Timón de Tecnología Financiera. La tecnología y la desbandada en el uso de las Afores para el desempleo. Autor: Octavio Fernández

Y en verdad, el número de personas que han solicitado la prestación de la Afore para el desempleo se ha venido incrementando de forma exponencial. Las oficinas que administran este servicio, ya sean sucursales bancarias o sistemas financieros, tienen ahora una gran afluencia de clientes que solicitan la prestación del “apoyo al desempleo” o intentan retirar todo el ahorro que realizaron durante el tiempo que trabajaron ahorrando en su pensión de la Afore. Inclusive, hay clientes que cuentan exactamente los días para poder retirar la cantidad de esta prestación de desempleo, que es cada cinco años.

Este fenómeno es totalmente innatural, y no es porque la pirámide poblacional en México se esté envejeciendo, sino por un claro déficit de creación de nuevas empresas y falta de generación de nuevos empleos; factor de impacto directo en la economía de las familias mexicanas.

Pero esto no es todo, ¿cuántos mexicanos no están suscritos en un sistema de pensión? Pues el dato es muy contundente ya que 50 millones de mexicanos que viven en pobreza y en pobreza extrema, no están suscritos en su mayoría a un programa de pensiones. Esto pareciera inimaginable, pero es una clara debilidad de falta de una estrategia contundente para extirpar este cáncer, responsabilidad de todos los mexicanos.

Pero esto para aquí, el impacto también influye en los estados de resultados financieros de las Afores. Es decir, el capital de estas Afores se va reduciendo, y por lo tanto las inversiones y recuperación también se van reduciendo de la misma manera, impactando las pensiones. Pero ¿cuál sería entonces el impacto de este fenómeno en números redondos? Pues no es fácil de calcular ya que interviene el PIB –negativamente–, inversiones empresariales, desarrollo de nuevas cadenas económicas, productividad, empleo, inflación y otros elementos dinámicos que posiblemente podrían dar un valor estimado de impacto del -7% sobre el PIB manufacturero y -18% sobre el de comercio y servicios.

De nuevo la tecnología busca integrar una estrategia para ir en la dirección correcta en la implementación de una estructura permanente de pensiones adecuadas, mediante el evidente desarrollo de cadenas productivas, económicas y tecnológicas suficientes y necesarias para; no solo revertir la pobreza y la pobreza extrema, sino también para fortalecer un sistema de seguridad social de tiempo indefinido.

La tecnología establecería a través de la transformación tecnológica, digitalización, ciencia de datos e inteligencia artificial los valores necesarios y suficientes en el modelo para mantener una estructura flexible y sustentada a largo plazo. Es decir, que el modelo de las pensiones a través de los sistemas financieros y bancarios actuales no serán capaces de sostener a largo plazo un sistema de soporte suficiente y sostenido para todos los mexicanos por la simple razón de que la sociedad está en constante movimiento y se está dirigiendo a una sociedad digitalizada, donde la capa esencial de base podrá suministrarse a sí misma los servicios fundamentales y esenciales a través de la tecnología de una manera más eficiente, con menores costos y mejores servicios, y esto es lo increíble.

Octavio Fernández, PhD.
@admexusI4_0

Comenta

Deja un comentario