[Video] Coahuila: “Como médico lo digo”, presidente municipal dice que dióxido de cloro sirve contra COVID-19; dará mil dosis para la gente (nota de SinEmbargo)


“Estoy sorprendido con los cambios que se presentan en menos de dos horas, es algo increíble”, declaró  Jonathan Ávalos, Alcalde de Francisco I. Madero, Coahuila.

Redacción / Sin Embargo

Ciudad de México, 22 de noviembre (SinEmbargo).- Jonathan Ávalos Rodríguez, Alcalde del municipio de Francisco I. Madero, en Coahuila, informó este domingo que distribuirá dosis de dióxido de cloro para tratar a pacientes contagiados de COVID-19, esto a pesar de que autoridades sanitarias de diferentes naciones han alertado sobre los daños que puede generar la sustancia.

A través de un video, el mandatario señaló que este compuesto ha dado buenos resultados en personas portadoras de SARS-CoV-2, por lo que ha solicitado la adquisición de mil tratamientos para aquellos que deseen les sea administrado.

“El día de ayer empezamos con un curso muy bueno de la aplicación de dióxido de cloro, con el que estamos maravillados. Estoy muy contento porque aunque es en poco tiempo, nos hemos reunido con algunos médicos, y está dando muy buenos resultados…”, explicó Ávalos.

El Edil reconoció que habrá médicos o personas comunes que estarán en contra del uso del dióxido de cloro, pero que, de acuerdo con lo que investigó, es una alternativa “muy buena”.

“Es una alternativa muy buena. Está curando a mucha gente. Me atrevo a decirlo incluso como médico. Lo vamos a implementar aquí; he decidido comprar alrededor de mil dosis para la gente de Madero”, dijo el mandatario.

En ese sentido, el Alcalde detalló que no es obligatorio, que únicamente será para quienes deseen aplicárselo. Esto será posible si están de acuerdo con firmar una hoja de consentimiento informado. Esto a fin de evitar desavenencias con personas que estén en contra o que no crean que el remedio funciona.

Ávalos Rodríguez afirmó sentirse sorprendido con los cambios inmediatos que genera el consumo del dióxido de cloro.

“Estoy sorprendido con los cambios que se presentan en menos de dos horas, es algo increíble”, aseveró. “Estoy muy sorprendido y como médico lo digo”, añadió.

Finalmente, aclaró que este compuesto no es cloro del convencional o doméstico, por lo que alertó a la población a no ingerir del que se tenga en casa.

A principios de agosto, Carlos Rius Alonso, del Departamento de Química Orgánica de la Facultad de Química (FQ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que el dióxido de cloro no es efectivo para eliminar virus en seres vivos y trae efectos adversos a la salud, además de que podría provocar un efecto placebo a quienes lo ingieren.

También indicó que es presentado como un producto con respaldo científico, pero no es así, ya que su uso se basa en estudios hechos en la década de los ochenta acerca de su efectividad para eliminar virus y bacterias realizados en ambientes controlados y no en seres vivos.

“Si se toma un cultivo de virus y bacterias, y se le añade esta sustancia, en efecto se van a destruir, porque se agrega un fuerte agente oxidante, pero es diferente hacerlo in vitro (en un ambiente controlado fuera de un organismo) que in vivo (en un organismo)”, detalló el especialista a través de un comunicado.

Un mes antes, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó que no existe evidencia científica que respalde el uso del dióxido de cloro para tratar a la COVID-19 ni para combatir otra enfermedad.

El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento de agua. Al entrar en contacto con el agua reacciona para formar iones clorito. Ambas sustancias químicas son altamente reactivas y al ser ingeridas pueden provocar irritación de la boca, el esófago y el estómago, se pueden presentar náuseas, vómito y diarrea, además de trastornos cardiovasculares y renales, informó la Comisión.

“La Organización Panamericana de la Salud (OPS), Autoridades Sanitarias de diversos países y esta Cofepris suman esfuerzos para prevenir el uso de productos a base de Dióxido de Cloro, Clorito de Sodio o sus derivados, así como la presentación denominada “Solución Mineral Milagrosa”, mismos que se comercializan de manera irresponsable para la prevención y el tratamiento de diversas enfermedades entre ellas, cáncer y COVID-19, dichos productos se pueden encontrar a la venta ilegalmente en internet y en algunos establecimientos de atención médica y cuyo principal uso es como desinfectante industrial”, señaló la Cofepris en un comunicado.

La Cofepris no ha autorizado ningún registro sanitario de medicamentos que “contenga en su formulación la sustancia denominada Dióxido de Cloro, Clorito de Sodio o sus derivados, por lo que su uso representa un riesgo a la salud, al desconocer la calidad de los insumos, las condiciones de fabricación, almacenamiento y distribución. Actualmente no se cuenta con estudios que evalúen su seguridad y efectividad; y no hay protocolos de investigación registrados que avalen su uso clínico”.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/22-11-2020/3898004

Deja un comentario