MEXICO, Ene (Xinhua) — Petróleos Mexicanos (Pemex) descartó hoy “dar marcha atrás” a la estrategia que implementó esta semana para evitar el robo de hidrocarburos en México, un delito que genera ganancias por unos 3.000 millones de dólares, según cifras oficiales.

     “Seguiremos implementando medidas necesarias para acabar con este  flagelo al reforzar la vigilancia y cuidado de nuestras instalaciones, así como en los 1.600 kilómetros de los seis ductos principales del país”, afirmó la empresa productiva del Estado mexicano.

     Asimismo, reiteró que continuará ejecutando el plan alternativo de distribución por pipas hasta que se regularice el suministro del combustible, debido a que en los últimos días se ha registrado escasez del mismo en al menos una decena de entidades.

     En adición, exhortó a la comunidad por donde pasan los ductos a que colaboren, con su denuncia y que “no sean cómplices de estas actividades ilícitas”.

      Finalmente, reiteró que con esta medida se pretende terminar con la corrupción e impunidad y exhortó a todos los miembros de la sociedad, a que se sumen al Plan Conjunto para Acabar con el Robo de Combustible, impulsado por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Anuncios

Deja un comentario