyectil de arma de fuego.

   Ante lo ocurrido en Sacaba, Morales, desde su asilo político en México, pidió el viernes en un tuit a las FFAA y a la policía parar la «masacre».

   «Dicen ser de transición (gobierno de Áñez), pero usan las FFAA y Policía para la represión», escribió hoy Morales en su cuenta oficial de Twitter.

   Antes de asumir el mando interino, el 11 de noviembre, Áñez pidió a las Fuerzas Armadas de Bolivia (FFAA) sumarse a la policía para enfrentar las protestas que se registraban en varias regiones.

   Posteriormente, el viernes, acompañada de su gabinete en pleno y de los mandos de las FFAA y de la policía, Áñez advirtió que su gobierno asumirá medidas constitucionales para neutralizar las acciones desestabilizadoras que buscan tumbar su gobierno con una operación alentada por grupos subversivos «armados y delincuenciales».

   Según Áñez, informes de los grupos de Inteligencia de las FFAA indican que dichos grupos usan esta estrategia como «mecanismo de asfixia» para que las ciudades capitales se vean desabastecidas y sin servicios básicos.

   Asimismo, Áñez informó que hubo actos vandálicos contra la Planta de Senkata, ubicada en la ciudad de El Alto (oeste), dejando como resultado algunos ductos estropeados.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario