Mujer denuncia que conductor de Uber, con calificación de 5.0, intentó secuestrarla

0
7270
Imagen ilustrativa.

De la redacción.

Una muchacha de nombre Katsuko Nakamura denuncia que un conductor de Uber, con calificación de 5.0 (la más alta) y 4,474 viajes, intentó secuestrarla al solicitar el servicio anoche a las 22:00 horas, para ir de su trabajo, ubicado en la alcaldía Coyoacán, a su casa.

Katsuko narró a Julio Astillero en La Octava, que donde trabaja siempre la llevan a su casa, pero el día de ayer decidió irse por cuenta propia. Antes de subir a la unidad corroboró que la foto y las placas coincidieran con las de la aplicación, se sentó atrás del conductor, pues así es más fácil evadir cualquier tipo de ataque. Revisó los seguros de la ventana y la puerta, y se percató que la ventana estaba bloqueada. También notó que el conductor tenía puestos unos guantes de piel.

El chofer, de nombre Octavio Antonio, quiso hacerle la plática y le preguntó “¿por qué tan solita?”, y él mismo respondió “ya no vas a estarlo”.

Cuando Katsuko alzó la mirada se dió cuenta que el hombre traía puestos unos guantes de látex, ya no los de piel.

“De pronto, en lugar de irse por la lateral de Churubusco como debía, para tomar Eje Central, avanzó a gran velocidad sobre la avenida pero por arriba, iba muy rápido”, cuenta la joven.

Le marcó a su novio, quien escuchó como le gritaba desesperadamente al conductor que la bajara, pero él hizo caso omiso y solamente aceleró.

“Yo estaba pensando en aventarme del auto, aunque me atropellaran, y si no podía escapar planee quitar el respaldo del auto para usarlo como arma. A pesar del miedo no me paralicé, fue entonces cuando un coche se le atravesó y el conductor dió un frenón. Ahí fue cuando vi la oportunidad de saltar, sin pensarlo empecé a correr entre calles para encontrar gente y estar a salvo”.

Finalmente el novio de la joven fue a buscarla y ella quedó a salvo.

Katsuko cuenta que cuando presentó la denuncia ante la empresa Uber, le dijeron que ellos no podían darle ninguna información porque es privada. “Me preguntaron lo sucedido y me dijeron que si yo quería proceder legalmente me apoyarían pero no podrían darme ningún dato de él”.

La empresa Uber se puso en contacto con este medio señalando que “cualquier comentario o incitación sexual durante un viaje mediante la aplicación de Uber implica la pérdida de acceso a la cuenta, como lo establecen nuestros Términos y Condiciones y Guías Comunitarias. La cuenta del socio conductor fue inhabilitada preventivamente en cuanto se tuvo noticia del hecho. También hemos establecido contacto con la usuaria que realizó el viaje para ofrecer soporte. (…) Somos absolutamente respetuosos del testimonio y valentía de quien hace pública su experiencia. Corresponde a las autoridades investigar y determinar, en su caso, las acciones que la ley señale para el hecho descrito. Reiteramos nuestra total disposición a colaborar en caso necesario”.

Deja un comentario