¿Tu mascota es gordita? ¡Ten cuidado! Podría vivir menos años (nota de Erika Albisúa en OEM-Informex)

Foto: Wik Commons.

La obesidad en perros y gatos puede provocarles otras enfermedades mortales

Erika Albisúa | OEM-Informex

Si tu mascota tiene problemas de sobrepeso y obesidad lo malo no es solamente que se cansa y no puede caminar bien, sino que esto le puede acarrear muchos otros padecimientos, entre ellos el acortar su expectativa de vida; por eso hoy te vamos a contar todo lo que necesitas saber para evitar que tu perro o gato sufra por esta enfermedad.

Para ello, entrevistamos a Alicia Pamela Pérez Sánchez, especialista en pequeñas especies, maestra en ciencias y coordinadora de la especialidad en medicina y cirugía en perros y gatos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), quien nos explica que la obesidad, al ser una enfermedad inflamatoria, puede afectar varios órganos, también cuestiones articulares, porque los pacientes cargan más peso y a la larga problemas que pueden ser incluso cardiacos.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Tanto perros como gatos pueden sufrir problemas de infección del tracto urinario, en los gatos favorece la cistitis idiopática y disminuir la expectativa de vida, pues se ha visto que los que tienen una condición corporal normal, que así es como se clasifican, tienden a vivir más tiempo que los que son gorditos.

“Se han hecho muchos de estudios, no en México, pero sí en otros países, donde se ha visto que por ejemplo en Estados Unidos el 34% de los perros domiciliados, porque generalmente son perritos que asisten a consulta u hospitales, llegan a tener sobrepeso u obesidad y en China se ha visto que hasta el 44% de una población llega a tener sobrepeso u obesidad. Entonces sí es una enfermedad importante”, afirma.

CAUSAS DEL SOBREPESO EN PERROS Y GATOS

Hay muchas cuestiones que puedan causar el sobrepeso y la obesidad, pero sobre todo se da por un incremento en el consumo de calorías, porque les dan más de las necesarias y además son pacientes que tienen poca actividad física; otra puede ser por alguna enfermedad endócrina y eso los hace engordar, aunque no tengan un exceso de ingesta calórica, asegura la entrevistada.

Añade que otra causa muy común es la esterilización, porque cuando se realiza este procedimiento en un perro o gato, hembra o macho, siempre se recomienda ser muy cuidadoso con la cantidad de alimento, porque las hormonas ayudan al proceso de saciedad, para que la mascota sienta: “hasta aquí ya me llené”.

Entonces tras la pueden tener una necesidad de consumir más alimentos y los dueños, como está recién operado, pues le dan más y más comida, y ya cuando vemos se convirtió en un paciente obeso; por eso la especialista advierte que se debe tener mucho cuidado en estas situaciones.

CÓMO EVITARLO

Lo principal para evitar que nuestras mascotas sufran de sobrepeso u obesidad es darles alimentos -en croquetas- que sean balanceados; además, tanto en perros como en gatos, hay que evitar los llamados “premios”, ya sea de los que venden así específicamente o convidarles de la comida de nuestras mesas, porque eso favorece que demos más calorías y se pongan gorditos.

Por otro lado, siempre es bueno que cuando vayan a consulta por una vacuna o desparasitación, hablemos con el veterinario acerca de qué es lo que está comiendo nuestra mascota, también de sus características, si es un gato de los que hoy llamamos indoor (de interior) o si se la pasa afuera; si es un perro que vive en un departamento o si hace mucho ejercicio y siempre hay que apoyarse en el veterinario para conocer la ración adecuada del alimento, sugiere la entrevistada.

CÓMO SABEMOS SI TIENEN SOBREPESO

La primera señal que podemos ver como propietarios es si ya no se les nota la “cintura”, por decirlo así. Como tal en los perros lo que los médicos veterinarios evalúan es algo que se llama “condición corporal”.

Conforme van primero teniendo sobrepeso y luego engordando, empiezan a observarse más capas de grasa sobre todo en la parte de la espalda y las caderas, empiezan a verse pérdidas de la cintura o acúmulos de grasa y en ese momento es importante que llevarlos a consulta, para que les recomienden una adecuada cantidad de alimento.

Vale la pena mencionar que esta es una enfermedad que va en aumento en las mascotas y si un propietario detecta que su perrito “perdió la cintura” o se ve todo como “parejito”, es necesario que asista a consulta.

Quizá sea no sólo una cuestión de nutrición y podría requerir estudios de laboratorio para determinar que no tenga una enfermedad endócrina, que esté mal de tiroides, que pudiera llegar a tener diabetes o que esté mal de alguna otra cuestión orgánica, aconseja.

COMPARTEN EL PROBLEMA CON SUS DUEÑOS

Como sabemos, en México estamos entre los primeros lugares en obesidad en humanos, pero también se han hecho estudios, por ejemplo en España y en otros lugares, donde se ha notado una relación entre la obesidad del propietario y la del perrito, que si el dueño es gordito, el perro lo es también, porque comparten hábitos nutricionales, afirma Pamela.

“Y es que le dan la botanita, la tortillita y si el humano es sedentario y no hace ejercicio, pues no saca a pasear a su lomito a caminar y esto es lo que ahora le llamamos los problemas de ‘one health’, de una sola salud: si yo como propietario tengo ciertas costumbres, afecto a la mascota y esto es no solo en el caso de obesidad, sino de muchas otras patologías”, menciona.

CÓMO CORREGIR EL PROBLEMA

Para corregir la obesidad habría que determinar primero la causa, porque como ya se mencionó, hay que revisar si es solamente nutricional o hay algún problema endócrino; se tiene que hacer una dieta, se recomienda un alimento bajo en calorías, alto en fibras.

El veterinario determina la ración y lo que recomiendan actualmente es como en las personas, que se coman pequeñas porciones, pero varias veces al día; también se comenta que estos perros gorditos podrían hacer algo de ejercicio, caminatas cortas o, si hubiera la posibilidad de que hagan natación es excelente, porque esto no daña sus articulaciones, aunque esto es algo complejo para la mayoría de los propietarios, asevera.

Por otro lado, la especialista advierte que debemos tener mucho cuidado, porque un animal que sea muy gordito y viejito, si de repente un día lo sacamos a caminar, podemos hacerle daño en vez de ayudarlo, entonces sí hay que ser muy conscientes de esa aparte, que primero se necesita la evaluación de un veterinario.

CONSEJO FINAL

Para terminar, la doctora Pamela aconseja que si vemos que están gorditos y ya “perdieron la cintura”, hay que llevarlos a consulta con el médico veterinario para que determine las causas, pueda corregir la obesidad y esto favorezca que nuestros peluditos tengan una mejor calidad de vida y se prolongue también su expectativa.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Los síntomas de Ómicron, la variante Covid-19: sin pérdida de olfato ni cansancio extremo de acuerdo con la presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica (nota de Rodrigo Carmona en OEM-Informex)

La OMS compartió un listado de puntos a destacar tras el descubrimiento de la variante Ómicron en Sudáfrica Rodrigo Carmona | OEM-Informex La presencia de una nueva mutación del virus SARS-CoV-2, actualmente conocida como Ómicron, ha encendido las alertas de las autoridades mundiales de salud, así como de los gobiernos, principalmente los europeos pues tras su primera […]

Comenta

Deja un comentario