[Video] Maestra de la UASLP le pide tomar clase en “un lugar decente” a alumno que está en un ciber; Derechos Universitarios pide sanción (OEM-Informex)

FUP señaló que Derechos Universitarios debe actuar para castigar a la catedrática, puesto que no es la primera ocasión que hace comentarios de este tipo

Patricia Calvillo | El Sol de San Luis

Desde la Federación Universitaria Potosina, FUP, defienden a un estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, UASLP, por el maltrato que recibió de su maestra, Elvia Castañón quien lo criticó por tomar las clases desde un ciber, lo amenazó con que su estancia en ese lugar le restaría calificaciones.

La FUP, supo aprovechar el momento y está exigiendo a la jefatura de Derechos Universitarios que intervenga en el caso para sancionar y evitar que continúen más hechos de este tipo, pues no es el único caso que han reportado.

Buscan una solución a estos casos de discriminación y apoyo para los estudiantes que lo requieran “me parece reprochable e inaceptable la manera en que se dio esta discriminación a nuestro compañero, la realidad de las cosas es que refleja algunos casos que se han venido dando, no es la primera vez que los profesores hacen este tipo de opiniones y comentarios, y los universitarios no debemos vernos discriminados”, sentenció el presidente del organismo estudiantil, Oscar Alan Patiño Sanjuanero.

Abundó que Derechos Universitarios debe actuar para sancionar a la catedrática, puesto que no es la primera ocasión que hace comentarios de este tipo, sino que hay más quejas de que hacia este tipo de observaciones en clases asistenciales, tampoco es el único reporte que tienen, sino que se han presentado otros de profesores de diversas facultades.

Estarán al pendiente de las acciones que emprenda la UASLP para evitar que continúen casos de discriminación parte de los profesores hacia los estudiantes, ya que van a una universidad pública porque no todos los jóvenes cuentan con los recursos para tener computadora e internet en sus hogares.

Deja un comentario