Oaxaqueña cuenta su historia de discriminación en la Ciudad de México (nota de El Piñero)

Imagen: Capturas de pantalla/El Piñero.

Redacción El Piñero | Corresponsalía

Oaxaca, Oax.- Berenice Andrade, reconocida tuitera, habló de su experiencia con el racismo, al ser de origen oaxaqueño y por su color de piel, lo lamentable es que sucedió en la Ciudad de México, lo que demuestra la intolerancia de mexicanos contra mexicanos.

A través de su cuenta Twitter detalló que cuando cursaba el segundo de secundaria en la zona de Coapa, una niña de nombre Talía le gritaba “asquerosa negra”, y un día le pregunto por qué la insultaba y la niña le contestó que le daba asco por ser negra.

“Quería intentar hablar con ella y demostrarle que yo era chida a pesar de mi color de piel, tenía 12 años, estudiaba en una secundaria particular de Coapa y me avergonzaba que supieran que mi mamá era oaxaqueña”.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

“Me moría si llegaban a ver a mi abuela vestida con su huipil. Uno de los adjetivos con los que se burlaban de otro niño moreno era oaxaquito. Me aterraba”, escribió la Twittera.

Agregó que empezó a sentirse “cómoda’ y “orgullosa” de su identidad hasta la universidad, porque la exotizaban como “morena de fuego” y empezaba a tener “pegue” y se sentía por fin validada.

“Y luego le eché muchas ganas a todo, porque sí, señor, me tragué completo el cuento de la meritocracia. Y aunque sí notaba ciertas diferencias y desdenes en chambas, me hice a la idea de que no, yo no sufría de discriminación. ¿Racismo? Naaambre, los niños son crueles y bulean”.

“Mucho tiempo después agarré la onda de que todos esos rechazos, desdenes, insultos, cerradas de puerta y ese constante sentirme menos con el que viví toda mi infancia y adolescencia era precisamente la estructura del racismo y la discriminación que sí he padecido”.

Berenice Andrade reflexiona y pide a los mexicanos dejar de discriminarnos entre nosotros mismos, ya que el color de piel no importa.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de El Piñero. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario