Puebla: Su pareja la obligaba a prostituirse; a ella la encontraron muerta y él está prófugo (nota de José Luna en OEM-Informex)

Familiares enviaron un taxi para que Isela escapara, pero nunca salió del inmueble

José Luna  | El Sol de Puebla

La pareja sentimental, quien se encuentra prófugo, es el principal sospechoso de la muerte de una mujer, cuyo cuerpo fue hallado suspendido de una cuerda en el departamento que habitaba en el municipio de Esperanza el pasado domingo, por lo que se pensaba que se trataba de un suicidio; posteriormente en el Semefo se observó que presentaba golpes en el cuerpo, dieron a conocer familiares de la víctima.

La fuente consultada también acusa que el sujeto de nombre Sergio N, padre de sus dos hijos, la tenía privada de la libertad y la obligaba a prostituirse, por lo que presentarán una denuncia ante la Fiscalía de Puebla para esclarecer la muerte de quien en vida fue identificada como Isela N, de 25 años.

Los deudos agregaron que la pareja vivía desde hace aproximadamente nueve años en el Estado de México, de donde era originaria la mujer.

En aquel estado procrearon a dos hijos: un niño y una niña, que en la actualidad tienen siete años y año y medio de edad, respectivamente.

Hace aproximadamente dos años, la pareja se trasladó al municipio de Tehuacán, donde viven los suegros de la ahora occisa. Desde aquel momento, la fémina empezó a vivir agresiones, por lo que incluso, presentó una denuncia por violencia familiar.

Seis meses después, el sujeto le quitó sus hijos a la mujer y los dejó bajo custodia de sus padres, es decir, de los abuelos paternos, para luego llevarse a la víctima a un departamento del municipio de Esperanza, donde, según los familiares de la fémina, esta permanecía privada de la libertad bajo amenazas, además de que era obligada a prostituirse.

Foto: Cortesía

El pasado domingo 19 de julio, los consanguíneos habían enviado un taxi a la vivienda ubicada en el Centro del mencionado municipio, para que la mujer saliera del inmueble y pudiera escapar del infierno que vivía. El chofer esperó cerca de cuatro horas en el punto indicado, pero Isela nunca salió.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario