Violencia contra mujeres es una expresión de desigualdad: Ana Buquet

Foto: UNAM. Ana Buquet, directora del Centro de Investigaciones y Estudios de Género.

MÉXICO, 26 nov (Xinhua) — El fenómeno de la violencia hacia las mujeres es una de las tantas manifestaciones de la desigualdad entre ellas y los hombres, y aunque se ha avanzado en el establecimiento de leyes y políticas, aún no se ha logrado eliminar, afirmó la directora del Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ana Buquet Corleto.

   “Los Gobiernos y los organismos internacionales han tomado conciencia de que no es un fenómeno natural, es un delito, una forma más de sometimiento que hay que erradicar”, dijo a periodistas la universitaria en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora este lunes.

   Por ello, aconsejó, se requieren de muchas medidas, pero sobre todo, transformar el comportamiento de los hombres.

   Asimismo, la académica dijo que las alertas de violencia de género o medidas como los vagones o autobuses exclusivos en el transporte público son acciones necesarias para contener la violencia y proteger a las mujeres, pero no ayudan a tomar conciencia de esta problemática ni a transformar la lógica de la misma.

   “Los Gobiernos, las instituciones, las universidades tienen que trabajar de manera integral en el avance de muchos aspectos: que las mujeres no ganen menos que los hombres, que no tengan más dificultades entre ellos para lograr puestos de toma de decisiones, porque estos problemas de desigualdad están vinculados unos con otros,

son parte de un sistema general de subordinación de las mujeres”, expresó.

   Además, Buquet Corleto, experta en estudios políticos y sociales, aseguró que una explicación de la violencia contra las mujeres es “disciplinarlas”, pues a lo largo de la historia han tenido que pelear por cada uno de sus derechos.

   También, explicó la psicóloga, se relaciona con el sentido de identidad, pues hay muchos hombres que comprueban su masculinidad frente a sus pares ejerciendo violencia hacia ellas o dañando a otro hombre a partir de agresiones a su compañera, como si fuera su objeto sexual.

   “Es un problema muy complejo, que requiere de cambios culturales muy profundos, de intervenciones institucionales muy decididas y poderosas, para ir previniendo y transformando la cultura y para poder sancionar cualquier acto de violencia contra las mujeres”, agregó la universitaria.

   Al menos 3,529 mujeres fueron asesinadas en 2018 por razones de género en 25 países de América Latina y el Caribe, según datos oficiales de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario