Muere Lee Iacocca, autor de la resurrección de Chrysler

0
324
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 28 de marzo de 1990, el presidente de Chrysler Corporation, Lee Iacocca, se sienta en un auto deportivo Dodge Viper 1990 en Nueva York. Iacocca, que se convirtió en un héroe empresario al resucitar a la empresa en la década de 1980, ha muerto, dijeron colegas suyos el 2 de julio de 2019. Tenía 94 años. (AP Foto/Osamu Honda, File)

Jul 03, 2019

Por TOM KRISHER y DEE-ANN DURBIN

DETROIT (AP) — Lee Iacocca, el directivo del automotor que colocó al Mustang en la línea de productos Ford en los años 60 y se volvió un héroe popular del mundo empresario al resucitar a Chrysler 20 años después, ha muerto en Bel Air, California. Tenía 94 años.

El ex vocero de la empresa Bud Liebler y el ex jefe de desarrollo de productos de Chrysler, que trabajaron con él, dijeron que un allegado a la familia les informó de su muerte el martes.

En 32 años de carrera, primero en Ford y después en Chrysler, Iacocca presidió el lanzamiento de algunos de los productos de mayor venta de Detroit, incluyendo el minivan, los K-car de Chrysler y el Mustang. Se destacó también por sus alegatos contra lo que consideraba eran prácticas desleales de las automotrices japonesas.

Hijo de inmigrantes italianos, alcanzó un nivel de celebridad casi sin igual entre los magnates del automotor. En la cima de su popularidad en la década de 1980, aparecía en avisos publicitarios por TV con su pegadiza frase, “si puedes encontrar un auto mejor, ¡cómpralo!” Escribió dos libros que fueron best sellers y se lo invitó a ser candidato presidencial.

Pero se le recordará sobre todo como el jefe de Chrysler que ayudó a rescatar a una gran empresa al borde de la muerte.

En sus últimos años padeció el mal de Párkinson, pero Liebler no sabía a ciencia cierta cuál fue la causa de muerte.

En 1979, Chrysler tenía una deuda de 5.000 millones de dólares y un sistema fabril hipertrofiado que producía autos de gran consumo de gasolina rechazados por los consumidores.

Cuando los bancos lo rechazaron, Iacocca y el sindicato del automotor convencieron al gobierno que aprobara garantías por valor de 1.500 millones de dólares para mantener a flote a la tercera automotriz del país.

Iacocca obtuvo concesiones salariales del sindicato, cerró o consolidó 20 plantas, despidió a miles de trabajadores y presentó autos nuevos.

La estrategia funcionó. El Dodge Aries y el Plymouth Reliant eran autos económicos, de bajo consumo de combustible con seis plazas. En 1981, ganaron el 20% del mercado de autos compactos. En 1983, Chrysler canceló sus préstamos del gobierno con intereses y siete años de anticipación.

Al año siguiente, presentó el minivan y creó un mercado nuevo.

Lido Anthony Iacocca nació en 1924 en Allentown, Pensilvania. Su padre, Nicola, se hizo rico en el mercado inmobiliario, pero perdió casi todo durante la depresión.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Associated Press. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario