Líder empresarial de EEUU destaca “visión a largo plazo” en lazos entre Washington y Beijing

WASHINGTON, 14 oct (Xinhua) — A pesar de las continuas tensiones comerciales entre Washington y Beijing, las empresas estadounidenses no desean abandonar China y quieren crecer en el país asiático, dijo el presidente del Consejo Comercial de Estados Unidos y China, Craig Allen, destacando la “visión a largo plazo” en las relaciones bilaterales.
“Cuando se habla de los dos países más grandes del mundo, una visión transaccional es, en mi opinión, inapropiada e inútil”, dijo Allen a Xinhua en una entrevista reciente en la sede del Consejo Comercial de EEUU y China (USCBC, siglas en inglés).
“Necesitamos ver esto más como socios de emprendimientos conjuntos”, detalló.
La gran mayoría de las empresas estadounidenses informan que sus operaciones en China son rentables, y siguen comprometidas con el mercado chino a pesar de las actuales tensiones comerciales y el empeoramiento del entorno empresarial, según una encuesta reciente realizada por el grupo sin fines de lucro, que cuenta con cerca de 220 empresas estadounidenses entre sus miembros.
“Nada ha cambiado fundamentalmente” desde que se realizó la encuesta en junio, dijo Allen a Xinhua.
“Queremos expandirnos en China. Queremos contribuir a China. Queremos una colaboración continua en ciencia y tecnología”, explicó el presidente del USCBC, y señaló que las compañías estadounidenses esperan que el país asiático continúe expandiendo el acceso al mercado.
En su nueva ronda de consultas económicas y comerciales de alto nivel en Washington la semana pasada, China y Estados Unidos lograron avances sustanciales en áreas como agricultura, protección de los derechos de propiedad intelectual, tasas de cambio, servicios financieros, expansión de la cooperación comercial, transferencias de tecnología y mecanismos de solución de controversias.
Allen apuntó que sigue siendo optimista de que Estados Unidos y China eventualmente lleguen a un acuerdo comercial. “Ambos países se dan cuenta de que esta (guerra comercial) tuvo un impacto negativo. Entonces, ese es un buen punto de partida para el acuerdo”, resaltó.
El presidente del USCBC señaló que los aranceles adicionales como resultado de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China están comenzando a sentirse a nivel de bienes de consumo en Norteamérica, ya que los precios de los artículos deportivos, entre otros, han aumentado recientemente. “Creo que el mundo político de Washington lo sabe muy bien y no lo tolerará”, anotó.
Allen también dijo que los dos países, como las dos economías más grandes del mundo, tienen “responsabilidades compartidas” con la economía global y las instituciones globales, y por lo tanto “debemos manejar esas (diferencias) de manera prudente”.
“Espero que avancemos, dándonos cuenta de que lo perfecto puede ser enemigo de lo conveniente”, sostuvo. “Exigir el (acuerdo) perfecto es una mala elección”.
Mirando hacia el futuro, Allen planteó: “Necesitamos un diálogo continuo entre expertos”, refiriéndose a especialistas en diversas áreas, tanto en el lado económico como en el regulatorio.
“Estas discusiones han sido principalmente a nivel político y creo que es útil que este sea un proceso de arriba hacia abajo, pero también se necesita el proceso de abajo hacia arriba”, opinó el líder empresarial.
“Nuestros expertos deberían hablar entre ellos todos los días”, ponderó Allen, quien se desempeñó como agregado comercial en la Embajada de EEUU en Beijing en la década de 1990 y luego como subsecretario adjunto para China en la Administración de Comercio Internacional del Departamento de Comercio de su país.
Al comentar sobre la retórica del “desacoplamiento”, Allen dijo que la cooperación tecnológica entre EEUU y China, ambos líderes en innovación global, ha producido “magníficos retornos” en los últimos 40 años. “Ambos tenemos mucho que perder si no lo hacemos correctamente”.
Allen señaló una “tendencia a exagerar la amenaza a la seguridad nacional”, y dijo que las personas deben ser “realistas, sobrias y muy cautelosas” sobre lo que es una amenaza a la seguridad nacional.
“Necesitamos paredes altas alrededor de un pequeño jardín y no necesitamos un cable de seguridad alrededor de toda la granja”, ilustró.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE XINHUA.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario