La oposición a AMLO y la 4T carece de oficio político. Autora: Ivonne Acuña Murillo

Alejandro Moreno Cárdenas, líder del PRI, Marko Cortés, líder del PAN, y Jesús Zambrano, líder del PRD, quienes integran la coalición electoral Va por México. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

Por: Ivonne Acuña Murillo

La fundación de Morena, en 2014, y el triunfo electoral del actual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en 2018, dejaron de manifiesto el fracaso de lo que desde entonces se conoce como “la oposición”, conservadora, fifí, moralmente derrotada o como quiera que se le adjetive, la cual no solo está conformada por partidos políticos. Le acompañan empresarios, medios, periodistas, escritores, intelectuales, académicos, payasos y demás grupos que no concuerdan con la Cuarta Transformación (4T) y el proyecto alternativo de Nación, pero, sobre todo, que “odian” a López Obrador. Este odio y su desesperación por recuperar su posición de poder y privilegios les han llevado a dejar al descubierto su falta de oficio político.

Pero, la falta de oficio no es lo que único que exhiben, en especial los institutos políticos que integran “Va por México”, la coalición política formada a instancias del empresario Claudio “X” González, a quienes los periodistas Álvaro Delgado y Alejandro Páez Varela llaman “El Patrón”, con el objetivo de recuperar el espacio perdido en la cuadrícula política del país. Dejan ver también la carencia de liderazgos carismáticos, reconocibles y legítimos, de cuadros, de grandes ideólogos, de gente pensante capaz de replantear el ideario, visión programática, estructura y estrategias de partido y, lo más importante, con la lucidez que permita construir un proyecto alternativo al proyecto alternativo de Nación.

Se extraña a los grandes fundadores y hacedores del Partido Revolucionario Institucional (PRI): a los Plutarco Elías Calles, a los Álvaro Obregón, a los Lázaro Cárdenas del Río; a los sabios ideólogos al estilo de Jesús Reyes Heroles (“Don” le decían); a los preclaros líderes nacionales del partido como los mismos Cárdenas del Río y Reyes Heroles y los Porfirio Muñoz Ledo: en resumen, a los que conocían no solo a su partido, sino al país que habían hecho a “su imagen y semejanza”. Brillan también por su ausencia en el Partido Acción Nacional (PAN) los Gómez Morín, los González Luna, los Elorduy, los Calderón Vega, los Luis H. Álvarez, los Manuel Clouthier (Maquío le llamaban) y todos aquellos comprometidos con los valores, principios programáticos e ideología con la que el partido nació.  

Vacíos, vacíos, vacíos que no han podido ser llenados. Profundas oquedades que buscan ser llenadas con prisa, sin cuidado, sin conocimiento, sin visión de Estado, sin oficio político. Carencias que ponen al descubierto la decadencia en la que han caído, tal vez de manera natural dada su edad, como resultado de la perdida de rumbo, por la ambición desmedida de aquellos grupos que se apoderaron de ambos partidos, caracterizados más por su apetito de poder que por un real amor a México o el compromiso con las grandes mayorías, cuyo perfil, domicilio, necesidades, penas, proyectos, sueños desconocen.

Es una idea popular aquella que reza que “nadie es imprescindible”, que cualquiera puede ser sustituido en el momento y circunstancia que sean. Sin embargo, PRI y PAN han demostrado que sin esas personas imprescindibles van a la deriva. Como nunca, se encuentran perdidos en el inmenso océano político, navegando sin instrumentos, sin saber observar el cielo y sin conocimiento de las corrientes marinas. Sin que la costa aparezca a la vista, sin faro que los guie, sin capitanes que lleven el barco a tierra. Tan angustiosa es la situación que se han dejado guiar por un extraño, por alguien que nunca ha sido marinero, menos capitán, por “un patrón” que jamás será un hombre de Estado dada su incapacidad de pensar en función de los intereses de la mayoría, ese que dice ir por México, ante la ceguera que le impone la soberbia de suponer que el país es suyo.

Podrá sonar muy cursi y literario, pero la cruda realidad que llena de contenido estas palabras salta a la vista. Vaya el ejemplo más reciente.

El 27 de mayo pasado, de visita en Guadalajara, Jalisco, la primera entidad gobernada por Movimiento Ciudadano (MC), Claudio X. González, en adelante señor “X” o “patrón”, trató de “convencer” a integrantes de este partido para que, a su vez, “convenzan” a los líderes del instituto político para unirse a la coalición PAN-PRI-PRD. ¿Por qué en Jalisco? Porque “donde más se puede presionar a Movimiento Ciudadano, que es en Jalisco, a que se sumen, a que pongan a México primero”, verbalizó el empresario.

“Presionar” dijo él, no negociar, no intercambiar, no persuadir (vía las emociones), no convencer (vía datos duros). “Así hablan los patrones”, dirían Delgado y Páez. Y sí que ha presionado. Desde octubre del año pasado, el señor “X” buscó a Clemente Castañeda Hoeflich, ex coordinador nacional de MC y actual coordinador de la bancada de este partido en el Senado de la República, para invitar al partido naranja a participar en la coalición de “Va por México”, sin obtener los resultados esperados. Y es que “los patrones” no aceptan un “no” como respuesta. Si la “invitación” había sido rechazada se debía seguir “presionando”. En sus propias palabras:

Yo veo todo lo seguido que puedo a Dante y a Clemente, y al gobernador (Enrique Alfaro), y a Álvarez Máynez, todos los demás liderazgos de MC y los presiono, me dicen ‘no, pero es que espérate, pero quién sabe que’ ayer lo debatí con Mirza Flores y lo debatí con Manuel Herrera, ambos, muy queridos amigos y muy buenos diputados, diputados muy buenos, fregones.

Este no fue el primer intento en contra de López Obrador y la 4T. Desde el inicio de su administración se buscó armar un movimiento ciudadano que lo “echara”, que lo “sacara” de la silla presidencial ignorando, “democráticamente”, a las y los poco más de 30 millones de votantes que se decidieron por esta opción. Las muy tempranas y poco nutridas marchas, a pie o en coche, para gritar “fuera López”, la iniciativa “Todos con el mismo”, el Frente Nacional Anti-AMLO (Frenaaa) -encabezado por otro señor, por el empresario de las tiendas voladoras, los cuadros de la Virgen de Guadalupe que se caen y las sillas que lo tiran, Gilberto Lozano-, y demás esfuerzos han fracasado y el 2024 se acerca a pasos agigantados. La urgencia es mucha, hay que correr como sea, con o sin zapatos, con o sin brújula, con o sin rutas claras, pero con un propósito único: evitar que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido de AMLO, gane de nuevo la presidencia, una, dos, tres veces más.

Pero, para que no se crea que el señor “X” solo piensa en sí mismo y en sus intereses, el 27 de mayo, día de la reunión con integrantes de MC, tuiteó:

Si en verdad queremos combatir la pobreza, la corrupción y la inseguridad, tenemos que echar a Morena de Palacio. En cada uno de esos temas hemos ido de mal en peor. ¿Cómo? UNIDAD opositora, candidatura única, gran propuesta y un gobierno de coalición. Se puede y se debe.

No puede dejar de preguntarse: ¿por qué no lo hicieron antes cuando fueron gobierno?

Volviendo al punto, la prisa es mucha. En el camino del ’24 se encontraba el 2022 y aún viene el 2023, por lo que, a decir del señor “X”: “Nosotros como ciudadanos hubiéramos deseado que ya en el 22 fueran juntos, ahora vienen dos en el 23 y luego la del 24, de alguna manera, vengo a reclutar la ayuda de todos ustedes para presionar a Movimiento Ciudadano.” Con esta frase no queda claro si lo que “el patrón” desea es “reclutar gente” para que convenza a MC o solo busca “reclutar ayuda”, pero sin la gente de MC.

Quede el siguiente párrafo como un ejemplo más del pobre discurso del empresario metido a político, dicho el mismo 27 de mayo: “Si no les conviene exactamente como a ellos les gustaría, en el momento que les gustaría, etc. se van a levantar de la mesa y no les va a pasar nada. Si en cambio, ellos saben que va a haber un costo ciudadano en votos porque se levanten de la mesa, entonces lo van a pensar dos o tres o cuatro veces antes de levantarse de la mesa”.

Por supuesto, no se hizo esperar la respuesta de MC. Su líder, el senador Dante Delgado dijo, el 7 de junio, que su partido no irá en coalición con PAN, PRI, PRD en 2024 pues la “definición de su organización política es ‘no ir’ con ningún otro partido”, posición que ya había sido planteada desde tiempo atrás, aun antes de los intentos coalicionistas de “X” González. Por su parte, la senadora Patricia Mercado acusó a “X” de reproducir el juego de la polarización y de amenazar a MC para obligarlo a unirse a la coalición formada por él. “Se equivoca @ClaudioXGG al amenazar a @MovCiudadanoMX con ‘pagar consecuencias’ si no hace coalición con el PRI, el PAN, y el PRD. Reproduce precisamente el juego de polarización que millones de personas no aceptamos. En México hay pluralidad política y diversidad”, tuiteó el 31 de mayo.

Pero no únicamente “el patrón” presiona y lanza amenazas, lo hace también el líder nacional del PAN Marko Cortés quien, siguiendo la línea marcada por el empresario, “se descose” dirían las abuelitas al afirmar que si MC no se une a su coalición “se convertirá el Judas de la oposición”. Si escuchó usted bien la referencia cristiana, Judas el que traicionó a Jesús antes de recibir 30 monedas como pago y colgarse. Ya antes, a mediados de mayo, había dicho de él Castañeda Hoeflich: “Ayer Marko Cortés nos daba pena, hoy lástima.”

No conforme con equiparar a MC con Judas, Cortés afirmó contundentemente:

El partido MC tiene la misma raíz, tienen el mismo estilo autoritario y casi el mismo logotipo solo con color distinto. Básicamente son lo mismo (Morena y MC). Por eso hoy queremos denunciar a Samuel García (gobernador de Nuevo León por MC) por la compra, coacción e intimidación que está ejecutando desde el gobierno para comprar voluntades con dinero público, para comprar diputados y alcaldes con dinero público […] El mensaje es que mientras este partido de MC no nos demuestre lo contrario con hechos, poniendo por delante el bien superior de la Nación, dejando de amedrentar, de perseguir a los opositores y sumándose claramente en la coalición ‘Va por México’, que sí tuvo triunfos en la pasada elección a pesar de todos los excesos y de todas las violaciones a la ley por el presidente, secretarios de Estado, uso de recursos públicos, nosotros si tenemos triunfos. Y si no nos demuestran con hechos el partido MC va a pasar a la historia como el Judas de la oposición, como el aliado estratégico de Morena, para dividir a la oposición intentando engañar diciendo que no los quieren cuando con sus decisiones demuestran el acuerdo que tienen con el presidente López Obrador.

Vale decir que este discurso no tiene desperdicio, demuestra de una vez por todas la calidad de la oposición política en México, sus carencias, vacíos y oquedades, su falta de oficio político. Sin prurito alguno, Marko prendió el ventilador y lanzó basura para todos lados, sin dejar pasar la ocasión para proclamar sus “triunfos electorales”. ¿Esta es su estrategia? La respuesta es ¡no! Evidentemente él no tiene una estrategia, se la compró al señor “X” y solo repitió la dosis recomendada.

¿Cómo pretende el líder nacional del PAN, líder nacional no un cuadro menor, que MC se alié a su coalición con acusaciones, insultos, descalificaciones, señalamientos? ¿Es acaso que el PAN cree tener el poder y la fuerza suficiente para intimidar a otro partido, por pequeño que este sea, para obligarlo a hacer su voluntad o la del señor “X”, por mejor decir? ¿Supone que esta es la mejor vía para lograrlo? De lado quedaron el timing (tiempo óptimo para actuar y hablar en política), el cálculo político, las estrategias, los operadores políticos, los intercambios (qué me das, qué te doy), las ideas en común, los proyectos, el bien superior de la Nación. Todo fue desechado.

Tal vez, solo tal vez, podría perdonarse al empresario metido a político, “al patrón” la falta de oficio político, pero a Cortés, un político se podría decir “profesional”, ¡no! Este resbalón sí que tendrá consecuencias, a diferencia de aquel mal paso a la derecha que dio al caer del templete en una reunión con panistas el 21 de mayo de 2021. ¿En dónde cree? Exacto, en Nuevo León, bastión de MC.

Volviendo a lo dicho por Cortés hace pocos días para “convencer” de unirse a MC, asalta la duda sobre si lo que quiso decir es que: MC va a besar a “Va por México”, la va a vender por 30 monedas y luego se va a colgar de un árbol. Será un espectáculo digno de verse.

Intriga también eso de que MC va a separar a la oposición. ¿Es acaso que la oposición está ya unida? De ser así ¿a qué tanto brinco para atraer a MC? O al revés, ¿para qué tanta pirotecnia si MC se ha aliado ya con Morena y López Obrador convirtiéndose en oposición de “Va por México”? ¿Por qué lanzarse en contra del gobernador de Nuevo León y no del de Jalisco o de ambos? ¿Será que el primero ya pactó con la 4T y el segundo no? ¿Por qué no arrancarse de una vez contra Mariana Rodríguez, esposa de Samuel, y criticar sus tenis fosfo-fosfo? Misterios que solo una mente sesuda, que no la de Marko, puede aclarar.

Por si algo faltara, las dirigencias de los partidos PAN, PRI, PRD declararon una “moratoria constitucional”. Orgullosos, con la frente en alto y el corazón bien puesto, los tres líderes de partido mostraron a las cámaras, el 9 de junio, los documentos en donde estamparon sus firmas y se comprometieron a “no analiza, discutir, votar ni aprobar” ninguna iniciativa enviada por el presidente López Obrador al Poder Legislativo.

Vaya que se quebraron la cabeza para llegar a tal decisión. Negar el fin último de la política, cerrando la puerta a todo tipo de análisis, negociación, acuerdo o decisión común, ante una ciudadanía que reclama acciones de Estado para resolver los graves problemas que el país enfrenta.

Se negarán a legislar en acuerdo con el gobierno actual, sin importar si algo de lo propuesto por el primer mandatario concuerda con su propia visión de país y si idea de cómo deben hacerse las cosas. Se negarán a revisar si las iniciativas enviadas al Poder Legislativo son útiles para atender las necesidades de la población a la que dicen servir. Se negarán a hacer el trabajo por el que cobran elevados salarios en detrimento de las arcas públicas. Se negarán a representar a quienes dicen representar. Y todo antes de todo.

La razón no puede ser otra que la falta de oficio político, entendido este como:

… una vocación de servicio inspirada en mejorar las circunstancias que te rodean […] el valor agregado del servicio público […] diferencia entre aquél actor consciente y preocupado de las consecuencias de sus acciones y aquél que simplemente actúa […] entrega adicional de cada individuo en sus metas diarias, de tal forma que todos pueden contar con tan loable oficio. (https://eloficiopolitico.wordpress.com/%C2%BFque-es-oficio-politico/)

Dicho lo anterior, se puede cerrar este artículo preguntando: ¿tienen vocación de servicio el señor “X” y los partidos políticos que integran su coalición “Va por México”? ¿cuál es su valor agregado? ¿sus líderes son actores conscientes y preocupados por las consecuencias de sus acciones? ¿realmente se entregan a la política con vocación? Y finalmente ¿hacen de la política un loable oficio?

<em>Ivonne Acuña Murillo.</em><br>
Ivonne Acuña Murillo.

Socióloga feminista, académica de la Universidad Iberoamericana. Analista política experta en sistema político mexicano y género. Autora de más de 250 artículos periodísticos y 25 académicos publicados en periódicos y revistas de circulación nacional. Ha contribuido al análisis del presente y el futuro de un país que se desgarra en múltiples medios escritos, radiofónicos y televisivos, tanto nacionales como internacionales.

Samuel García reprocha falta de apoyos por crisis de agua en NL: “No mandan una chingada despensa” (nota de Miguel Vázquez en Quinto Poder)

El gobernador lamentó que ninguna entidad del país se haya ofrecido a enviar apoyos a Nuevo León para enfrentar la crisis hídrica Miguel Vázquez en Quinto Poder El gobernador de Nuevo León, Samuel García, reprochó a los demás estados de la República la falta de apoyo ante la crisis de agua que se vive en la entidad, ya que, afirmó, no mandan […]

Comenta

Deja un comentario