No se sabrá si Cárdenas ganó en 1988 porque “Jefe Diego” quemó las boletas: Bartlett (nota de SinEmbargo)

Manuel Bartlett Díaz habló con SinEmbargo Al Aire sobre los sucesos ocurridos luego del proceso presidencial de 1988. Dijo que ya no se sabrá si Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano ganó debido a que el panista Diego Fernández de Cevallos —a quien atribuyó la invención de la caída del sistema— decidió junto con Carlos Salinas de Gortari quemar las boletas de esos comicios.

SEGUNDA DE DOS PARTES | Ver aquí PRIMERA PARTE

Ciudad de México, 18 de noviembre (SinEmbargo).– Manuel Bartlett Díaz, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), rememoró los señalamientos que pesan en su contra por el proceso presidencial de 1988, cuando él se desempeñaba como Secretario de Gobernación, e indicó que nunca se podrá saber si esas elecciones las ganó Carlos Salinas de Gortari o Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano a causa de que el panista Diego Fernández de Cevallos, también conocido como el “Jefe Diego”, quemó las boletas de esos comicios, en los cuales la izquierda siempre ha alegado que hubo un fraude.

“¿Quién quemó las boletas? Fernández de Cevallos. Las que tenían los resultados que se fueron a contar al Colegio Electoral, no en Gobernación el día de la elección, no; ahí fue en dónde se declaró Presidente (a Salinas) con el apoyo del PAN y han gobernado juntos a partir de entonces. Entonces, la caída del sistema es una frase ridícula de Fernández de Cevallos, que salió a criticarme ahora cuando él fue el que quemó las boletas. ¿Por qué quemó las boletas Fernández de Cevallos? Pues, ahí con Salinas se puso de acuerdo”, expresó Bartlett Díaz en la segunda de dos partes de una plática que sostuvo con Alejandro Páez Varela y Álvaro Delgado, conductores de “Los Periodistas“, programa que se transmite en el canal de YouTube de SinEmbargo Al Aire.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Manuel Bartlett, un político de larga trayectoria, precisó que la caída del sistema fue una invención de Fernández de Cevallos, a quien señaló de asociarse con Salinas y de hacerse “inmensamente rico cuando fue el abogado del régimen”.

En ese sentido, recordó que luego de que el PAN quedó en tercer lugar en esa contienda, su candidato Manuel Clouthier se sumó al movimiento de Cárdenas en el que denunciaron un fraude en favor del abanderado priista Carlos Salinas, pero —dijo— todo cambió cuando “los dueños del PAN, los de la lana, mandaron a llamar, (y dijeron) ustedes no van a estar en contra de eso porque nosotros no vamos a aceptar que si echan abajo la Presidencia de Salinas, pues gana Cárdenas y nosotros no queremos a Cárdenas. Entonces, cuidado ustedes no tienen porqué estar en contra. Y se alinea el PAN con Salinas”.

Bartlett compartió que en la noche de la elección no se pudo hacer el fraude con una máquina computadora que no existía e indicó que en donde se calificó la elección fue en el Colegio Electoral y no en la Comisión Federal Electoral —a cargo de la Secretaría de Gobernación— el día de la elección. “Estábamos esperando que votaran todos los distritos, cuando terminó allá, el otro día, un día y medio o dos más, se mandaron todas las boletas y las urnas al Colegio Electoral y ese fue el que declaró a Salinas Presidente con el apoyo del PAN, así fue, siempre”.

En la conversación, el director de la CFE criticó a Salinas de Gortari de haber vuelto a meter a las empresas extranjeras en el sector eléctrico, años después de que el Presidente Adolfo López Mateos (1958-1964) reformara el sector y comprara la parte de las energéticas privadas que operaban en ese entonces en el país.

“Él (López Mateos) dijo: mexicanos les entrego la electricidad, es de ustedes, pero tengan cuidado porque otros malos mexicanos vendrán a volver a entregar el patrimonio nacional en manos extranjeras. Y el primero que lo hizo fue Salinas. En la negociación del Tratado de Libre Comercio anterior, ahí dijo que no había habido ninguna claudicación, la Constitución de México quedaba incólume y no se tocaba, pero mintió”, expresó Bartlett.

Explicó que Salinas explotó los recovecos de la reforma hecha por López Mateos para beneficiar a las eléctricas extranjeras mediante las figuras de los generadores independientes que vendían electricidad a la CFE y la de las sociedades de autoabasto que —puntualizó— fueron pensadas en un contexto en el que la Comisión de Electricidad apenas arrancaba operaciones. No obstante, refirió que estas figuras fueron usadas por Salinas y explotadas por la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto.

“Esas dos figuras le sirvieron a Salinas para meter nuevamente a los extranjeros a México y empezaron a dar permisos de generadores independientes y de sociedades de autoabasto. Esas dos figuras pasan a la Reforma Energética de Peña, en un transitorio. Ya estaban esas empresas extranjeras situadas en México. Entonces las meten en un transitorio y dice el transitorio: esos generadores independientes y de autoabasto que no son servicio público, más otras tres, van a entrar al nuevo régimen, en tanto que —dice el transitorio— no contradigan la nueva ley. Vas a mantener tus privilegios en tanto no contradigas la nueva ley”, señaló.

Manuel Bartlett y Diego Fernández de Cevallos, en marzo de 2005, cuando se desempeñaban como senadores. Foto: Germán Romero, Cuartoscuro.

—Alejandro Páez (AP): El proyecto más ambicioso de la oposición es justamente el que está empoderando a los empresarios. Está Claudio X. González uniendo, y la misma Coparmex, uniendo al PRI, al PAN y al PRD. Es decir, ahora son los empresarios buscando tomar el poder, justamente para tomar decisiones sobre sectores estratégicos. ¿Qué les responde?

—Manuel Bartlett (MB): Ya sabemos lo que han hecho. Son todos distinguidos salinistas y Salinas fue el que volvió a meter a los extranjeros en el sector eléctrico. ¿Te acuerdas de ese discurso de López Mateos, que logra comprar a las empresas y sacarlas con una operación realmente de gran inteligencia financiera? Él dijo: mexicanos les entrego la electricidad, es de ustedes, pero tengan cuidado porque otros malos mexicanos vendrán a volver a entregar el patrimonio nacional en manos extranjeras. Y el primero que lo hizo fue Salinas. En la negociación del Tratado de Libre Comercio anterior, ahí dijo que no había habido ninguna claudicación, la Constitución de México quedaba incólume y no se tocaba, pero mintió porque la idea está en el Tratado de Libre Comercio.

La definición de la electricidad, constitucionalmente hablando, de López Mateos era la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica para el servicio público está reservada al Estado. Entonces, inventaron unas figuras diciendo esto no es servicio público, entonces pueden entrar. ¿Cuáles son? Fíjate, inmediatamente sacó una ley y dice: la CFE necesita ayuda para tener más electricidad, entonces vamos a tener un generador independiente que le va a vender la electricidad a la CFE, pero no hace servicio público porque el servicio público lo hace la CFE. Nada más le da apoyo, le vende la electricidad.

Por otro lado hay otra figura que no es servicio público porque el propio López Mateos en su reforma no prohibió la autogeneración, entonces no se prohibió. ¿Por qué? Porque tenía toda la razón. En el inicio de la construcción de la CFE a nivel nacional, los hoteles tenían —como no había electricidad— su plantita, el cine tenía su planta, la fábrica de hielo su planta. Mientras no hubiera electricidad tenía que ser así. Entonces se aprobó la autogeneración, el autoabasto, como algo que no es servicio público porque se venden entre ellos o se asocian.

Esas dos figuras le sirvieron a Salinas para meter nuevamente a los extranjeros a México y empezaron a dar permisos de generadores independientes y de sociedades de autoabasto. Esas dos figuras pasan a la Reforma Energética de Peña, en un transitorio. Ya estaban esas empresas extranjeras situadas en México. Entonces las meten en un transitorio y dice el transitorio: esos generadores independientes y de autoabasto que no son servicio público, más otras tres, van a entrar al nuevo régimen, en tanto que —dice el transitorio— no contradigan la nueva ley. Vas a mantener tus privilegios en tanto no contradigas la nueva ley.

Y así entran los generadores independientes y las sociedades de autoabasto, y son ilegales porque en todo contradicen a la ley anterior porque no nos despachan. Por ejemplo, el generador independiente que le vende a la CFE a precios elevados no le despachan siempre, le despachan un 60 por ciento, un 50, pero la CFE le paga el 100 por ciento porque tiene en su contrato el 100 por ciento. Pero además les inventan excedentes, cómo puede haber excedentes si le venden el 100 por ciento a la CFE y con esos excedentes invierten en empresas que le hacen la competencia a la CFE.

Esos generadores independientes del salinismo son los que han crecido enormemente y las sociedades de autoabasto que son esos monopolios privados que también tienen un apoyo legal nulo. Esas dos figuras de entonces tienen hoy el 42 por ciento de la electricidad en México. Esas dos figuras, así que es toda una historia que se vuelve a repetir. Ahí están otra vez. Están situados en los nodos más rentables y son además unos cuantos, pero hay otros arriba que son los que mandan. ¿Vamos a entregar a México a ese sistema ajeno, galáctico, para nosotros? ¿Nuestro futuro? No puede ser.

Calderón, yo lo quisiera oír. Fue Secretario de Energía malísimo, yo lo conocí, en ese momento yo estaba en el Senado. Yo quiero que defiendan esto. Que es la verdad. No lo hacen. ‘Las energías sucias’, ‘Van a acabar con la energía limpia’, ‘Van a intoxicar a los niños mexicanos’, pero no han atacado un solo punto de la iniciativa del Presidente López Obrador.

Carlos Salinas de Gortari, en marzo de 2000, durante una breve entrevista con medios. Foto: Cuartoscuro.

—Álvaro Delgado (AD): Otros de los argumentos que han tenido tienen que ver hasta con usted, de manera personal. Cómo el autor del fraude de 1988, siendo el director de la Comisión Federal de Electricidad. Yo le pregunto: cuando menciona al salinismo y a Salinas; Salinas, en efecto, está detrás en buena medida de esta reforma de Enrique Peña Nieto, y desde antes, ¿qué intereses tiene, directamente, que usted sepa, Carlos Salinas justamente en este esquema?

—MB: Bueno, yo no creo que den un golpe sin huarache. No los investigo, yo no soy investigador, pero vamos a decir que simplemente son malos mexicanos, los que dijo López Mateos. Son los que metieron otra vez a la inversión extranjera cuando ya no existía.

Pero además sí me acusan de ser el autor de la caída del sistema. Estuve en comparecencia hace unos días y entonces ahí subieron los panistas con unas pancartas, donde me ponían a mí con Salinas, y ya no me aguanté, porque hay que ser muy serio como compareciente, y les dije: ‘pero si ustedes han tenido un amasiato permanente con Salinas’.

La caída del sistema es una invención de Diego Fernández de Cevallos que se asoció con Salinas a morir. Se hizo inmensamente rico cuando fue el abogado del régimen. ¿Qué es lo que hicieron? Yo se los dije ahí: el amasiato. Cuando se ve que el PAN queda en tercer lugar, Salinas gana o no, entonces hay un movimiento de Cárdenas y de Clouthier, el panista Clouthier, hay un movimiento para exigir que no se permita que se le dé la Presidencia a Salinas y los dueños del PAN, los de la lana, mandaron a llamar, ustedes no van a estar en contra de eso porque nosotros no vamos a aceptar que si echan abajo la Presidencia de Salinas, pues gana Cárdenas y nosotros no queremos a Cárdenas. Entonces, cuidado ustedes no tienen porqué estar en contra. Y se alinea el PAN con Salinas.

Y fíjate, dice, la caída del sistema en la noche de la elección, no llegaba la información como querían y entonces Fernández dice: señor presidente de la Comisión se cayó el sistema. Y les pareció muy interesante zafarse, pero les convino a quién, a Salinas y a quién… y al PAN también, y entonces se dice que ahí se hizo el fraude. En la noche de la elección no se puede hacer el fraude con una máquina computadora que no existían, en las elecciones se siguieron contando los votos en todo el país y en donde se calificó la elección fue en el Colegio Electoral no ese día en la Comisión Federal Electoral que lo que estábamos esperando que votaran todos los distritos, cuando terminó allá, el otro día, un día y medio o dos más, se mandaron todas las boletas y las urnas al Colegio Electoral y ese fue el que declaró a Salinas Presidente con el apoyo del PAN, así fue, siempre.

—AD: ¿Ganó Carlos Salinas la elección de 1988 o la ganó Cuauhtémoc Cárdenas?

—MB: Ya no lo podríamos decir porque quemó Fernández de Cevallos las boletas. ¿Quién quemó las boletas? Fernández de Cevallos. Las que tenían los resultados que se fueron a contar al Colegio Electoral, no en Gobernación el día de la elección, no; ahí fue en dónde se declaró Presidente con el apoyo del PAN y han gobernado juntos a partir de entonces. Entonces, la caída del sistema es una frase ridícula de Fernández de Cevallos, que salió a criticarme ahora cuando él fue el que quemó las boletas. ¿Por qué quemó las boletas Fernández de Cevallos? Pues, ahí con Salinas se puso de acuerdo. Entonces, ya no se sabe. Así es que esa es la caída del sistema de Fernández de Cevallos: el amasiato con Salinas.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo clic aquí: https://www.sinembargo.mx/18-11-2021/4064356

Si no hay unidad en Latinoamérica no habrá mejora en su democracia: Rodríguez Zapatero en la FIL (nota de Elizabeth Ríos en OEM-Informex)

El expresidente del Gobierno de España asistió a la edición 35 de la FIL Elizabeth Ríos | OEM-Informex Más allá de las injusticias lacerantes, de las desigualdades inaceptables o de la pobreza que paraliza, lo que debe persistir en Latinoamérica es la unidad para favorecer a sus democracias, consideró el miércoles José Luis Rodríguez Zapatero, […]

Comenta

Deja un comentario