Reclama Bardahl derechos de la marca Fórmula 1 (nota de Guadalupe Romero en OEM-Informex)

Foto: Especial.

A 10 días del Gran Premio, escuderías y pilotos corren riesgo de violar propiedad industrial, dice abogado

Guadalupe Romero | OEM-Informex

Las marcas F1, F2 y Fórmula 1 pertenecen a la empresa Bardahl de México que las tiene registradas en el país desde hace 42 años para sus aceites lubricantes y aditivos, según consta en documentos ante la Dirección de Invenciones y Marcas, de la entonces Secretaría del Patrimonio Nacional, con los números 234350 y 447964.

En el documento, expuesto por el despacho De la Torre, Rodríguez y Salazar, aparece la firma mexicana como la primera, única y legítima propietaria de dichas marcas, por lo que solicitarán que se respete el uso exclusivo de F1.

Ante el reclamo, organizadores y escuderías que ya comenzaron a llegar al país de vista al Gran Premio de México, del 5 al 7 de noviembre próximos, estarán en riesgo de violar derechos de marca propiedad de Bardahl, señaló Óscar de la Torre Jara, socio director de la firma de abogados.

“Sólo pedimos que se respete el uso exclusivo de la marca para las categorías de aceites lubricantes y aditivos de las que es titular la compañía Bardahl”, dijo De la Torre Jara.

Explicó que las marcas mencionadas fueron registradas en el rubro de aceites lubricantes y aditivos, categorías 4 y 1, aceites lubricantes y aditivos para automotores, de acuerdo con la Clasificación Internacional de Productos y Servicios.

Las marcas F1 y Fórmula 1, catalogadas en México desde 1979, para las mencionadas categorías son de Bardahl… “años después, el Gran Premio tomó el nombre de Fórmula 1 para nominar su competencia automovilística a nivel mundial, y obtuvo el registro 749056 otorgado en Benelux el 19 de enero de 2004”.

El abogado abundó que el registro posterior e internacional fue aprovechado por fabricantes de aceites y lubricantes que patrocinan a algunas escuderías que participan en el Gran Premio, “usando en México indebidamente las marcas F1 y Fórmula 1 con el objeto de promocionar lubricantes producidos y comercializados por empresas ajenas a Bardahl”.

“Debido a los Tratados Internacionales, en nuestro país se respetan y reconocen los derechos de propiedad industrial generados en primer lugar en el resto del mundo. Dichos tratados no se ocupan únicamente de los derechos generados en el extranjero, sino que también le conceden de manera relevante un reconocimiento prioritario a los que fueron generados en México , por lo que exigimos se reconozcan y respeten estos derechos de Bardahl”, reclamó De la Torre.

De acuerdo con la Ley de Propiedad Industrial de México, las escuderías no pueden ni deben exhibir en sus autos la publicidad sobre el uso de las marcas Fórmula 1 y F1, cuando simultáneamente también se publiciten aceites lubricantes ajenos a Bardahl, sentenció el especialista en derecho industrial.

La historia

En 1978 Bardahl lanzó al mercado dos productos lubricantes Fórmula 1 y Fórmula 2, el primero para utilizarse en autos nuevos y el segundo en unidades vehiculares con más de 70 mil kilómetros recorridos.

El 22 de agosto de 1979 la empresa mexicana presentó ante la autoridad competente dos solicitudes de inscripción del registro de la marca nominativa Fórmula 1, y el 31 de octubre se le concedió el registro.

En 2015 Fórmula One demandó la nulidad de las marcas Fórmula 1 y F1 así como de las diversas marcas derivadas de la titularidad de Bardahl.

Los representantes de Bardahl afirman que la propia Fórmula One aceptó que la marca usada para distinguir al evento automotriz no incluía los distintivos Fórmula 1 y F-1.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Comenta

📱 Únete al grupo #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Deja un comentario