Se registra otra balacera en Bajío de San José, Jalisco

Foto: OEM-Informex.

El violento enfrentamiento entre presuntos miembros de grupos antagónicos delincuenciales se registró en pleno centro de dicha comunidad, en La Chona, Jalisco.

David Julián Torres/OEM-Informex.

Saldo de una persona sin vida y otra desaparecida, aparentemente lesionada, deja un violento enfrentamiento a balazos entre grupos rivales de la delincuencia, que presuntamente se disputan el control de la zona, hecho ocurrido en la calle Benito Juárez, en pleno centro de la comunidad Bajío de San José, en el municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco.

De acuerdo con versiones preliminares no oficiales, se dice que el ahora fallecido pertenecía a una familia de comerciantes muebleros de la zona, cuyo cuerpo sin vida quedó tendido en el costado izquierdo de un auto deportivo, acribillado por los impactos de bala.

Este sangriento encontronazo entre grupos de civiles fuertemente armados se reportó alrededor de las 14:42 horas de ayer, y además de la persona fallecida se informó de una más aparentemente lesionada que viajaba en un vehículo Nissan Sentra, en color tinto, quien hasta el momento se encuentra desaparecido y sin confirmar la gravedad de sus lesiones.

Los presuntos responsables presuntamente se desplazaban en un convoy de cuatro vehículos, una camioneta Windstar, en color plata, una Mazda CR-V, en color blanco, una Nissan Frontier, en color guinda, y una Chevrolet Cheyenne, en color plata, de las cuales no se logró dar con su paradero.

Se informó a su vez que los delincuentes prendieron fuego a dos domicilios particulares ubicados sobre la calle Morelos, en la zona centro del Bajío de San José, además de a una forrajera.

Ante el terror que causó el hecho y la notable ausencia de los cuerpos de seguridad en la zona, los habitantes de las inmediaciones prefirieron autoimponerse un toque de queda y encerrarse en sus domicilios.

Por su parte, las diferentes corporaciones de seguridad tanto a nivel federal, estatal y municipal en Aguascalientes, blindaron las fronteras con el estado de Jalisco ante el inminente riesgo de que presuntos criminales ingresaran a la entidad tras dicha balacera.

PÁNICO

Ante el terror que causó el hecho y la notable ausencia de los cuerpos de seguridad en la zona, los habitantes de las inmediaciones prefirieron autoimponerse un toque de queda.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario