La oposición ambidiestra. Autora: Emma Rubio

¡Papá ya soy de izquierda! No puedo evitar la sonrisa al imaginar a Claudio X González definiéndose como de izquierda. Ahora resulta que el empresario que se ha distinguido de corrupto y de manifestar su enfado cada que sale un programa social ahora es de izquierda. Me encantaría tenerlo frente de mí y preguntarle ¿acaso sabes lo que implica autodefinirse de izquierda? O será como ese influencer de nombre Chumel que muy seguro de su sapiencia en una entrevista también se definió como de izquierda liberal y simplemente hizo un ridículo digno de muchos memes.

La oposición no sólo ha demostrado su incapacidad de pensar en la sociedad, ha dejado muy clara su obscena ignorancia.

Hoy después de unos días de la visita del presidente a Washington y de leer y observar las reacciones tanto a nivel nacional como internacional no puedo dejar de sentir que por primera vez en mi propia historia de vida; me toca ser testigo de que por fin un presidente es visto con respeto. “Nos devolvió la dignidad” leí en varios tuits y en verdad no sé si realmente esto fue lo que pasó; pero lo que sí me queda claro es el poder simbólico que esto puede tener. Pues aunque sea que un mexicano llegue a sentir esto por parte del presidente es algo trascendente. El alcance de esta sensación es impresionante y el que después de tantos años, México no se sienta el patio trasero de Estados Unidos es decirlo todo. Andrés Manuel es el presidente que se ha puesto en el mapa geopolítico a la altura de un Lázaro Cárdenas y esto puede pesarle a muchos incluso al propio hijo del tan recordado presidente. Pero es que hacía falta ver a un presidente con ese ímpetu y valor en sí mismo como en su momento lo tuvo el gran Cárdenas.

No cabe duda que vimos a un Andrés Manuel bien parado en su papel de presidente, con la sencillez y humildad que lo caracteriza y pues esto cala profundo a quienes se niegan a ver en él a un gran líder.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

A la pobre oposición moralmente derrotada no le ha quedado más que obsesionarse con detalles tan nimios como el saco cerrado, las manos entrelazadas para ver en estos detalles toda una narrativa de derrota que solo son alucinaciones de sus neoliberales mentes.

Es tan pobre el discurso que ya hubo quienes siendo oposición han reconocido el gran logro del presidente en este encuentro como lo hizo Ciro Gómez Leyva. Sin embargo, es de llamar la atención la falta de conciencia al respecto, pues tal parece que la oposición deseaba que Andrés Manuel regresara siendo un meme como en su momento lo fue Peña Nieto tras su encuentro con Trudeau y Obama como si el hecho de que le fuese mal al presidente no nos afectara a los ciudadanos. Es tal la ignorancia que no consideran que Andrés Manuel es quien marca el rumbo con sus decisiones, sus políticas y estrategias.

Para bien de todos los mexicanos, tenemos un presidente que es un gran estratega y que con su estilo sencillo e incluso simpaticón dejó en claro que México en efecto, es un país vecino, nunca más, el patio trasero ni el banco de recursos para estos dos países. Ni Cánada Ni EU podrán saquear más nuestro país pues todo será regulado y ya que somos tan amigos los migrantes tendrán que ser naturalizados. Ganar-ganar, si esto no les gusta a todos aquellos que dicen odiar al presidente es porque no tienen idea de lo que es ser de izquierda así que me alegra y mucho que alguien como Xicoténcatl ahora se diga de izquierda, aunque me parece que es más un lapsus de su enorme ignorancia que de propia convicción. Pero vaya que nos hizo reír este fin de semana. Por lo pronto, seguiremos celebrando tener un presidente como Andrés Manuel y seguiremos leyendo la desesperación de esa oposición que ya no le queda mas que fijarse en el color del traje, el número de botones abrochados y no se cuanta estupidez que de nada impacta en el país. Ya me da un poco de pena ajena el nivel de discurso que manejan, ojalá algún día de menos, decidan leer un libro para que sepan de qué va eso de lo que tanto se quejan.

Emma Laura Rubio Ballesteros
Emma Laura Rubio Ballesteros

Licenciada en filosofía, maestra en educación y especialista en Teoría Crítica y hermenéutica, certificada en educación socioemocional. Autora de diversos artículos en revistas académicas

Comenta

Deja un comentario