Museo del Louvre está cerrado por huelga contra reforma de pensiones de Macron

0
376
Imagen ilustrativa.

   PARIS, 18 ene (Xinhua) — Los sindicatos franceses, enojados por el plan del presidente Emmanuel Macron para reformar las pensiones, cerraron el Museo del Louvre, afectaron el tráfico de trenes y el metro y cerraron numerosas vías de comunicación del país durante nuevas manifestaciones masivas.

   Durante la sexta ronda de protestas nacionales, 187,000 personas salieron nuevamente a las calles para unirse a las protestas nacionales, incluyendo a 23,000 manifestantes en París, indicó el Ministerio del Interior.

   Turistas y locales que hacían fila para entrar al museo recibieron la noticia de que estaba cerrado a causa de las protestas. “El Museo del Louvre está en huelga”, dice una pancarta a las afueras de las instalaciones.

   En la página oficial del museo también aparece un mensaje advirtiendo esta situación. “Debido a las protestas públicas, el museo podría abrir después y algunas salas de exhibición podrían permanecer cerradas. Ofrecemos disculpas por los inconvenientes y agradecemos su comprensión”.

Fuente: http://www.louvre.fr/

   “Nunca es demasiado tarde para forzar a un gobierno a ceder”, dijo Philippe Martinez, jefe del sindicato de extrema izquierda CGT, quien encabezó la marcha en París.

   En una de sus principales promesas de campaña, Macron propuso fusionar los 42 tipos diferentes de pensiones de diferentes profesiones en un solo sistema universal.

   El nuevo régimen universal usaría puntos, de manera que cada euro pagado otorgaría los mismos beneficios de jubilación a las personas sin importar el sector en el que hubieran trabajado.

   El gobierno argumenta que la reforma es necesaria para equilibrar el costoso sistema de pensiones cuya carga corresponde casi por completo al Estado.

   Los críticos señalan que la reforma forzaría a las personas a trabajar más tiempo, sobre todo a los empleados del sector público a quienes se ha permitido la jubilación temprana porque con frecuencia trabajan en condiciones difíciles.

   “No nos vamos a rendir”, dijo Yves Veyrier, jefe del sindicato FO. “Dejemos de lado esta iniciativa de manera definitiva. Dejémosla y regresemos a la mesa de negociaciones”, dijo, según informes de medios locales.

   Los paros en el ferrocarril nacional SNCF y en el metro de París RATP entraron hoy en su día número 43, la huelga de transporte más prolongada en el país desde 1968.

   Los sindicatos prometieron mantener la huelga a pesar de una menor participación. Hoy jueves, sólo el 10 por ciento de los trabajadores de la empresa estatal SNCF participaron en la huelga, en comparación con más de la mitad de trabajadores participantes del 5 de diciembre de 2019 cuando comenzaron los paros.

   Los signos de fatiga aparecieron después de que el gobierno ofreció como concesión retirar temporalmente la medida más cuestionada, relacionada con la edad, la cual llevaría a los trabajadores a laborar dos años más, hasta los 64, para tener derecho a una pensión completa.

   El primer ministro Edouard Philippe dijo que las huelgas son “un callejón sin salida” pues “la determinación del gobierno de establecer este sistema universal de pensiones y por lo tanto de eliminar los planes especiales es total”.

   “La huelga de transporte por la reforma a las pensiones no va a llegar a ningún lado. El gobierno está decidido”, dijo Philippe el miércoles.

   En general considerada como un tabú, la modernización del sistema de pensiones ha fracasado en gobiernos anteriores.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario