Industria alimentaria va contra “ocurrencias” de prohibir comida chatarra (nota de Gabriel Xantomila en OEM-Informex)

FOTO: Daniel Galeana/OEM-Informex

Asegura que la obesidad no se resuelve prohibiendo los refrescos, por lo que irá a la Corte de ser necesario

Gabriel Xantomila/OEM-Informex

La industria de alimentos desplegará toda una estrategia de cabilderos y consultores en las distintas legislaturas locales y federal para revertir la prohibición de bebidas y comida alta en azúcares, y el incremento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), dijo el vicepresidente nacional de enlace legislativo de Canacintra, Raúl Riquelme Cacho.

“Lo haremos como industria organizada: Concamín, Canacintra, CCE, Antad, Concanaco y Canaco”, comentó en entrevista con Organización Editorial Mexicana.

La semana pasada, el Congreso de Oaxaca aprobó una reforma para prohibir la venta de comida chatarra a menores de edad. En Tabasco, Tamaulipas y Estado de México ya analizan hacer lo mismo, mientras que a nivel federal Morena presentó una iniciativa para elevar el IEPS a estos productos.

“Las prohibiciones históricamente no sirven, no resuelven, no son soluciones viables”, añadió Riquelme Cacho, quien adelantó que de ser necesario recurrirán a la Suprema Corte para revertir la reforma, ya que temen empiece un efecto dominó.

“Como industria consolidada y ordenada vamos a hacer planteamientos formales a los legisladores en los congresos locales, lo haremos como industria organizada. Vamos a trabajar con todas las capacidades que tengamos a la mano porque las ocurrencias de algunos las multiplican por las borregadas de muchos otros”.

El representante de Canacintra justificó su postura de acudir a la Corte porque los ciudadanos pueden acudir a ella si consideran que una ley excede el poder regulatorio del Poder Judicial, siendo este uno de esos casos.

“Hoy hay resoluciones de la Corte que determinan qué procede y qué no procede limitar en la legislación, inclusive en el etiquetado, pero la industria ha estado abierta porque es la que genera alimentos, productos con diferentes características que cubren las necesidades del consumidor”, aseguró.

Raúl Riquelme comentó que no todos tienen acceso al mejor nivel de alimentación, hay limitaciones y mientras haya más prohibiciones “¿a dónde vamos a llegar? La afectación al tendero de evitar esta venta como si fuera alcohol o cigarros. Son alimentos y forman parte de la dieta legal y formal que tiene el país”.

Canacintra no es la única que mostró su preocupación por estas reformas, en especial la del aumento de IEPS a las bebidas azucaradas. Voceros de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC), señalaron que no existe evidencia científica que confirme que el incremento de impuesto en bebidas saborizadas contribuye de forma integral a mejorar los índices de sobrepeso y obesidad, por el contrario, ese gravamen lo pagan los más pobres.

Pedro García Urigüen, cabildero y consultor en alimentos y bebidas, coincidió con Riquelme en la idea de que la prohibición no es la solución a la obesidad, e incluso advierte que podría generarse un mercado negro donde no exista ningún tipo de regulación.

“El Congreso de la Unión y las legislaturas locales creen que todo lo saben sin consultar a nadie. Aumentaron impuesto a los cigarros y se venden sueltos en cada esquina, en escuelas y estaciones del metro de dudosa calidad; prohibieron la venta de alcohol con la pandemia y murió mucha gente al comprar adulterado en el mercado negro”, dijo.

El argumento de los legisladores, locales y federales, es que la comida chatarra es el origen de la obesidad en nuestro país, padecimiento que origina al menos 40 mil muertes al año en nuestro país, crisis que se ha agudizado con la pandemia del Covid-19 de acuerdo con la Secretaría de Salud.

En este contexto, circuló un audio de una ruenión que sostuvo el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, con legisladores de Oaxaca, a quienes felicita y anticipa que esta cruzada es prioritaria para el Gobierno federal. 

“El presidente López Obrador está muy resuelto en apoyarnos todas estas iniciativas, tanto de políticas públicas, como de divulgación o promoción de la salud, que ayuden a garantizar que niños, niñas, adolescentes y adultos tengan un acceso suficiente a productos saludables, a una alimentació rica en proteínas y minerales, y elementos naturales y, en cambio que no sigan proliferando estos excesos de comercialización y oferta de productos no saludables que tanto daño le han hecho a nuestra niñez e infancia por 40 años”, dijo.

OEM-Informex
OEM-Informex

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

2 COMENTARIOS

  1. Y cuál es su justificación, juez no nos permiten envenenar al pueblo y sobretodo engañar a los niños, para seguir abonando a la obesidad infantil, tenemos el primer lugar ana nivellnivel mundial, no perderl o

  2. Que te parece Maria, otra justificación.. “Sr Juez, también en pueblos olvidados, en la cierre, con muchas carencias, no hay agua potable para que beban, al menos déjenos llevarles refrescos azucarados en lugar de agua potable, al cabo ellos ni siguiera tienen conocimiento del daño que hacen los refrescos, van a enfermar, si, pero contentos”.

Deja un comentario