“Te amo mamá eres el amor de mi vida…” fue el último estado en WhatsApp de Héctor, uno de los niños asesinados en el Centro Histórico (nota de Carlos Jiménez en C4 Noticias)

Imagen ilustrativa.

Por: Carlos Jiménez de C4 Noticias.

“Te amo mamá eres el amor de mi vida…”, la frase fue escrita por Héctor Efraín la madrugada del 22 de octubre. Fue el último estado que puso en su WhatsApp, este menor de 14 años. lo hizo aquel jueves a la 1:33 de la mañana.

Cinco días más tarde, desapareció… y el siguiente fin de semana, lo hallaron muerto, descuartizado y acomodado en cajas y un tambo de plástico.

A Héctor Efraín lo encontraron en las mismas cajas que Alan Yair. Los dos desaparecieron la noche del 27 de octubre, y fueron hallados el domingo mientras un miembro de La Unión los llevaba por calles del Centro Histórico.

Ahora, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad (FGJCDMX) analiza las últimas llamadas que se realizaron desde el celular de Héctor Efraín, el cual pertenece a la compañía Movistar. Así quedó establecido en el expediente CI-E-FDMDFDBP/C/UI-1 C/D/00755/10-2020.

La última conexión del WhatsApp de Héctor fue precisamente ese 27 de octubre a las 21:39 horas. Desde entonces nadie supo más de él.

Cuando su madre lo llamó por teléfono, un hombre le contestó, pero de inmediato colgó. Después apagó el equipo. Todas las llamadas posteriores, se iban directo a buzón.

En el caso de Alan Yair, el niño de 12 años asesinado, no tenía teléfono. Así lo reveló su madre a la Fiscalía de Justicia.

Las autoridades sospechan que los hombres que asesinaron a los dos menores son miembros de La Unión.

Se tiene la hipótesis de que Héctor Efraín y Alan Yahir tenían conexión con miembros de La Anti-Unión con quien disputan el control de las extorsiones y venta de drogas en el Centro Histórico.

Los investigadores indagan, además, si lo sucedido con los menores tiene relación con el asesinato de Raúl Juárez, hijo de La Chofis, operadora de El Lunares de La Unión.

A Raúl Juárez, a quien apodaban El Peluche, lo mataron a tiros la noche del 26 de octubre; es decir, un día antes de la desaparición de los dos niños. El día en que ambos se perdieron, la Policía capitalina detuvo al otro hijo de La Chofis, tras un asesinato en La Guerrero.

Con información de https://www.c4noticiasmx.com.mx/ autorizada por Carlos Jiménez.

Deja un comentario