Justicia para Goyo; ministeriales lo detuvieron sin una orden, luego “se suicidó” (nota de Natalia Mora Cruz en e-consulta)

Foto: e-consulta

Por Natalia Mora Cruz | Martes, Septiembre 20, 2022 |

Gregorio Ventura trabajaba como chofer de tráiler transportando gasolina, siete horas después de su detención, autoridades lo entregaron muerto y argumentaron que él se mató

Gregorio tenía 35 años de edad, era padre de familia de cuatro menores y chofer de tráiler, murió el 14 de septiembre de un balazo en la cabeza, bajo custodia de ministeriales en Puebla luego de que fuera detenido por presunto homicidio, un caso de extrañas circunstancias y es que mientras las autoridades aseguran que se trató de un suicidio, los familiares acusan asesinato.

El cuñado del difunto, Benjamín, explicó en entrevista a e-consulta que, al momento de la detención de Gregorio el pasado 14 de septiembre, los cuatro ministeriales que se llevaron no presentaron una orden y tampoco poseían placas.

Aunque en un principio se dijo que Gregorio había sido detenido por un presunto homicidio culposo, Benjamín afirma que las autoridades no dieron explicaciones al momento de su detención.

“No dieron algún motivo (los ministeriales), simple y sencillamente lo levantaron y no sabemos cuál es el motivo, no hay una orden como tal para que nosotros podamos afirmar algo así, nosotros tenemos la idea de que en un momento pudo ser un levantón, porque inclusive la unidad que llevaban sin placas, ellos no se identificaron”, narró el entrevistado.

Gregorio Ventura trabajaba como chofer de tráiler transportando gasolina. En su sepelio realizado el pasado 17 de septiembre, se puede apreciar que su féretro fue transportado en tráileres de la empresa en la que trabajaba, llamada Grupo Policon.

Esta empresa, originaria de Libres, Puebla tiene cinco vertientes, dedicada a la gasolinería, el sector automotriz, venta, así como renta de maquinaria para construcción, venta de camiones y construcción de obra civil.

La detención de Gregorio

Gregorio fue “levantado” el 14 de septiembre en la colonia Santa Lucía, era su día de descanso y fue detenido a las 12:30.

De ahí fue transportado a la 25 oriente en la colonia Bella Vista, luego a la fiscalía a las cuatro de la tarde, donde presuntamente sacó un arma para suicidarse.

Sin embargo, Benjamín señaló que aunque se les informó que estaba en fiscalía, esto fue falso, por lo que también busca esclarecer esta situación.

Más tarde sus familiares fueron avisados que Gregorio estaba herido y se encontraba en el Hospital del Sur en Agua Santa, les informaron que estaba lesionado por una herida de bala pero que sólo “tenía un rozón entre la cabeza o por la oreja, pero que estaba bien”, por lo que no se preocuparon tanto.

Sin embargo, al llegar a las 8:30 al nosocomio, les notificaron que había muerto a las 7:15 de la noche, por lo que prácticamente siente horas después de su detención, les entregaron a Gregorio sin vida.

Benjamín, el cuñado de Gregorio sólo pide que se esclarezca esta situación, pues no entiende cómo se pudo activar un arma dentro de la Fiscalía.

“Era una persona de bien, no era una persona de armas, siempre ha estado trabajando, de su trabajo a su casa, de su casa al trabajo, no podría decir algo malo de él porque fue una persona muy buena en vida”, finalizó el cuñado de Gregorio.

Familiares de Gregorio protestan en Casa Aguayo

Fue la mañana de este martes que alrededor de treinta personas se manifestaron con pancartas con la leyenda Justicia para Goyo a las afueras de la Casa Aguayo por la muerte del chofer de tráiler Gregorio Ventura Corona.

Mientras tanto, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta giró instrucciones para atender el caso.

Los familiares también se dirigieron a la Fiscalía del Estado para reclamar esta situación de presunta negligencia; las autoridades respondieron que ya investigan. Por su parte de los familiares de Gregorio planean denunciar de manera formal los hechos.


ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE e-consulta.  Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario