Jeff Bezos, fundador de Amazon, consigue llegar al espacio con Blue Origin (nota de OEM-Informex)

Fotos: Blue Origin.

El despegue se realizó con algunos minutos de retraso, pero con gran éxito, ya que la cápsula logró cruzar la línea que marca el límite internacionalmente reconocido del espacio.

OEM-Informex.

Aunque no se convirtió en el primer millonario en realizar un viaje espacial, Jeff Bezos, de 52 años, cumplió este martes, su sueño de conocer el espacio a bordo de una nave de Blue Origin.

“Un grupo muy feliz de personas en esta cápsula”, dijo Bezos al realizar con éxito su primer viaje al espacio.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Con unos minutos de retraso, el fundador de Amazon, junto con otros tres pasajeros- entre los que destaca su hermano menor- abandonó la Tierra a las 8:12 horas (del Centro de México).

La cápsula logró cruzar la línea de Karman, que marca el límite internacionalmente reconocido del espacio.

Por al menos cuatro minutos, la tripulación pudo experimentar ingravidez mientras admiraban la curva de la Tierra y el negro del resto del universo desde las grandes ventanas de la cabina.

La cápsula que transportaba a los pasajeros espaciales aterrizó en el desierto del oeste de Texas.

Para descender, el compartimiento flotó sobre tres paracaídas gigantes antes de disparar un retropropulsor, lanzando una nube de arena mientras aterrizaba suavemente a una o dos millas (kilómetros) por hora.

Richard Branson se adelanta

El multimillonario británico Richard Branson fue el primero en cruzar la línea de la meta de la carrera por realizar un viaje al espacio y así propulsar la incipiente industria del turismo espacial.

Desde una base de Nuevo México, en el suroeste de Estados Unidos, a bordo de la aeronave VSS Unity, de su compañía Virgin Galactic, el británico cumplió su objetivo el 11 de julio.

Branson describió la experiencia como “única en la vida”.

Un gran cohete para Bezos

Blue Origin cuenta con este cohete reutilizable de despegue vertical y compuesto por un lanzador de casi 16 metros de alto y una cápsula semioval en la punta. Logra una aceleración superior a Mach 3; o sea, tres veces más que la velocidad del sonido.

A los 75 km de altura, la cápsula se despega y sigue subiendo hasta alcanzar más de 100 km, o sea la llamada línea de Karman que por convención internacional marca el inicio del espacio. Ahí es donde los pasajeros podrán soltarse.

La cápsula iniciará después el regreso a Tierra en caída libre. Se irá frenando por paracaídas y luego por retrocohetes. De su lado, el lanzador volverá a posarse automáticamente no muy lejos de su sitio de despegue.

Dicho cohete ha sido sometido a 15 ensayos pero nunca con pasajeros a bordo, de hecho los lanzamientos se realizaron al oeste de Texas, cerca de la pequeña ciudad de Van Horn y a diferencia de SpaceX, empresa de Elon Musk, Blue Origin lleva en total seis años de pruebas.

Hasta el momento ni Bezos ni su empresa han publicado cuánto cobrarán por los viajes espaciales, sin embargo, se sabe que el ganador de uno de los asientos para esta travesía pagó 28 millones de dólares.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario