Mirada desencantada | Elecciones internas de Morena y el momento histórico. Autora: Ivonne Acuña Murillo

Foto: Cuartoscuro.

Por: Ivonne Acuña Murillo

Gran expectativa han causado las elecciones internas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), llevadas a cabo el sábado 30 y el domingo 31 de julio, con el propósito de elegir de entre 12 mil 800 candidatos a 3 mil coordinadores estatales, quienes a su vez se reunirán el 13 de agosto próximo para elegir a quienes formarán parte de los comités ejecutivos estatales del partido. Para algunos, se trata del escenario previo a la elección presidencial de 2024, para otros, representan la ocasión de una o varias rupturas al interior del partido en el gobierno. Lo cierto es que a los hechos y la evidencia se suman los deseos profundos de quienes buscan ver cumplido su sueño de que Morena no gane en 2024 la presidencia y vea así interrumpida su meteórica carrera.

Dada la debilidad de la oposición política los enemigos del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y la Cuarta Transformación (4T) están esperando y apostando porque Morena se destruya desde dentro a partir de sus propias contradicciones, un proceso de institucionalización aun no completado, choques entre facciones y luchas intestinas por lograr y mantener cotos de poder y qué mejor ocasión para que todo esto se conjugue que una elección interna.

Lo anterior no es una idea descabellada, pues en más de una ocasión el joven partido se ha visto convulsionado en procesos que conllevan la renovación de puestos de poder a su interior como ocurrió en 2019 durante la renovación de sus dirigencia nacional y locales, cuando incluso se llegó al exceso de afirmar que se encontraba “al borde de su extinción” dado que se había desatado una cruenta batalla (“Caos y violencia: la renovación de la dirigencia de Morena se convirtió en un polvorín”, Infobae, 29 de octubre de 2019). Este proceso fue anulado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ante la falta de un padrón confiable, marginación de militantes y violencia en por lo menos 10 asambleas (Carina García, “Morena va a relevo de dirigencias, tras siete años de rezago democrático interno”, Expansión Política, 30 de julio de 2022).

A pesar de que actualmente tampoco cuenta con un listado de militantes confiable el TEPJF autorizó a Morena para realizar afiliaciones exprés, este sábado y domingo, siempre y cuando se acreditaran requisitos mínimos de militancia y se expidieran constancias de inscripción a quienes votarían en un segundo momento.

Las elecciones internas se llevaron a cabo como estaba planeado y como se esperaba las denuncias de malas prácticas no se hicieron esperar. Estas se achacan a una suerte de pragmatismo del actual dirigente nacional del partido, Mario Delgado Carrillo. A decir de David Marcial Pérez, de El País, el triunfo de Delgado en 2020, con un 58.6% de los votos supuso la victoria del sector más pragmático y liberal del partido y la derrota de Muñoz Ledo, con el 41.1%, llevo a relegar al ala más ortodoxa, la de los “los guardianes de la esencia del proyecto político iniciado hace tan solo nueve años a imagen y semejanza de Andrés Manuel López Obrador” (David Marcial Pérez, “La victoria de Mario Delgado consolida el poder del sector más pragmático de Morena”, El País, 23 de octubre de 2020).

Aquí se sostiene que el supuesto pragmatismo de Mario Delgado no alcanza para explicar las complejas lógicas estatales sobre las que el dirigente nacional de Morena no puede tener absoluto control y bajo las cuales ha debido negociar para la designación de candidaturas. Se pone en duda también que Muñoz Ledo sea el “guardián” de un proyecto político en el que no cree y se ha encargado de denostar y mucho menos que sea capaz de hacer a un lado sus intereses y ego personal para defender tal proyecto.
Sin embargo, no se pueden cerrar los ojos a la cobertura que diversos medios han hecho de las más recientes elecciones internas de Morena ni a los señalamientos con los que buscan mostrar a este instituto político como repetidor de la forma pasada de hacer política.

En este contexto destaca el hecho de que conocidos militantes de Morena acusen haber sido “rasurados” del listado de aspirantes a congresistas nacionales, como en el caso de René Bejarano (exsecretario particular de AMLO y recordado por el caso de los video escándalos), de Alejandro Rojas Díaz Durán (excandidato a ocupar la dirigencia nacional de Morena en 2019 y considerado como cercano al senador Ricardo Monreal) y el académico y analista Gibrán Ramírez (crítico de Mario Delgado). Como respuesta a estas impugnaciones desde el partido se dijo que se les había “caído el sistema” los días 23 y 24 de julio por lo que no había sido posible consultar de manera íntegra dichos listados (Carina García, “Proceso interno de Morena arranca con impugnaciones por ‘rasurada’ de militantes”, Expansión Política, 26 de julio de 2022).

Llama la atención también que en los diversos medios se ponga el ojo en las denuncias de malas prácticas, lo cual actúa en detrimento de la imagen de Morena. Entre ellos El Universal, Latinus, El Sol de México, Publimetro, El Financiero, Excélsior, Reforma, El Economista, Heraldo de México, Infobae, Razón, Proceso, WRadio, Radio Fórmula, Ríodoce, Reporte Índigo, ABCNoticias, Aristegui Noticias, La-lista.com, etcétera.

Por mencionar solo un ejemplo, en El Financiero, se ofrecieron testimonios en torno a que durante las votaciones, en estados como Durango, Guanajuato, Morelos y Querétaro, fue posible observar el traslado de cientos de personas en autos particulares, camiones, transporte escolar, taxis verdes, taxis por aplicación, la entrega de despensas, tortas, jugos, así como el ofrecimiento de dinero, hasta $ 1,500.00 pesos a quienes llevaran votantes. (Corresponsales, “Elecciones en Morena: acusan acarreos y compras de votos en los estados”, El financiero, 31 julio 2022).

Así como en los estados mencionados en El Financiero las denuncias de acarreo, compra de votos, violencia y demás prácticas que se creían superadas se repitieron en entidades como: la Ciudad de México, Estado de México, Oaxaca, San Luis Potosí, Veracruz, Zacatecas.

Al igual que los medios tradicionales, las redes sociales no se quedaron al margen de estos hechos. En el video blog “Hablemos al Chile México” se transmitió en vivo una pelea entre simpatizantes de la cuarta Transformación (4T) en una casilla en Durango durante la elección de congresistas partidistas. El motivo de la riña fue que se les impidió votar “por pertenecer a una corriente política ajena a la de la excandidata a la gubernatura de Durango, Marina Vitela”, según informó El Siglo de Torreón.

Y no pararon ahí las cosas, por si no fuera suficiente con lo que desde fuera de Morena se reportó, en otra red social, Twitter, se dio un choque entre dos simpatizantes de la Cuarta Transformación (4T), John Ackerman e Epigmenio Ibarra, este último cuestionó la fidelidad del primero a López Obrador. La discusión subió de tono cuando Ackerman acusó a Delgado Carrillo de ser un “hipócrita” y ser el culpable de los actos fraudulentos que tuvieron lugar durante el proceso electoral de este fin de semana. De la misma forma, hizo un llamado a “abrirse a la autocrítica a favor de una unidad en la pluralidad para derrotar a los neofascistas”. Al mismo tiempo, Ibarra acuso a Ackerman de estar cada vez más alejado del presidente Andrés Manuel López Obrador y de estar relacionado con Ricardo Monreal y el diario Reforma (Índigo Staff, “’Te invito a serenarse’; Epigmenio Ibarra y John Ackerman se enfrentan en redes”, Reporte Índigo, 31 de julio de 2022).

El mismo Ackerman denunció compra de votos en las casillas instaladas en la Ciudad de México (La Redacción, “John Ackerman choca con Epigmenio Ibarra por elecciones de Morena: ‘Te invito a serenarse’”, Proceso, 31 de julio de 2022). No conforme con estas acusaciones Ackerman dio nombres, afirmó que en el Distrito 23 de Coyoacán Carlos Castillo, alto funcionario del Bienestar, y Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena, participaron en el acarreo y presión a los votantes. Para afianzar su postura en contra de lo que él reconoce como irregularidades abrió un micrositio para recabar dichas denuncias (https://morenademocracia.mx/denuncias/).

En un medio más, esta vez español, se mencionaron hechos violentos relacionados con la elección interna de 3 mil coordinadores estatales:

El proceso que ha arrancado este fin de semana definirá el equilibro de fuerzas de cara a sucesión presidencial una batalla que ya ha saltado de los pasillos del partido al foco público y marca cada vez más el paso a la actualidad política mexicana. El control de la mayor cantidad de resortes posibles dentro del aparato es uno de los objetivos de los aspirantes a la carrera presidencial, que ya llevan meses marcando posiciones y sacando los codos. (David Marcial Pérez, “Urnas incendiadas, disturbios y detenciones: los comicios de Morena evidencian la división interna”, El País, 30 de julio de 2022)

Otro tipo de denuncias se recogieron en sitios digitales como el de Carmen Aristegui, que reportó que en lugares como Matías Romero, Oaxaca, la elección interna de Morena fue suspendida por los intentos de coacción del voto por parte de Oliver López García y su hermana Gabriela (Redacción, “Suspenden elecciones internas de Morena en Matías Romero, Oaxaca”, Aristegui Noticias, 30 julio de 2022).

Como respuesta, en un reportaje publicado en el sitio de Aristegui Noticias, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, afirmó que solamente se puede hablar de 11 incidentes suscitados por personas ajenas al partido, ocurridos durante la jornada del sábado, en la que a decir de él mismo, entre 1.5 y 2 millones de personas acudieron a 345 centros de votación para elegir a los congresistas partidistas. Agregó que se investigarán todas las denuncias y que incluso se invalidarán las votaciones en los casos en que se presenten pruebas suficientes. (Redacción, “’Solamente’ 11 incidentes por ‘personas ajenas’ a Morena, dice Mario Delgado”, Aristegui Noticias, 31 de julio de 2022).

Como remate, Mario Delgado, calificó de “jornada histórica” a las elecciones internas de Morena, al tiempo que celebró la gran participación del pueblo de México en la reorganización interna del partido (Roberto Garduño, “Mario Delgado celebra “jornada histórica” en elecciones internas de Morena”, La Jornada, 31 de julio de 2022).

Para no variar, no faltó quien, desde la oposición, aprovechara la ocasión para usar las denuncias como una muestra de lo que se espera para 2024. Es el caso de Marko Cortés, presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN) quien aprovechó también para afirmar que Morena “es un partido político de cacicazgos locales y regionales cuyo único objetivo es mantener el poder para encubrir fechorías” y que “los hechos ocurridos en las elecciones de consejeros morenistas revelan de manera clara por qué el partido oficial pretende desaparecer al INE” (“Una muestra de lo que pretenden hacer en 2024”, Infobae, 31 de julio de 2022).

Por supuesto, la pregunta obligada es ¿qué de verdad hay en las denuncias recogidas por los diversos medios?

Mirada desencantada

Es un hecho que Morena representa, ante la ciudadanía, el proyecto alternativo de Nación que el actual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha defendido en las últimas dos décadas y que ha buscado hacer realidad en su paso por la primera magistratura. Es un hecho también que Morena, al igual que el primer mandatario, prometió hacer política de una manera diferente a la de sus predecesores. Y es un hecho asimismo que Morena está obligado, como partido político, a vigilar, cuidar y operar para que la 4T siga su curso los próximos sexenios, por lo que no se puede dar el lujo de derrochar la legitimidad democrática con la que llegó al poder. No hay vuelta de hoja, debe estar a la altura del momento histórico y convertirse en el partido que las mayorías necesitan.

<em>Ivonne Acuña Murillo.</em><br>
Ivonne Acuña Murillo.

Socióloga feminista, académica de la Universidad Iberoamericana. Analista política experta en sistema político mexicano y género. Autora de más de 250 artículos periodísticos y 25 académicos publicados en periódicos y revistas de circulación nacional. Ha contribuido al análisis del presente y el futuro de un país que se desgarra en múltiples medios escritos, radiofónicos y televisivos, tanto nacionales como internacionales.

Comenta

Deja un comentario