“Grupos silenciosos” tienen la última palabra en elecciones de EU (nota de Bertha Becerra en OEM-Informex)

Entre la polarización y la desinformación, estos grupos pueden decidir los comicios del 3 de noviembre

Bertha Becerra | OEM-Informex

En un mundo donde predominan la desinformación y las fake news, y donde el que tiene más voz en los medios determina los resultados electorales, los “grupos silenciosos” tienen la última palabra en los comicios presidenciales en Estados Unidos, afirma Guadalupe Correa-Cabrera, profesora asociada de la Schar School de Política y Gobierno, de la Universidad George Mason, en Arlington, Virginia.

La académica consideró que es uno de los procesos electorales más importantes en la vida de Estados Unidos, pero con una sociedad polarizada y gran fragmentación, que se agudizó en mayo pasado con el asesinato de un ciudadano afroamericano a manos de la policía.

“Surgió un movimiento nacional que envuelve a varias razas: Black Lives Matter. Nació en un momento crucial para la política de EU, pues moviliza una parte de la sociedad que está más vinculada al Partido Demócrata”, dijo Correa-Cabrera, al señalar que los afroamericanos, sobre todo en los últimos años, han votado por los demócratas.

“Tenemos movimientos sociales y una cultura ‘online’ que enfrenta a la sociedad: la extrema derecha y la extrema izquierda. Lo que pasó en Portland se extendió a diferentes ciudades estadounidenses”, afirmó la doctora, y este desencanto y movilizaciones “empiezan a generar una situación de afectación a varios grupos de Estados Unidos”.

Para Correa-Cabrera, estas voces de desencanto con el sistema podrían favorecer a los demócratas debido al miedo al supremacismo blanco que representa Donald Trump, “pero no es una prueba ganada todavía”.

“Los dos partidos van a tener problemas para poder gobernar un país tan dividido”, consideró la académica durante su participación en el Seminario virtual Internacional “Elecciones en Estados Unidos y las Fronteras con México”, organizado por El Colegio de la Frontera Norte (Colef) y el Colectivo de Análisis de la Seguridad en Democracia (Casede).

Ante ello, llamó a no perder de vista a la “mayoría silenciosa”, los grupos más conservadores que, ante los disturbios, se identifican con la proclama de “Ley y Orden” de Donald Trump.

Y esta mayoría silenciosa, “que medios y analistas ya mencionan, es importante porque las movilizaciones, lejos de afectar al partido en el poder, al presidente Donald Trump, quizás lo fortalezcan”, advirtió.

“Hay que ver los tuits de Trump. En los últimos meses, más de un par de veces a la semana habla de Ley y Orden”, y ha generado apoyo en redes.

Por eso, la académica indicó que se requieren estudios más sistemáticos sobre las mayorías silenciosas, que podrían inclinarse por “mejor malo por conocido que bueno por conocer”.

En un mundo donde predominan la desinformación y las fake news, y donde el que tiene más voz en los medios determina los resultados electorales, los “grupos silenciosos” tienen la última palabra en los comicios presidenciales en Estados Unidos, afirma Guadalupe Correa-Cabrera, profesora asociada de la Schar School de Política y Gobierno, de la Universidad George Mason, en Arlington, Virginia.

La académica consideró que es uno de los procesos electorales más importantes en la vida de Estados Unidos, pero con una sociedad polarizada y gran fragmentación, que se agudizó en mayo pasado con el asesinato de un ciudadano afroamericano a manos de la policía.

“Surgió un movimiento nacional que envuelve a varias razas: Black Lives Matter. Nació en un momento crucial para la política de EU, pues moviliza una parte de la sociedad que está más vinculada al Partido Demócrata”, dijo Correa-Cabrera, al señalar que los afroamericanos, sobre todo en los últimos años, han votado por los demócratas.

“Tenemos movimientos sociales y una cultura ‘online’ que enfrenta a la sociedad: la extrema derecha y la extrema izquierda. Lo que pasó en Portland se extendió a diferentes ciudades estadounidenses”, afirmó la doctora, y este desencanto y movilizaciones “empiezan a generar una situación de afectación a varios grupos de Estados Unidos”.

Para Correa-Cabrera, estas voces de desencanto con el sistema podrían favorecer a los demócratas debido al miedo al supremacismo blanco que representa Donald Trump, “pero no es una prueba ganada todavía”.

“Los dos partidos van a tener problemas para poder gobernar un país tan dividido”, consideró la académica durante su participación en el Seminario virtual Internacional “Elecciones en Estados Unidos y las Fronteras con México”, organizado por El Colegio de la Frontera Norte (Colef) y el Colectivo de Análisis de la Seguridad en Democracia (Casede).

Ante ello, llamó a no perder de vista a la “mayoría silenciosa”, los grupos más conservadores que, ante los disturbios, se identifican con la proclama de “Ley y Orden” de Donald Trump.

Y esta mayoría silenciosa, “que medios y analistas ya mencionan, es importante porque las movilizaciones, lejos de afectar al partido en el poder, al presidente Donald Trump, quizás lo fortalezcan”, advirtió.

“Hay que ver los tuits de Trump. En los últimos meses, más de un par de veces a la semana habla de Ley y Orden”, y ha generado apoyo en redes.

Por eso, la académica indicó que se requieren estudios más sistemáticos sobre las mayorías silenciosas, que podrían inclinarse por “mejor malo por conocido que bueno por conocer”.

OEM-Informex
OEM-Informex

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario