Identifican restos de otro normalista de Ayotzinapa (nota de Francisco Félix)

El pasado 26 de mayo, padres, estudiantes y colectivos en defensa de los derechos humanos marcharon como cada 26 de mes por la desaparición de los 43 estudiantes desaparecidos en igual el 26 de septiembre del 2014. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro.

Francisco Félix | julioastillero.com

Los restos de Jhosivani Guerrero de la Cruz, uno de los 43 normalistas desaparecidos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, fueron identificados en el análisis de restos óseos llevado a cabo por expertos de la Universidad de Innsbruck, Austria, según lo dio a conocer Vidulfo Rosales, abogado de los familiares de los normalistas.

Lo anterior les fue informado a los familiares esta mañana en una reunión que tuvieron en Palacio Nacional con el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, aunque previamente se había comunicado la noticia en particular a los padres de Guerrero de la Cruz.

Rosales agregó que los restos fueron encontrados en la barranca de La Carnicería y recordó que aquellos que fueron encontrados en el Río San Juan nunca fueron susceptibles de verificación científica.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Con Jhosivani Guerrero, suman ya tres los normalistas cuyos restos han sido plenamente identificados. Los otros son: Christian Alfonso Rodríguez y Alexander Mora.

Este hallazgo contribuye a desmentir la versión de la “verdad histórica” creada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto, según la cual los 43 normalistas fueron capturados por células del crimen y posteriormente asesinados y calcinados en el basurero de Cocula, para que finalmente sus cenizas fueran arrojadas al Río San Juan.

Uno de los primeros compromisos asumidos por el Gobierno del Presidente López Obrador desde el inicio de su administración es dar con la verdad de lo ocurrido con los 43 normalistas de Ayotzinapa y castigar a los responsable.

Comenta

Deja un comentario