“Vencí el miedo, para salvar vidas”: Alondra Alcázar, la pediatra del covitario del hospital civil de Juchitán (por Diana Manzo de Agencia de Noticias IstmoPress)

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

#Juchitán 21 Ago (#Istmopress) – Guardó sus miedos y se enfrentó a su pasión, que es salvar  la vida de niñas y niños,  ese es  el reto  que afronta todos los días  Alondra Alcázar Galeana, la  pediatra  del  covitario en el  Hospital General “Macedonio Benítez Fuentes” de Juchitán Oaxaca.

Alondra llegó a este hospital hace un año, tiene 32 años de edad y fue asignada al turno matutino, labora 8 horas y antes de la pandemia, se dedicaba a dar consultas externas, pero todo cambió y ahora su único fin es prevenir y evitar muertes en pacientes pediátricos por este nuevo virus.

Alondra Alcázar pediatra1

La Unidad Covid-19 que se creó en el Hospital Civil cuenta con cinco camas, de las cuales solo una es para el área de pediatría, y desde ese espacio Alondra brinda su asistencia médica de lunes a viernes en un lapso de dos horas, porque el resto del tiempo de su jornada laboral lo divide para atender los nuevos nacimientos, pacientes prematuros, y también enseñar a la médico residente del área.

Aunque solo han sido cuatro pacientes pediátricos los que han ingresado al covitario desde el inicio de la pandemia, contrario a los adultos que suman más de 30 los hospitalizados, el objetivo es el mismo: “Salvarle la vida”.

“Nadie, es decir ningún médico o personal de salud, esperaba vivir una pandemia”, señala Alondra, al referirse que ingresar al área Coronavirus significa un riesgo constante para su vida, a pesar de las medidas de protección que utilizan, por ejemplo, tan solo colocarse el overol, guantes, gorro y googles dilata unos 20 minutos y tiene que ser con ayuda de otro compañero.

El traje de protección anti covid-19 lo usa durante dos horas, y en ese tiempo tiene que soportar el calor extremo, además de la dificultad que representa en la visión usar gogles y lentes, pero finalmente todo se ha podido superar y la atención es de calidad para todos los que ingresan.

Como inimaginable califica todo este proceso de atención medica que ha vivido desde el inicio de emergencia sanitaria del Covid-19 hasta este mes de agosto, donde su único objetivo es que sus pacientes se curen y ella no se contagie de esta nueva cepa que ha cobrado la vida de varios de sus colegas médicos y personal de salud

 “Los sentimientos se hacen triza y se agudizan” reconoce Alondra cada vez que ingresa al covitario, porque sabe que encontrará tristezas y alegrías, rostros preocupados y también alegres, entonces agradece haber estudiado pediatría.

Ver las caras, tocar las manos y escuchar las voces de los menores es el aliciente que todos los días la motiva a trabajar, porque para ella resulta doloroso ver a un menor contagiado por todo el proceso que vive para su recuperación.

“No es nada sencillo cruzar miradas de pacientes pequeños, porque uno les toma cariño y no les gusta verlos sufrir, han sido cuatro pacientes que han ingresado al área :  dos por sospecha de coronavirus, otra más que se recuperó y lamentablemente hace un par de días una bebe de escasos días de nacida, falleció.

La pandemia también le trajo un nuevo rostro a su vida, hace un par de meses se convirtió en mamá por tercera ocasión y su rutina cambió, ahora  combina su tiempo en atender a su bebé  recien nacido, pero también a los  menores que llegan al hospital, entonces combinar estos dos roles le ha costado una verdadera hazaña.

Para ello, optó por nuevos protocolos para su salud, en su hogar construyó un baño externo, porque al llegar se toma una ducha, se desinfecta y así ingresa, esta rutina le permite después de ocho horas poder podido abrazar a su pequeño hijo.

“Ser pediatra en medio de un pandemia ha sido muy dificil, porque tengo tres hijos, soy mujer, tengo familia, pero mi pasión es la salud, y aquí seguimos firmes, trabajando, aun con la vulnerabilidad que representa esta nueva normalidad”.

El miedo sigue estando, y seguirá asegura Alondra, pero ahora ya de un modo diferente, esta nueva normalidad le ha mostrado que la pediatría como otras especialidades médicas es indispensable para salvar la vida de los que hoy son el futuro de México, las niñas y los niños.

Agencia de noticias IstmoPress
Agencia de noticias IstmoPress

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ISTMOPRESS. Prohibida su reproducción.

Enlace original: http://www.istmopress.com.mx/istmo/venci-el-miedo-para-salvar-vidas-alondra-alcazar-la-pediatra-del-covitario-del-hospital-civil-de-juchitan/

Deja un comentario