[VIDEOS] “Rapidez inaudita” de FEADLE en mi contra: Daniel Blancas; “debe disculparse: Hans Salazar (nota de Francisco Félix)

Foto: Especial.

Ambos reporteros intercambiaron sus puntos de vista respecto a los hechos suscitados durante la conferencia mañanera del 4 de marzo de 2020

Francisco Félix | julioastillero.com

Luego de que el fin de semana pasado se diera a conocer la vinculación a proceso del periodista de La Crónica, Daniel Blancas, acusado de haber amenazado al reportero Hans Salazar en una conferencia de prensa mañanera el 4 de marzo del 2020, ambos aceptaron hablar con Astillero Informa y concedieron entrevista por separado a Julio Hernández.

Daniel Blancas comentó que siempre ha sido crítico de que en la conferencia mañanera “esté gente infiltrada que no es periodista”, pues consideró que sólo buscan “hacer preguntas cómodas” al Presidente. Consideró que se trata de “un pequeño grupo ad hoc” de unas seis o siete personas, mientras que el resto son periodistas con décadas ejerciendo el oficio.  Señaló que, cuando se están preguntando temas relevantes al Presidente, estas personas salen con sus preguntas para desviar temas, hacer gestiones u ocultar lo que se estaba cuestionando al mandatario.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Sobre el incidente con Hans Salazar, Blancas reconoció que en varias ocasiones le dijo “no preguntes pendejadas” y también aceptó que, en la conferencia del 4 de marzo de 2020, luego de ver que Salazar lo grababa, perdió la calma y le soltó “un manotazo”. Consideró que la acusación que pesa contra él ha sido orquestada por otros personajes cercanos a Salazar, a los que también ha señalado en sus textos. Comentó que el asunto ya está en el ámbito judicial y se dijo listo para, en dado caso, pagar la multa correspondiente y “llegar hasta las últimas consecuencias con dignidad, aplomo y prudencia”, pero negó que esté dispuesto a ofrecer disculpas.

El periodista de La Crónica fue crítico con la labor de la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE). Dijo que “no ha servido para nada” desde que se creó; que el 98% de los expedientes de agresiones a periodistas están estancados y que su caso ha sido atendido con una “rapidez inaudita”, armando un expediente que acumula ya más de mil fojas, por lo que acusó que “hay alguien detrás, meciendo la cuna”. También se dijo apenado de “hacer perder el tiempo con tonterías a las autoridades habiendo tantas injusticias y abusos en este país”.

Por su parte, Hans Salazar, quien tiene su propio medio digital (hansdigital.mx), reporta una cadena de actos de acoso, agresiones y amenazas en su contra, por parte de Daniel Blancas, que comenzaron cuando tomaba la palabra para realizar preguntas en la conferencia mañanera y era insultado con comentarios como: “eres un pendejo; vas a hablar de tus pendejadas; no deberías estar aquí”, así como descalificaciones por su inexperiencia y falta de preparación formal en el ejercicio periodístico. Ante ello, Salazar contó que en varias ocasiones pidió respeto a Blancas y que lo dejara hacer su trabajo, pero éste respondía diciéndole “mascota” al servicio de Presidencia.

De acuerdo con la versión de Hans Salazar, las agresiones verbales continuaron, hasta que llegó el día en que Blancas le propinó el golpe. “No fue un manotazo”, dijo, “sino que fue un golpe en la espalda, de mi lado izquierdo”. Comentó que, más que un asunto de pleito entre particulares, se trata de “una amenaza a mi libertad de expresión” y, con el miedo de que las agresiones escalaran, decidió recurrir a la FEADLE y presentar una denuncia.

Salazar destacó que cuenta con varios testigos de la agresión que sufrió y apuntó que la Fiscalía trató de obtener un acuerdo reparatorio, pero Blancas se negó: “cada quien tendrá su soberbia, tendrá su prepotencia”, señaló Salazar, quien insistió en que no busca dinero, sino que sólo quiere una disculpa pública, que cesen las amenazas y así poder continuar con su trabajo, “más allá de si [a Blancas] le gusta o no”.

Finalmente, Hans Salazar comentó que algunos periodistas de medios tradicionales “se sienten invadidos en un monopolio que venían ejerciendo” mediante la manipulación de la información y la difusión de falsedades y por eso vienen las amenazas. “Estaban muy acostumbrados a intimidar y a que uno tuviera miedo y callara”, dijo, por lo que resaltó la importancia de atreverse a alzar la voz.

Comenta

Deja un comentario