“Sigo con el temor de que me vuelvan a hacer algo”: Esmeralda a dos años de ser atacada con ácido en Puebla (nota de Paulina Gómez en OEM-Informex)

Foto: Paulina Gómez/OEM-Informex.

La madre de familia externó su temor a que Fidel N., su expareja sentimental obtenga su libertad.

Paulina Gómez | OEM-Informex.

“Ya no queremos más mujeres así, atacadas con ácido, realmente te matan en vida. Te dejan cicatrices que nunca van a sanar, que nunca se van a quitar, ni se van a superar. El miedo se siente, sigo con el temor de que me vuelvan a hacer algo, porque tres sujetos siguen libres”, así es como este jueves Esmerada Millán de 26 años, quien en diciembre de 2018 fue atacada con ácido por su expareja sentimental y tres hombres más, pide que se le haga justicia y que Fidel N., el único detenido por la agresión, reciba su castigo.

Frente al Centro de Justicia Penal de San Andrés Cholula y previo a la audiencia intermedia que ya ha sido suspendida en tres ocasiones, la joven madre de dos pequeños de 7 y 9 años de edad, externó su temor a que Fidel N., su expareja sentimental, en algún momento obtenga su libertad, aunado al hecho de que sus tres cómplices no han sido ubicados por las autoridades ministeriales.

En este caso, la víctima aseguró que la respuesta de la Fiscalía ha sido que Fidel como imputado también tiene derechos y no pueden obligarlo a que revele el nombre y ubicación de los otros implicados, a los cuales, ella no identifica pues se trataría de completos desconocidos.

Aunque en tres ocasiones previas el acto jurídico no se llevó a cabo debido a que el acusado de intento de feminicidio cambió de defensa, solo con el fin de retrasar el proceso, este 19 de noviembre, la agraviada espera que sí se realice y así poder avanzar en el caso.

Llena de temor pero con la convicción de que las acciones de este sujeto no queden impunes, Esmeralda llegó acompañada de integrantes de colectivos feministas que no solo la han apoyado para tener diferentes cirugías en rostro, cuello y pecho que fueron quemadas por el ácido, sino que también le han dado acompañamiento moral para exigir a las autoridades que este tipo de agresiones sean castigas, pues al momento, Esmeralda recuerda con dolor, cómo un 2 de diciembre de 2018 fue agredida junto con su madre cuando salía de su domicilio en Misiones de San Francisco, Coronango, Puebla.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario