La interferencia de la industria retrasó en México la regulación de la publicidad dirigida a la infancia (nota de Kennia Velazquez en POPLab)

Ilustración: POPLab.

Kennia Velazquez | POPLab.

El 1 de abril entra en vigor la eliminación de personajes de los empaques, pero las empresas buscan los vacíos legales para eludir la medida.

La publicidad de alimentos procesados dirigida a niños, niñas y adolescentes no debe tomarse a la ligera, pues tiene que ver con el derecho y el futuro de las infancias.

El uso de personajes se encuentra principalmente en productos no nutritivos y la difusión que se hace de ellos tiene un impacto significativo en las preferencias, consumo y elecciones de las personas menores de edad, señalaron investigadores.

Los intentos por regular la publicidad en México se han dado desde hace varios años, sin embargo la interferencia de la industria en las políticas de salud pública para impedirlo ha dado resultados. Hasta ahora.

A partir del 1 de abril de 2021 se exige a las marcas retirar de los empaques de productos con algún sello de advertencia o con la leyenda de edulcorantes a todos los personajes, deportistas, celebridades, dibujos animados y otros elementos que resulten atractivos a niños y niñas, tal cual se establece en la NOM 051, que regula el nuevo etiquetado en alimentos.

El hecho que de que la Norma Oficial Mexicana haya puesto especial atención a los empaques, más allá de los sellos, se debe a que “la evidencia científica nos demuestra que el marketing tiene impactos muy importantes en la preferencia de niñas y niños sobre su alimentación, actitudes y finalmente en su salud física y mental”, dijo la doctora Ema Boyland de la Universidad de Liverpool.

Anuncio

Durante el foro La restricción del uso de personajes en el empaque en México: La importancia de esta medida para proteger la niñez, Boyland explicó que niñas y niños son objetivos de gran importancia para la publicidad y el marketing, pues influyen en el consumo de sus familias y lo que consumirán en el futuro. “Los estudios han mostrado que utilizar personajes tiene impactos en las preferencias de niños: sobre comida, elecciones de alimentos e incluso porciones”, dijo la académica.

Los datos de Chile muestran resultados positivos a la regulación de publicidad.

Los detractores a esta medida en México señalan que la medida no es eficaz y sólo representa un gasto para la industria, sin embargo, Fernanda Mediano, explica que en el caso chileno: “las evaluaciones disponibles muestran una reducción significativa del uso de estrategias dirigidas a niños en la publicidad televisiva y en los empaques de alimentos no saludables, que la población comprende el etiquetado, y hay bajas significativas en las compras de algunas categorías de alimentos y refrescos.”

Mediano explicó que después de la implementación de la ley, los preescolares fueron 44 por ciento menos expuestos a anuncios en televisión para productos con sellos, en el caso de los adolescentes fue del 58 por ciento.

El primer país en implementar el etiquetado de advertencia fue Chile, Mediano explica que la medida mostró que “es posible restringir el uso de personajes sin vulnerar la propiedad intelectual” y también se han visto efectos positivos como la reformulación y disminución del consumo de chatarra, pero además “los empleos y salarios en las corporaciones no se han visto afectados por la implementación de esta regulación”, contrario a lo que las empresas han argumentado.

Con el confinamiento por la pandemia de COVID-19 los infantes pasan más tiempo frente a pantalla y las empresas han sabido aprovechar esa circunstancia, alertó el doctor Simón Barquera. Por ello ahora las empresas recurren a los influencers en YouTube e Instagram que “incitan el consumo de productos no saludables y los niños consumen más calorías cuando están expuestos”, dijo Boyland.

Hay muchas prácticas relacionadas con el mercadeo, explica Barquera, “y aunque algunos actores minimicen su papel, tenemos un ambiente alimentario muy contaminado por la publicidad dirigida. México tiene casi 40 años trabajando por regular los ambientes alimentarios para la prevención y combate a la obesidad, sin embargo la industria ha interferido”. Algunos intentos fueron el código PABI y los Lineamientos sobre publicidad de la estrategia de sobre peso y obesidad que fueron diseñados junto con la industria, por ello no hubo resultados importantes.

Las personas menores de edad pasan más tiempo frente a pantalla y la industria recurre a influencers para promover sus productos.

Barquera dijo que este tipo de publicidad debe considerarse engañosa, al ser una población que no cuenta con la madurez neurológica para realizar elecciones libres de las herramientas de mercadotecnia. El investigador del Instituto Nacional de Salud Pública explicó que la industria en general trata de cumplir con la regulación “pero busca huecos legales para brincarse los esfuerzos”.

Un ejemplo de eso es Bimbo, que si bien eliminó a su famoso osito de los empaques, lo colocó directamente en el producto, con un empaque transparente, aún cuando dijo públicamente que cummpliría con la norma. Barquera explica que Cofepris tiene la facultad de actuar y señalar la irregularidad, “se van a ir ajustando tanto la norma de etiquetado como el reglamento de publicidad”, según se vaya necesitando.

En México, el 82 por ciento de las bebidas dirigidas a infantes usan personajes, con los cambios se calcula que el 99 por ciento de las bebidas azucaradas dejen de usarlos en sus empaques. Aunque los empresarios han tratado de minimizar el alcance de los cambios en los empaques, la Asociación Mexicana de Etiquetado, Etiquetado Nutrimental, Capacitación y Emprendimiento informó que “las marcas se han visto fuertemente afectadas, ya que sus productos ya no están teniendo el mismo impacto en el consumidor si compara con el que tenían hasta antes de que se promulgara la reforma a la NOM-051”.

El director general de Chedraui, Arturo Vasconcelos, declaró a la prensa que son evidentes los efectos de la reforma, porque “ahora los consumidores voltean a ver otros productos en materia de alimentos”. Grupo Kantar reportó que sólo el 31 por ciento de la gente consideró seguir comprando productos con sellos. Mientras que la compra de productos orgánicos creció 53 por ciento, seguido de los productos bajos en azúcar, sodio y grasas, que aumentaron 30 por ciento informó la consultora Nielsen Connect México.

El equipo de beisbol, Bravos de León invitó como mascota a Chester ahora que fue eliminado de los empaques.

Los efectos recién comienzan a percibirse.

Se tiene que actuar, porque “el tema de la publicidad tiene que ver con el derecho y el futuro de nuestros niños, no se debe dejar de monitorear el ambiente alimentario para identificar estas nuevas estrategias. Debe haber rendición de cuentas por parte de estas compañías, debemos ser capaces de mostrar al público estas actividades que hacen para atrapar a sus hijos con productos que les hacen daño”, dijo Barquera.

Mediano celebró “la restricción del marketing dirigido a niños en el empaque de alimentos no saludables en México es una gran noticia para avanzar hacia la protección de la salud de niños y niñas. Dado que las compañías promueven los alimentos combinando estrategias en el empaque con publicidad en diversos medios de comunicación, esperamos que México siga avanzando en la regulación de la publicidad de alimentos en otros medios como televisión e internet, y en restricciones a la venta de alimentos no saludables en escuelas.”

“Los Estados tienen la obligación de proteger a los niños de la exposición a la comercialización de alimentos no saludables, como medida para defender el derecho a una infancia con el más alto nivel de salud posible”, concluyó la doctora Boyland.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de POPLab. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://poplab.mx/article/LainterferenciadelaindustriaretrasoenMexicolaregulaciondelapublicidaddirigidaalainfancia

Diputado de MORENA busca prohibir totalmente publicidad de alimentos ultraprocesados (nota de Rafael Ramírez en OEM-Informex)

Comenta

Deja un comentario